Final

Amanece hoy

de una forma veloz, vertiginosa:

un parto épico y azul

de este día que rueda con cascabeles,

con torrentes de luz y caracolas.

Nuestros templos nos han bendecido

con el beso infinito de las piedras.

Ardió el maderamen de la nave

cantaron las velas,

se alzaron todas las manos de los mares.

Ha partido el bajel, la nao, la cáscara de los sueños:

zarpamos hoy, aupemos las medusas,

bebamos la brea de los siglos,

hoy cortamos la luz con manos vigorosas

y armamos al día con jarcias y baupreses.

El muelle hierve vacío de adioses,

partimos con el bullicio solitario

de un navegante luminoso

¿Qué más da? ¿acaso importa?

El mundo es ancho y lejano como una pelota.

Hoy me bautiza la espuma

y con voces húmedas

me llama la sal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s