SUPERVIVIENTES (es la crisis, ¿entendéis?)

Ver o descargar texto pdf
Un musical en proceso (video 5 min.)
Video Estreno Scaena-12 Grados

ACTO I

INICIO

En el escenario hay dos espacios, uno es la Sala de trabajo de un sofisticado centro multidisciplinario de yoga, pilates y otras disciplinas de “wellness”. Es un espacio vacío quizás con colchonetas. Hay también un perchero, un armarito con toallas, y una mesita con cajones, con un aparato de música y DVD y un teléfono guardado.

El otro espacio es el Vestíbulo adyacente a la sala, donde el personal puede tomar un refrigerio, esperar o tratar las cuestiones administrativas de los cursos. Tiene algunas mesas y sillas. Y otro perchero. En el Vestíbulo hay un acceso practicable a unos servicios. Desde ambos espacios debe poder bajarse a la platea y salir de escena, así como pasar de uno a otro a través de una puerta: ambos espacios son independientes.

Al inicio varios paneles en boca ocultan el espacio.

Oscuro. Vanesa entra por un lateral, vestida de fiesta, con mucha prisa, tropezando y mirando la hora cruza la “corbata”, por delante de los paneles, de lado a lado.

VANESA

¡Joder! Me van a matar, me van a matar, me van a matar…

Por el otro extremo aparece Telma, vestida de limpiadora, con un cubo y una fregona. En cuanto ve a Vanesa corre hacia ella.

TELMA

¡Shh!¡Calla y escóndete, que viene la rusa!

VANESA

¿De qué vas?

TELMA

¡Hazme caso! ¡Ven! ¡Le he dicho que has llegado hace una hora y que estás limpiando arriba!

VANESA

Siempre me metes en unos líos…

TELMA

¿Yo a tí…? ¡Escóndete que viene…!

Se esconden enrollándose en un pliegue del telón, o donde puedan. Inmediatamente aparece Johana, la rusa, por donde apareció Telma. Viene pasando una mopa por el suelo de forma nada profesional, vestida de limpiadora, cruza la corbata y desaparece por el otro lado. Se asoman. Telma mira a Vanesa.

VANESA

Anda que… si en Rusia limpian así, no me extraña que el Putin sea un guarro… ¿Putin es el de Rusia, no?

TELMA

¡Ve a cambiarte! He fichado por tí, como te pille la rusa, y justo hoy… ¿no ves que no te aguanta?

VANESA

De la rusa ya te contaré, ¡si estaba ayer en la fiesta! Pero tía: ¡he conocido a un director de cine! Me va a hacer una prueba. ¡Qué fiestón! Eres tonta, tenías que haber venido.

TELMA

¿Estás borracha?

VANESA

¿Yo borracha? De verdad, prima, no sabes lo que te has perdido…

TELMA

Ni tú lo que vamos a perder. ¡Vamos, al vestuario!

VANESA

¿De qué hablas?

TELMA

Van a despedir a dos, me avisó ayer Luci, la del sindicato…

VANESA

Los del sindicato están como una cabra…

TELMA

…hoy viene la jefa, y además está aquí la de la tele, la Stefan esa…

VANESA

¿Soledad Stefan está aquí!?

TELMA

¡Claro, en dos minutos empieza su curso!

VANESA

¿Qué curso?

TELMA

El que te dije, además de la telebasura ahora da cursos de verdad a gente con mucha pasta.

VANESA

¡A esos los quiero ver yo! Este del cine también tenía pasta, si no de qué va a hacer cine, claro…

TELMA

¡Vete a cambiar! La jefa viene esta mañana, y estará histérica.

VANESA

¿Por qué?

TELMA

(Encogiéndose de hombros)

Porque la Stefan es famosa, y van a hablar en la tele del centro.

VANESA

¿Qué tele del centro? Eso no existe…

TELMA

Joder, Vanesa, que van a hablar, en la tele, del centro… de este centro, del centro de la jefa…

VANESA

La ceja tiene un fentr…?, perdón (risita), ¿la jefa tiene un centro…?

TELMA

Te voy a matar. ¿Pero cómo me vienes así hoy?!

VANESA

Nunca en mi vida he estado peor, ¡mejor, quiero decir…! (se rie) Un día es un día, y tú no te preocupes, prima, yo controlo.

TELMA

Joder. Si te pillan así estamos en la calle, y es el cuarto trabajo en tres meses! ¡Ven! (Intenta arrastrarla hacia la salida a los vestuarios)

VANESA

¡Déjame! No me he venido aquí para pasarme la vida limpiando, joder. Y me enrolla a mí la Stefan esa, quiero verla, viene de un pueblo, como yo, me parece una tía… de puta madre, con su yoga, sus bailes… famosa pero currante, ¿sabes lo que te digo?

TELMA

¡No! ¡Ve a cambiarte de una vez! ¿Quieres que nos despidan? (Arranca la música) ¡Espera! ¿Qué es eso…?

Las dos se quedan paralizadas escuchando. De repente comienza a alzarse el telon. Telma y Vanesa corren despavoridas a un lado y se esconden, a vista del público, en el Vestíbulo, detrás de un panel, mirando la escena.

En una transición rápida, con la música (30 sg o así), los actores abren los paneles y queda a la vista la Sala, con el cuerpo de baile de la primera canción formado: los vividores vestidos cada uno en su personaje, con ropa ajustada blanca para hacer yoga. Soledad y las actrices que encarnarán a Rebeca y a Alexandra, que ahora son sus ayudantes, en mallas negras o similar.

CANCIÓN INICIO

(EN ESCENA TODOS SALVO LUCAS)

SOLEDAD

Queréis la cura, queréis la cura

para la angustia, para los miedos, para el dolor

pero esa cura, no vive afuera,

la llevas dentro, en tu interior.

Telma y Vanesa miran embobadas el baile desde el vestibulo.

Igual que el niño que aún no sabe

lo que su mente puede inventar,

así vosotros, pobres mortales,

no sabeis nada del potencial.

VANESA

Ellos bailando y nosotras trabajando, no hay derecho…

Vanesa comienza a bailar. Luego se quita el abrigo. Debajo va vestida con ropa ajustada y llamativa. Sigue bailando e intenta entrar y juntarse con el cuerpo de baile que está en la Sala. Telma la retiene. En un diálogo por gestos, mientras en la Sala el baile continúa, Telma le dice que está loca. Vanesa, borracha, sigue bailando y le incita a que baile ella también. Telma saca de la bolsa de Vanesa una bata de limpiadora e intenta ponérsela por encima. Coreografía cómica paralela. En parte imitando y parodiando a la Stefan y a los otros. Vanesa se incorpora al grupo.

TELMA

¿Qué haces!? Vas a conseguir que nos echen!!

SOLEDAD

En vuestro cuerpo, en vuestra mente

lleváis cargado un arsenal

hacer que estalle, y que reviente

dará la vida al animal.

En algún momento a lo largo de la doble coreografía, Johana, la rusa, entra por el Vestíbulo y se queda mirando la escena, sin dar crédito a sus ojos. Se esconde, sin que las otras la vean. Luego saca su móvil y graba la escena.

Vive en vosotros, es una fiera

pero no araña ni hace mal

tiene la fuerza de mil ballenas

es la energía más nuclear.

CORO VIVIDORES

Dime la cura, dime la cura

para los miedos, para el dolor

porque esa cura, no vive afuera,

esta escondida en mi interior.

SOLEDAD

Si la liberas de cualquier modo

toda esa fuerza puede matar.

CORO VIVIDORES

Es necesario tener cuidado

buscar ayuda profesional.

SOLEDAD

Yo soy la ayuda, yo soy la guía

abriendo chakras soy la mejor,

ya seas famoso o diletante

ven a mi centro, hazte un favor.

VANESA

Esta tía me mola…

CORO VIVIDORES

Ella lo sabe, ella lo tiene,

sale en la tele, es la mejor,

afortunados somos nosotros,

los escogidos entre un millón

SOLEDAD / CORO VIVIDORES

¿Quieres la cura? / ¡Quiero la cura!

La cura cuesta / yo pagaré,

ser escogido / es una suerte,

pagar su cura es un placer.

¡Yo soy la cura / ella es la cura!

De tanto miedo y del dolor /

puedes creerme / quiero creerte,

¡lo siento dentro, en mi interior!

FIN CANCIÓN

Vanesa empieza a aplaudir en el Vestíbulo, y Telma se le hecha encima para callarla. Soledad las ve y se las queda mirando.

CLASE 1ª PARTE

SOLEDAD

Parece que tenemos admiradoras. Gracias pero por favor, estamos trabajando.

TELMA

Perdón, estamos acabando de limpiar el office, en seguida acabamos, lo siento.

Telma consigue arrastrar a Vanesa fuera de la vista de Soledad.

SOLEDAD

(A los participantes del curso)

Adelante, bienvenidos, soy Soledad Stefan, vuestra nueva personal-gurú-trainer por unos días, sentáos por ahí, cómodamente. Estas son mis dos ayudantes, Tamia y Teresa. ¿Alguien quiere un poco de agua, antes de empezar?

Todos se sientan o se arrodillan, cada uno a su manera. Algunos beben. Mientras, Vanesa y Telma se encuentran con la rusa, que sale de su escondite.

JOHANA

(Mientras les enseña su móvil. Habla con acento)

Creo que a jefa gustará mucho veros bailar borrachas. Éxito youtube seguro…

TELMA

¡Lo sabía…!

La rusa hace amago de irse.

VANESA

¿Y quieres que yo le cuente cómo te vi ayer por la noche, rusa? (Saca su móvil) También tengo fotos…

JOHANA

Tu eres borracha…

VANESA

Y tú fea. Y flaca. Pero con éxito. ¿Qué pasa? ¿Qué hacías allí? Tan bien acompañada por…

JOHANA

¡Cállate!

VANESA

(A Telma)

¿Sabes aquel empresario que venía de vez en cuando? (Haciendo un gesto de viejo) El jovencito… (ríe)

JOHANA

¡Qué calles la boca!

Soledad se ha acercado a la puerta.

SOLEDAD

(A las limpiadoras)

Por favor, no lo volveré a repetir: estamos trabajando.

TELMA

Perdón, perdón, ya acabamos…

Telma le pasa la bata a Vanesa, que se la pone.

JOHANA

(Muy afectada)

La señora Rebeca nos pidió que limpiáramos bien esto, pero ya acabamos…

TELMA

(A Vanesa en voz baja)

Esta amargada desde que aquel tío la dejó.

VANESA

¿Qué tío?

TELMA

Se vino de Rusia por un español, y luego…

(Gesto de “…se largó”)

Las tres se ponen a limpiar, Vanesa a regañadientes. Soledad vuelve a la Sala. Una de sus ayudantes se queda cerca, a modo de vigilancia. Ellas trabajan sin decir nada.

SOLEDAD

(A los alumnos del curso)

Las cosas del primer día en un nuevo local… Pero bueno. A mí ya me tendréis muy vista, así que vamos a empezar por vosotros, que sois quienes habéis venido para aliviar vuestras angustias o, simplemente para sentiros mejor. Nadie puede hacerlo por vosotros, no os engañéis, nadie, ni siquiera yo. Sólo puedo sugerir el camino. Quiero que, uno por uno, me digáis vuestro nombre y, brevemente, las razones que os han traído hasta aquí. ¿Quién empieza?

BERTA

¡Las mujeres y los niños primero! Es que yo… como estoy en estado… si no os importa, claro. (Todos le sonríen) Me llamo Berta, tengo 24 años, y estoy embarazada de siete meses, como ya he dicho antes, perdón, pero es que me encanta estar embarazada, porque todos me miran de otra manera, incluida mi madre, que no me quería dejar hacer este curso -con la ilusión que me hacia. Pero ya le dije que tú (por Soledad) eras la mejor, que no había problema y que ademas así evitaba que el niño reciba malas vibraciones de mi, ahora que se está formando su cuerpo y su mente.

AARÓN

Perdona, Berta, tu hijo no tiene mente, de momento.

BERTA

(Pausa)

¿Perdón?

SOLEDAD

(A Aarón)

Perdóname tú a mí, tú debes ser Aarón, el que llamó ayer dieciséis veces, ¿verdad…?

AARÓN

Sí.

SOLEDAD

(Explicando al resto de los participantes) Aarón tenía ayer unas cuantas -bastantes- dudas sobre el curso, al parecer es un experto…

AARÓN

Con el dinero que cuesta es normal tener dudas.

SOLEDAD

Nadie te obliga a hacerlo. Y, si no te molesta, en esta fase prefiero dejar hablar a cada uno con total libertad. Y mas a una embarazada. Sin injerencias.

AARÓN

(Haciendo un gesto de disculpa)

Perdón.

BERTA

¿Pero por qué dice que no tiene mente? Mi hijo es normal, no pasa nada…

Todos asienten

AARÓN

Sí, pero su mente aún no está formada…

SOLEDAD

Eso les pasa a muchos, y aún mayores…

BERTA

…Ah, pero algo tendrá, ¿no?

MARIA LOURDES

(A Berta)

Claro, alma…

BERTA

No, me llamo Berta…

MARIA LOURDES

No, digo que el niño ya tiene alma.

BERTA

Ah…

NACHO

(A María Lourdes)

¿Tú crees? Mi sobrino acaba de nacer y es sólo un pedazo de carne.

MARIA LOURDES

(Mirando a Nacho apreciativamente)

Tú sí que eres un pedazo de carne.

NACHO

¿En serio?

SOLEDAD

(Firme)

Por favor. Prefiero que continuemos. ¿Por qué crees que le vas a transmitir al niño malas vibraciones, Berta?

BERTA

No lo se. Por si acaso. Mi madre…

SOLEDAD

¿Qué pasa con tu madre?

BERTA

Nada. Siempre dice que estoy tonta. A propósito: ¿este curso no le puede hacer mal a un embarazo, verdad?

SOLEDAD

No.

AARÓN

(A la vez que Soledad)

Depende.

SOLEDAD

¡No depende!

AARÓN

El Astanga yoga tiene posturas difíciles para ell, eso lo sabe cualquiera…

SOLEDAD

(Conteniéndose)

No las hará, y te ruego guardes silencio. (A Berta) Hablas mucho de tu madre. ¿Piensas mucho en ella?

BERTA

(Tras dudar. Afirmando. Afectada)

Igual demasiado… Todos me lo dicen… Nunca me ha hecho mucho caso, ni siquiera ahora… Siempre tiene que irse…

Llora. Nacho la consuela. Y Maria Lourdes también acude.

SOLEDAD

Tranquila. La relación con la madre en la mujer suele ser fuente de angustias, pero es normal.

AARÓN

Angustias que las hijas suelen transmitir a los nietos…

SOLEDAD

(Fulminándolo con la mirada)

¡Por favor!

AARÓN

Eso también es normal, ¿por qué no puedo decirlo…?

SOLEDAD

Cállate ya, por favor.

AARÓN

Ese tono me parece poco ayurvedico.

SOLEDAD

Lo siento. El siguiente, por favor.

MARIA LOURDES

Yo misma, porque además quería preguntar… ¿Vamos a hacer posturitas raras? Yo creía que era un curso de meditación, aunque luego supe lo del baile… Pero me choca un poco.

SOLEDAD

Hacemos meditación de la mente a través del cuerpo. Y el ritmo es la energía del universo.

AARÓN

Eso es cierto…

SOLEDAD

Gracias. (A María Lourdes) ¿No te gusta bailar?

MARIA LOURDES

No, sí… pero es que a mi las posturitas me ponen nerviosa… Pero bueno, ya estoy aquí, así que… me llamo Maria Lourdes, tengo 27 años, y he venido porque quiero aclararme las ideas.

Silencio.

SOLEDAD

¿Sobre qué, Maria Lourdes?

MARIA LOURDES

Sobre dios y el sentido de mi vida.

Nacho no puede reprimir una risa tonta, que disimula. Berta le mira reprobando.

SOLEDAD

¿Puedes ser un poco más precisa?

MARIA LOURDES

No se si debo dedicarme a servir a dios en cuerpo y alma, o… puedo dedicar una parte a otra cosa.

SOLEDAD

¿Qué parte?

MARIA LOURDES

Ahí está el tema. ¿Usted cree que el alma sobrevive al cuerpo?

Nacho se ríe.

SOLEDAD

No lo se. Buena pregunta. Yo creo que (mirándola)algunas sí, pero otras… (mira a Aarón) me temo queno. Pero vamos a dejarlo ahí, de momento.

Soledad mira a Alicia

SOLEDAD

Tu turno.

ALICIA

Me llamo Alicia, tengo 30 años y era modelo de lencería y ropa interior hasta que un día me encontré a mi mejor amiga, que era chef, con mi pareja, preparando un revuelto, bastante picante, por lo visto, en el salón. Desde entones ellos tienen las estrellas y yo el michelín. Y no dejo de comer ni de perder trabajos. Aparte de eso soy simpática, neurótica y conozco a Soledad desde hace mucho, aunque no se si eso tendrá que ver.

SOLEDAD

La verdad es que no mucho…

ALICIA

La conozco desde que las dos éramos pequeñas y normales… quiero decir, ahora ella es superwoman, y yo me siento un gusano. A ratos quiero adelgazar y dejar de comer, y a ratos mataría por una lasaña… No se, Sole, ¿tu crees que esto tiene arreglo?

SOLEDAD

Lo de que mates por una lasaña lo veo posible, lo otro no se.

ALICIA

Gracias, tú siempre tan reconfortante.

SOLEDAD

El humor, Alicia, es la sal de todo, incluso de los revueltos. (Mirando a Nacho) Y tú, el risueño, ¿por qué estás aquí?

NACHO

Sinceramente, te he visto en la tele muchas veces, y…

SOLEDAD

(Interrumpiendo)

Perdona, ¿cómo te llamas?

NACHO

Ah, si, me llamo Nacho, tengo 27 años, tengo experiencia en televisión… he estado en Gran Hermano 20, Idiotízame DeLuxe, gané Un Príncipe para Corina y soy habitual en Operación Insulto y he venido, sinceramente, Soledad… porque me gusta mucho meditar.

A Alicia se le escapa una carcajada.

SOLEDAD

¿Meditación profunda o contemplativa?

NACHO

(Pausa)

Profunda, profunda.

SOLEDAD

Ahá.

Pausa. Soledad lo mira.

NACHO

(Devolviéndole la mirada con intensidad)

Aunque a veces también me gusta la…. contemplación.

SOLEDAD

¿Sobre algún tema en especial?

NACHO

(Acercándose mucho a ella)

La belleza de algunos animales, por ejemplo.

SOLEDAD

La belleza es terapéutica. (Pequeña pausa) Pero ten cuidado porque la fama no.

NACHO

¿A qué viene eso? Igual ayuda…

SOLEDAD

O igual te empeora. (Soledad mira a Aarón). Y por fin, nuestro sanitario: ¿por qué has venido?

AARÓN

¡Soy médico!

BERTA

¿Es médico? Uy, perdón…

AARÓN

Si, número uno de mi promoción, especializado en neuropsicología cognitiva, me llamo Aarón y me interesan las técnicas relacionadas con el yoga como recurso terapeutico. Por eso sigo su programa televisivo, Soledad, aunque la mezcla de famosos y yoga sea un poco… contradictoria. Y por eso me interesan estos cursos, que ahora ha comenzado a impartir en la vida real, por así decir.

SOLEDAD

Muy bien, pero la gente real suele venir con alguna inquietud o algún problema. ¿Cuál es el tuyo?

AARÓN

Yo no tengo ningún problema.

SOLEDAD

Yo creo que sí.

AARÓN

¿Ah? ¿Y cual es?

SOLEDAD

Eres un poco arrogante, ¿no?

AARÓN

(Pequeña pausa)

Porque puedo.

SOLEDAD

Tal vez. Todos de pie, por favor. Yo no quiero entrar en vuestras vidas privadas, esto no es un consultorio psicológico. Sólo quería que os centráseis en el problema que os descentra, para que lo tengáis presente durante la sesión que ahora vamos a comenzar, que será ligera, similar a la que nos habéis visto hacer por televisión. Seguid nuestros movimientos… (los alumnos se organizan en el espacio) y que cada uno bucee en su conflicto, y el conflicto se expresará, dejáos llevar. Unos momentos de concentración…

VANESA

(A Vanesa, en voz baja)

Vaya panda de pijos, ¿no?

TELMA

Pues no se, ya me gustaría a mí estar ahí bailando y no aquí, limpiando… No es justo que yo tenga esta vida y ellos esa.

VANESA

Habla con el juez Garzón…

TELMA

Pues bien majo que es… Hay que joderse…

La rusa les hace un gesto de que sigan fregando. Vanesa le responde con un gesto de mala manera. La rusa le enseña el móvil y le amenaza con un dedo. Vanesa le enseña el suyo y le hace un gesto de silencio con el dedo. La rusa les indica que pasen detrás de los paneles, para fregar por allí.

CLASE 2ª PARTE -C

Soledad hace un gesto y comienza la música. Los alumnos y sus ayudantes la irán siguiendo, a medida que marca los asanas. COREOGRAFÍA.

Las limpiadoras, detrás de los paneles translúcidos friegan dejándose llevar a veces por la música y el baile, en una coreografía de 3 sombras con fregona, que se suma al baile general.

ESPACIO MUSICAL ASANAS

(EN ESCENA TODOS SALVO LUCAS)

La canción que empieza nos introduce en un universo tibetano, de meditación, para luego romper a un ritmo casi charleston.

CORO (todos)

Om mani padme hum, om mani padme hum

Om mani padme hum, om mani padme hum

etc.

SOLEDAD

(HABLADO, con el fondo tibetano)

Dejad que el cosmos entre en vosotros. Todo está escrito, y el guión está impreso en la mente de cada uno de vosotros. No tenéis más que leerlo…

Entra piano, cambio de ritmo. Charleston. Los alumnos se juntan por parejas, menos Aarón, que sigue sólo. Asanas acrobáticas.

CORO (Todos)

¡Om mani padme, padme! ¡om mani padme um!

¡Om mani, mani, padme! ¡om papi mani um!

¡Oh papi, dame a mami! ¡oh mami dale un!

¡Oh mami mama a papi! ¡oh papi tiene un!

etc.

SOLEDAD

(A todos)

Escuchad cómo fluyen vuestros pensamientos más etéreos…

Alicia se destaca del resto. Cambio de ritmo.

ALICIA

Yo como como como

y no me importa nada

Me hincho de chorizo, cocidos y empanadas

Yo como como como, como hasta reventar

Y suelo por la tarde una fabada merendar…

Modelo como yo no habrá otra igual

Fui portada de revistas y demás.

Si quisiera empezaría hoy mismo a adelgazar

Pero el plato perfecto primero debo encontrar.

CORO (TODOS)

Yo como como como

y no me importa nada

Me hincho de chorizo, cocidos y empanadas

Yo como como como, como hasta reventar

Y suelo por la tarde una fabada devorar.

Fin piano.

ALICIA

(HABLADO)

¿Por qué sólo las flacas son guapas? (Se lleva la mano al estómago) ¡Qué hambre -y eso que odio a las chefs! El estómago me hace grum, grum, grum..

Aarón sigue con el mantra mas o menos estricto.

AARÓN

Grum mani padme grum, grum mani padme grum

Todos se suman, un poco a regañadientes. Ambiente tibetano.

TODOS

Grum mani padme grum, grumm mani padme grum

Etc.

Cambio de ritmo. Canción Berta. Piano. Berta destacada.

BERTA

Madre dijo “tu verás”

cuando supo que tal vez

su hija abuela la iba a hacer…

Y luego no dijo más.

CORO

(HABLADO)

-Mamá… puede que esté embarazada.

-¿Qué dices, hija?

-Lo que oyes.

-Vaya, pues tú verás, que aunque soltera ya eres mayorcita. Y tengo que irme, ¡uy!, es tardísimo, me esperan en el club.

BERTA

(Hablado)

En el fondo, le importo un carajo.

(Cantado)

(Enseña la falsa barriga al público, cuidando que los otros no la vean)

Falsa alarma al final fue

mas yo preferí callar

y aquí estoy con la barriga

¡tengo ganas de gritaaar! (Lanza un grito tremendo)

(Hablado)

¡¡Joder!!

(Cantado)

En qué lío me metí,

el corazon se me va

no se ya por qué fingír

ni como dar marcha atrás.

CORO

Bum-bum, bum-bum, bum-bum

Bum-bum, bum…

BERTA

(Hablado)

Calma, Berta. Hay que mantener el tipo, hasta el final. Sigue fingiendo el embarazo y ya se verá… Dejarse llevar, ¿no era eso? (Levanta la cabeza, sonríe y sigue con las asanas)

Fin piano. Retoma tibetano.

AARÓN

Bum mani padme bum, bum mani padme bum

TODOS

Bum mani padme bum, bum mani padme bum

Etc.

Nacho se las arregla para acercarse a Soledad. Aparte entre ambos, diálogo rápido hablado, fondo tibetano.

NACHO

¿Por qué me hablaste antes de fama si yo te hablaba de belleza?

SOLEDAD

Porque te veo muy interesado en mí…

NACHO

Cierto…

SOLEDAD

…pero creo que eres de los que me traicionarían por un rato de fama.

NACHO

Para eso antes tendría que estar contigo.

SOLEDAD

Difícil, tengo pareja.

NACHO

¿Ah, si…? En secreto, pero de todas formas, no creo que eso te importe mucho.

SOLEDAD

Tú no sabes ni lo que te importa a ti mismo.

 Cambio de ritmo. Piano. Canción de Nacho (Stefi’s). Nacho se destaca.

NACHO

Yo quiero vivir

tan bien como tú

me gusta la vida

no me gusta, no me gusta ser un infeliz

Ya corrí kilómetros por el mundo

Y sufrir no es para mi (no es para mi)

Yo te veo todo el día

como sales en la tele

sin esfuerzo sin trabajo

sin mal rollo con humor

esa vida es la que quiero

esa vida es la mejor

soy simpático soy guapo

el rey del televisor

(ESTRIBILLO. CORO)

Yo me merezco estar en un programa principal

conmigo ganará audiencia este canal

Siempre he querido triunfar…

Ahora voy a empezar.

NACHO

(Hablado)

Además, es que no se hacer nada, más… (Mira al público y sonríe).

Fin piano. Retoma tibetano.

AARÓN

Om mani padme hum, om mani padme hum

TODOS

Om mani padme hum, om mani padme hum

Etc.

Cambio de ritmo. Piano. Canción de Maria Lourdes. ¿Fondos típicamente religiosos? Maria Lourdes se destaca. Implica a Nacho en su baile.

MARIA LOURDES

Yo me he sacrificado

desde que era muy pequeña.

He renunciado a tanto

que ya perdí la cuenta.

He aprendido a olvidarme

para no tener que verme

sóla, débil e indefensa…

Pero alguien me ha llamado

tocándome en otro timbre

-el de la puerta secreta-

y he visto en un segundo

-que además de sentirme

sóla, débil e indefensa-

¡me quiero comer el mundo!

TODOS

Este misterio, señor, es tan profundo

como el tuyo, pero mucho más rotundo.

Señor, señor, ¿será pecado esta locura?

dimelo, por favor, no estoy segura.

MARIA LOURDES

(Hablado)

¿Y si tiene razón el padre Anselmo?

Fin piano. Retoma tibetano.

AARÓN

Om mani padme hum, om mani padme hum

TODOS

Om mani padme hum, om mani padme hum

Etc.

Cambio de ritmo. Piano. Canción de Aarón. Aarón no se mueve, pero los otros le hacen corro.

AARÓN

Yo soy un ser superior

Y no puedo comprender

que os parezca mejor

esta estúpida mujer.

Yo se mucho más de todo

Y sin embargo adoráis

a la que en la tele veis

hablando de cualquier modo.

(Hablado) ¡No lo puedo comprender!

TODOS

Él es imprescindíble,

indispensable,

irrepetíble,

inconfundíble,

indiscutíble,

¿cómo es que no lo entendéis?

AARÓN

(Hablado)

Es incomprensíble… inexplicable… es imposible.

CORO (todos)

Om mani padme hum, om mani padme hum.

FINAL ESPACIO MUSICAL ASANAS

CLASE 3ª PARTE

SOLEDAD

Muy bien. Volvemos a conectarnos con el mundo. Volvemos a sentarnos todos, por favor, sin prisas, como esteis más cómodos. Y ahora nos tomamos unos momentos para encontrarnos con nuestro yo más profundo…

Los alumnos se sientan o se tumban. Soledad despide con un gesto a sus ayudantes, que salen. Pausa en la clase.

Las tres limpiadoras reaparecen en el vestíbulo, con cuidado, hablando en voz baja.

VANESA

La verdad es que a mi todo eso (por la clase) me parece una chorrada.

TELMA

¿Y limpiar el sitio donde hacen las chorradas te parece mejor? Hacerlas al menos es divertido. A mí me gusta.

VANESA

A mí me gusta bailar…!

TELMA

¿Y tú qué dices, Johana?

JOHANA

Yo  digo nada.

VANESA

La rusa nunca se moja.

JOHANA

Si tu vas a país todos miran mal, tú no hablas tampoco.

VANESA

¿Y por que no te vuelves a Rusia?

JOHANA

Asunto no es vuestro.

TELMA

Van a despedir a dos, ¿eso tampoco es asunto nuestro?

JOHANA

¿Qué tengo yo que ver en eso?

TELMA

Que ayer bien que ponías verde a mi prima delante de la jefa.

JOHANA

(Por Vanesa)

Ella no limpia bien, dice que es chorrada…

VANESA

¡Mira la que habla!

(Imitando su forma de hablar)

Un día yo voy partir cara de rusa.

Lucas interrumpe asomando la cabeza por la puerta. Va vestido con ropa para hacer yoga, pero muy llamativa. Lleva en la mano una pequeña mochila.Tiene acento extranjero.

LUCAS

Perdón… ¿El curso de Soledad Stefan is here?

Las tres lo miran.

JOHANA

Yes, over there.

LUCAS

Thank you very much.

VANESA

Perdón, me suena tu cara… Yo te he visto antes. ¿Quien eres?

LUCAS

Oh… Lo siento, creo no nos conocemos -y es una pena- vengo from Japan… Japón. Y llego tarde. Perdón. Nice to meet you. Bye…

VANESA

(Por lo bajo a Telma)

Yo creo que a ese tío lo conozco…

Las tres siguen mirando disimuladamente lo que pasa al lado. Soledad se ha acercado a la puerta al oír el ruído de la conversación. Justo cuando va a salir se topa de bruces con Lucas.

LUCAS

¡Oh, sorry! Buscaba curso de Soledad Stefan…

SOLEDAD

Yo soy Soledad, y estoy en pleno curso, cuando no me interrumpen las limpiadoras o las visitas, claro.

LUCAS

Lo siento muchísimo, sé que interrumpo, pero ruego por favor me deje incorporarme. Vengo de viaje, straight from de aeropuerto, soy Lucas Harrison, trabajo para Tokyo Network Television, canal japonés de tivi. Esta mañana hablamos con su oficina. Estábamos muy interesados en sus programas y en asistir a curso presencial suyo. Si no puede ser entenderé, pero le ruego que, si no es inconveniente, me deje quedar ahora. Mañana le prometo estaré aquí el primero.

SOLEDAD

(Extrañada)

¿Dice que han hablado esta mañana con mi oficina?

LUCAS

(Muy azorado)

Sí, pero perdóneme. Es todo muy precipitado… Lo siento, estoy interrumpiendo. Esta conducta es imperdonable. Mañana hablaremos todo con más calma. Disculpe, I am an idiot. (Sale y cruza el Vestíbulo)

SOLEDAD

(Llamando)

¡Perdone! ¡Vuelva! ¡Lucas…!

(Se levanta y va hacia la puerta, llamando)

¡Vuelva!

Las limpiadoras corean la llamada

TELMA

¡Vuelva, Lucas, vuelva!

Lucas vuelve corriendo y casi se chocan con Soledad de nuevo en la puerta.

LUCAS

¡Perdón! ¡Perdón! Qué desastre…

SOLEDAD

No se preocupe, pase y siéntese. Luego hablamos con más calma. Pero ya que está aquí, quédese.

LUCAS

Gracias, muchas gracias, Soledad. (A todos) Perdónenme. (Pasa y se sienta en una colchoneta).

SOLEDAD

(A las limpiadoras)

Y vosotras, por favor, no hagáis ruído, gracias.

JOHANA

Por supuesto, señorita.

TELMA

(A su prima)

Qué pelota es.

VANESA

(Pensativa)

¿De qué conozco yo a ese tío…?

Soledad vuelve a su clase y las limpiadoras disimulan ordenando las cosas en el Vestibulo.

SOLEDAD

Bueno, retomamos. Quiero que me contéis cómo os habéis encontrado, qué habéis sentido…

AARÓN

Es imposible concentrarse. Creo que su método es bastante poco serio, si me permite la sinceridad.

SOLEDAD

¿Por qué?

AARÓN

Habla, se mueve, dice cosas, impide la concentración… Creo que, en cierto modo, hace todo lo que no se debe hacer.

SOLEDAD

Eso es muy duro, Aarón. (Al resto) ¿Estáis de acuerdo?

ALICIA

Yo no. Me ha parecido que nos entendías a la primera y eso me ha hecho sentirme bien, comprendida, no se. Y en la sesión me he sentido muy bien. Este cuerpo aún me responde.

BERTA

Para mí ha sido muy fuerte, muy fuerte…

AARÓN

¿Muy fuerte…!?

SOLEDAD

No interrumpamos, por favor.

BERTA

Sí. Ahora no puedo hablar, pero he visto con claridad muchas cosas. A mi madre, a mí, como una constelación… Y he empezado a entender por qué hago ciertas cosas que en el fondo no quiero hacer…

AARÓN

¡Venga ya…! Perdón.

NACHO

Yo he alucinado. Tienes una voz fantástica, me encanta cómo me hablas y cómo te mueves. Y creo que estoy empezando a entender muchas cosas de mi vida.

Aarón levanta los brazos en alto, como diciendo “¡por favor!”.

MARIA LOURDES

Yo no se, la verdad. Estoy un poco confusa, y necesito tiempo… yo me he apuntado para encontrar esa paz interior de la que habla, que es la misma de la que hablaba el padre Anselmo, mi mentor espiritual, y no se si esto me dará paz o (mirando a Nacho) más bien guerra, pero me ha gustado.

SOLEDAD

Parece que su percepción es sólo suya, Aarón. A lo mejor esa negatividad está en usted, no en mi.

AARÓN

No, y usted lo sabe. (Por los otros) Lo que han dicho ya estaba en su cabeza… usted cobra porque la gente se de cuenta de cosas que en el fondo ya sabía.

SOLEDAD

Yo ya lo dije. Todo está en vosotros. ¿No me entendiste, Aarón?

AARÓN

No tengo más que añadir.

SOLEDAD

Bien. Entonces, ahora, por favor, pasad a reponer algo de líquidos y de energía. Yo iré enseguida.

Siguiendo las indicaciones de Soledad, todos menos ella salen de la Sala y entran al Vestibulo. Soledad se queda en la Sala revisando su móvil. Las limpiadoras salen por detrás, y las vemos detrás de los paneles de la sala, fumando y espiando disimuladamente.

Se distribuyen en torno a una mesita donde hay zumos, barritas energéticas, fruta, zanahoria cortada, etc. Van hablando entre ellos y picando. Escuchamos los retazos de las conversaciones encadenados.

AARÓN

(A Maria Lourdes, aparte)

Es una sinvergüenza. No tiene ni idea de yoga. Sólo quiere sacarnos el dinero.

MARIA LOURDES

Y si piensas eso, ¿qué haces aquí?

AARÓN

He venido justamente a desenmascararla.

MARIA LOURDES

¿En serio?

AARÓN

Si. Es una mala persona.

MARIA LOURDES

¿No exageras un poco? Me cuesta creer que una personalidad como ella sea así de mentirosa.

AARÓN

¡No es una personalidad, solo es famosa!

MARIA LOURDES

¿Qué diferencia hay?

AARÓN

…Déjalo.

Ajaron y María Lourdes se separan. Vanesa sale desde detrás de uno de los paneles, a pesar de los intentos de Telma por retenerla, y se acerca a Lucas.

VANESA

Estoy segura de que yo te conozco de algo.

LUCAS

No creo que eso es posible, yo no vivo en España.

VANESA

¿Y no haces cine?

LUCAS

No, televisión sólo.

VANESA

¿Ah, si? Pues también me vale. ¡Qué bien vivís todos los que estáis aquí, no…!?

NACHO

(Metiéndose en la conversación, al ver a Vanesa)

Pues tú tampoco parece que estés mal… Me llamo Nacho, y también hago televisión a veces.

VANESA

Soy Vanesa, y esa de ahí es mi prima Telma. Y tenemos una mierda de vida que te pasas, igual nos despiden, pero a mi me da igual, yo no he nacido para esto (se toca la bata de limpiadora)…

Vanesa le hace gestos a Telma para que salga. Telma, detrás de uno de los paneles, no se atreve. Finalmente sale y se acerca.

VANESA

Es un poco tímida. Os presento a Telma.

TELMA

Hola

NACHO

(A quien Telma le ha gustado. A Lucas)

¿En Tokio las limpiadoras son tan guapas como aquí?

LUCAS

No tanto…

Desde detrás del panel sale también Johana.

NACHO

Uau, aún hay más y no decae… ¿a quién tenemos aquí?

JOHANA

Soy Johana, de San Petersburgo…

Aarón, atraído por Johana, se acerca también al grupo de las limpiadoras.

AARÓN

Mi abuelo luchó allí cuando se llamaba Leningrado…

Alicia, Berta y Maria Lourdes, en un grupito, miran la escena de los chicos rodeando a las limpiadoras. Aaron habla con Johana.

ALICIA

(A Berta)

Me abandonaron por una cocinera y ahora por unas limpiadoras, qué mierda de vida…

BERTA

Es muy triste esa historia que has contado.

ALICIA

Que va, es divertidísima. Yo me parto cada vez que la cuento.

MARIA LOURDES

¿En serio te lo encontraste con tu mejor amiga?

ALICIA

Bueno, en ese momento dejó de serlo, ¿sabes? Oye, ¿y tú por qué eres tan cristiana? Eso ya no se lleva.

MARIA LOURDES

(Mirando a los chicos)

No se, a veces yo también me lo pregunto. Creo que me voy a hacer musulmana, porque ¿no eran esos los que decían que si la montaña no va a Mahoma… Mahoma irá a la montaña? Hasta luego, chicas.

Maria Lourdes se une al grupo de las limpiadoras y los hombres.

Hola, soy Maria Lourdes, (a Vanesa) ¿sois limpiadoras de verdad?

VANESA

(Con una ironía que ella no acusa)

No, policía secreta.

MARIA LOURDES

(Por Nacho)

Y él es un delincuente peligroso, ¿verdad?

NACHO

(Afirmando)

Es que el yoga me pone cachondo.

ALICIA

(A Berta, por María Lourdes)

Vaya con la legionaria de Cristo.

BERTA

¿Es legionaria de Cristo?

ALICIA

(Afirmando)

Pero parece legionaria a secas, ¿verdad?

Alicia y Berta se quedan mirando la escena.

MARIA LOURDES

¿Y qué peligro tienes cuando estas cachondo?

NACHO

(Sonriendo)

Si quieres quedamos después del curso y te lo explico.

MARIA LOURDES

Vale, ¿dónde? El saber no ocupa lugar, siempre me lo han dicho…

Nacho mira sorprendido a Telma, sin saber como tomarse a Maria Lourdes. Telma hace un gesto de que ella tampoco entiende nada, y de que además no quiere entender.

VANESA

(A Lucas)

¿Y a ti hacer yoga también te pone cachondo?

LUCAS

¿Pardon… No entendí…?

Entra la jefa, Rebeca Rojas. Johana, que estaba tonteando con Aaron, la ve entrar y coge su fregona, disimulando. Telma, que tontea con Nacho, y Vanesa, con Lucas, no la ven entrar. Rebeca se detiene mirando asombrada la escena.

VANESA

(A Lucas, para que no la oigan Berta y las otras, todavía algo borracha. Rebeca sí la oye.)

Digo, guapo, que si a ti hacer yoga con las pijas estas ¿también te pone cachondo?

Nacho sí ha visto entrar a Rebeca. Pausa

REBECA

¿Alguien me puede explicar qué esta pasando aquí?

TELMA

(Volviéndose y viéndola. A Vanesa, en voz baja)

¡La jefa…!

(A Rebeca)

Perdone, Señora, es que son muy bromistas…

Telma y Vanesa también se separan de los chicos y retoman sus útiles de limpieza.

REBECA

¿Quienes son muy bromistas?

TELMA

Estos chicos, bueno, o sea… Son…

JOHANA

Son participantes en lo curso de Soledad Stefan…

REBECA

Muy bien, pues durante vuestro turno de trabajo no quiero bromas: solo espero que os dediquéis a trabajar. Y a nada más. Fuera de eso lo que hagáis, y con quién, me trae sin cuidado. (Mirando a Vanesa) Luego hablaremos. ¿Dónde está la señora Stefan?

AARON

No lo sabemos.

LUCAS

Creo que está en la Sala, estamos en pequeña pausa.

REBECA

Muy bien.

Se dirige a la Sala. En ese momento entra Soledad y ambas se encuentran cara a cara.

REBECA

Hola, Soledad, encantada de volver a verte.

SOLEDAD

Hola, Rebeca, lo mismo digo.

REBECA

Uf, no nos veíamos desde hace… casi dos años, ¿no?

SOLEDAD

Por lo menos.

REBECA

¿Qué tal va todo? ¿Estáis a gusto?

SOLEDAD

Si, tienes un centro estupendo, estamos encantados.

REBECA

¿Algún problema?

SOLEDAD

…no, algún desajuste con los horarios de limpieza, yo prefiero que no anden por aquí durante las clases, pero nada grave.

REBECA

No te preocupes, me ocuparé personalmente. Y sabes que tenéis el centro abierto las 24 horas para vosotros, para lo que queráis.

SOLEDAD

Sí, muchas gracias, va a ser una experiencia muy intensa, seguro.

REBECA

Estamos encantados de ayudarte.

SOLEDAD

Te lo agradezco. Dale recuerdos a tu padre de mi parte.

REBECA

Se los daré. Os dejo trabajar. Cualquier cosa, avísame.

SOLEDAD

Descuida.

Soledad vuelve a entrar en la Sala. En el Vestibulo Rebeca se vuelve a las limpiadoras.

REBECA

Dejadlo todo y marcháos. Las horas que os faltan las recuperaréis mañana por la mañana. Yo vendré y hablaremos de lo vuestro.

VANESA

¿De qué vamos a hablar?

REBECA

De los despidos. Hasta mañana.

Rebeca sale. Las limpiadoras cogen sus cosas y se disponen a salir. Soledad se asoma para asegurarse de que se van.

NACHO

(Mirando a Telma)

Bueno, chicas, pues que haya suerte, a ver si nos vemos por aquí, o por ahí…

TELMA

Adiós…

VANESA

(A Lucas)

Hasta pronto, guapo.

LUCAS

Adios, good luck.

AARÓN

(A Johana, dándole su tarjeta)

Este no es un buen sitio para trabajar. Y cuando yo acabe con él será peor. Si te quedas sin trabajo, igual yo puedo conseguirte algo. Buena suerte.

TELMA

(A Telma)

La rusa cómo se lo monta.

VANESA

Literalmente, seguro.

Las limpiadoras salen por detrás de los paneles de la Sala. Aarón, Lucas y Nacho se las quedan mirando. Alicia y Berta los miran a ellos. En la entrada a la Sala a Soledad le suena el móvil. Lo coge.

SOLEDAD

Hola, mi amor… (sigue la conversación en voz más baja)

BERTA

(A Alicia, por Nacho y los otros)

Míralos… qué mierda de vida esta.

ALICIA

Esta es una vida de mierda….

SOLEDAD

(Que se ha puesto a hablar por el móvil, en la Sala, y se asoma al Vestíbulo)

¡No, mi vida: ¡a la mierda! Todos los días lo mismo, no te agobies ni me agobies, ahora las cosas están así, pero cambiarán… No me enfado contigo, ya sabes que a veces me pongo tensa con el curso y los nuevos alumnos… Sí, me lo has notado, verdad… no… no…

Vuelve a entrar en la sala para poder hablar sin que la oigan. En el Vestíbulo la luz se atenua.

Aarón pasa a la sala por detrás, disimuladamente, y se esconde tras un panel. Luego veremos a Vanesa, Telma y Johana, sin batas, de calle, que pasan por detrás de los paneles, para salir, pero al oír a Soledad, Vanesa hace que Telma se esconda con ella detrás de otro panel, para oír lo que dice. Johana finalmente también se esconde con ellas.

MR. LUCAS HARRISON

Las limpiadoras, Telma, Vanesa y Johana, escondidas detrás de uno de los paneles traseros, escuchando. Aarón, sin que ellas lo sepan, escondido detrás de otro.

SOLEDAD

(Ya en la Sala, por el móvil)

… ¡es que hay un imbécil al que tengo unas ganas de dar una patada entre las piernas que no me aguanto! ¡Y no voy a aguantar un mes entero! Porque viene a joder, te lo digo yo, viene a joderme. Pero no sabe con quién se las está jugando, yo a este me lo cargo. A mí no me hunde un imbécil como ese, por muy doctor cognitivo que sea… Cognitivo, no se, siquiatra o algo así, luego te lo cuento, no te lo vas a creer… si sigue así lo mato, te lo digo, no sé cómo pero lo mato a ese hijo de su madre… Asustarte ya sabes que me relaja, me desahogo un poco… ves ya me siento mejor, gracias a tí, mi amor… yo también te quiero… Ah, sí, ¿ya tienes el efectivo?… genial, ¡no me creo que vayamos a estrenar ya, este fin de semana ese balcón sobre la playa…! … Esta noche no puedo, tengo la celebración… (Riendo) tú y yo lo celebraremos el sábado, todo el día… (Lucas asoma la cabeza por la puerta) Adiós, mi amor, te llamo luego… si, seguro. Te quiero. (Cuelga)

Lucas entra en la sala, cierra detrás suyo la puerta con cuidado y se acerca a Soledad. Baja la luz en la otra sala.

SOLEDAD

Me interesa escucharle, pero parece que su destino sea interrumpirme siempre, señor… ¿Harrison?

LUCAS

(Halando sin acento extranjero)

No, Soledad, lo siento, le mentí. No me llamo Harrison, ni trabajo para Tokyo televisión, aunque tengo muchos contactos en televisiones de aquí…

Lucas abre su mochila, con tranquilidad, y saca un estuche de DVD del interior.

VANESA

(A Telma, en voz baja, en su escondite)

¡Ya me acuerdo, a ese tío lo vi anoche en la fiesta, habló con un cámara de televisión! Joder, pero yo ya estaba borracha…

JOHANA

Que novedad, ¿no?

VANESA

Y tú no hables, eh, rusa?

TELMA

¡Shh!

LUCAS

Pero no se preocupe, simplemente quería enseñarle algo que creo le interesará ver… a solas.

Lucas se acerca al DVD, abre la bandeja y coloca un disco que saca de su bolsillo. Vemos una grabación de video de Soledad en un descanso de su programa de TV, grabada por una cámara oculta en algún rincón desierto de los estudios, hablando por el móvil.

VOZ GRABACIÓN VIDEO

Vete a la cama, amor, que hoy has tenido un día largo… El Programa, como siempre, unos invitados de cuarta -sobre todo esa infanta o lo que fuera, que será de la realeza pero es más sinverguenza que yo,- un guión tonto, un yoga de pacotilla y un share fantástico del doce: dos millones de imbéciles que nos miran, es deprimente… Negativa no, soy realista, me hace ganar mucho dinero pero el programa es una basura, que le vamos a hacer!… Cuando haya ganado lo bastante … no lo se, mi amor, no me presiones … Ni me nombres los cursos presenciales, ¡yo se de yoga lo que tú de cocina! … Ya, pero la cadena me presiona… ¿Quieres qué te diga lo que pienso de la cadena…?

En el Vestíbulo Nacho se ha acercado a la puerta de la Sala. Llama a la puerta con los nudillos. Dentro Soledad corre hasta el DVD y detiene la reproducción.

TELMA

Pues vaya con la Stefan…

VANESA

A ver, si me pagaran por hacer basura, yo también lo haría.

JOHANA

En eso tiene razón…

Soledad deja su móvil sobre el aparato y se encara con Lucas.

SOLEDAD

(En voz alta, a Nacho)

¡Un momento por favor!

LUCAS

(A media voz)

Creo que tampoco hace falta verlo entero, aunque lo mejor venía ahora, pero usted ya sabe lo que es, y puede quedarse con la copia, por supuesto. El original esta aquí.

(De la mochila saca una tarjeta de cámara)

SOLEDAD

¿De dónde has sacado esto?

LUCAS

¿Qué más dará eso Soledad? El hecho es que lo tengo y se cómo usarlo. Y también se a qué número llamabas.

SOLEDAD

¿Qué es lo que quieres?

LUCAS

Dinero, Soledad, porque te llamas Soledad, ¿o es otra mentira?

SOLEDAD

¿Qué cantidad quieres?

LUCAS

Nada que no esté a tu alcance, algo muy pequeño.

SOLEDAD

¿Cuanto?

LUCAS

Doscientos mil euros, ahora mismo, en efectivo o mediante cheques conformados al portador.

TELMA

(Escondida, a Vanesa)

¡Hostias! Lo que gano yo en diez años.

Tras una pausa Soledad comienza a reírse, mientras Lucas permanece sin inmutarse. Nacho vuelve a llamar. Soledad se acerca a la puerta. Lucas aprovecha para meterse disimuladamente el móvil de Soledad en el bolsillo. Soledad abre la puerta.

SOLEDAD

(Aún riendo y con tranquilidad)

Dime, Nacho.

NACHO

¡Que buen rollo tenéis, no!? ¿Os lo pasáis bien?

SOLEDAD

Si. El señor Harrison y yo tenemos mucho en común, ¿verdad, señor Harrison?

LUCAS

(Con acento)

Por supuesto. Doña Soledad es una gran showoman, y yo adoro los buenos shows.

SOLEDAD

(A Nacho)

¿Ves? Cómo yo. ¿Qué quieres? Estamos hablando.

NACHO

(Un poco chulo)

Perdón, pero yo también quería hablar contigo.

SOLEDAD

Claro, mi amor, y yo lo estoy deseando. ¿Puedes esperar a que acabe esta entrevista?

NACHO

Claro. Acabamos de hacer un plan para ir todos a celebrar este primer día. ¡Vamos a hacer un fiestón por todo lo alto!

SOLEDAD

Fantástico.

NACHO

He hecho una llamada y tenemos El Sitio de Moda, sólo para nosotros, no puedes faltar…!

Soledad lo mira, pensando.

VANESA

(A Telma, escondidas)

Ni nosotras…

TELMA

¿Estas loca…?

SOLEDAD

(Empujandole fuera)

Claro que no: ni loca me lo pierdo. Luego te busco… No te vayas…

NACHO

(Contento)

¡Descuida! Y en cuanto acabes nos vamos todos de juerga!

SOLEDAD

Adiós.

NACHO

No tardes…

SOLEDAD

No, guapo, ahora voy…

Soledad cierra la puerta.

PACTO Y FINAL 1º ACTO -C

SOLEDAD

Qué cretino. Va a ir su madre. (Se vuelve hacia Lucas)Lucas, ¿te puedo seguir llamando Lucas, supongo…?

LUCAS

Por favor.

SOLEDAD

Permíteme un momento.

Soledad va hasta su bolso, que está colgado en el perchero. Saca un chequero, y sobre el DVD rellena un cheque y lo arranca. Mientras lo hace, las limpiadoras hablan.

TELMA

(A Vanesa)

¿Dices en serio lo de ir a esa fiesta?

VANESA

Claro. El guaperas no te quitaba ojo.

TELMA

¿A mi?

VANESA

Y el doctor flipaba con la rusa.

JOHANA

(A Vanesa)

Métete en asuntos propios, tú…

VANESA

Anda, que te va la marcha…

SOLEDAD

Cheque al portador… Doscientos mil euros… Y mi firma… Puedo darte este dinero. Me jode mucho hacerlo, pero puedo. (Se guarda el cheque en algún bolsillo) Mi problema es que no puedo saber si el mes que viene querrás más.

LUCAS

(Con sinceridad, sacando la tarjeta de cámara)

Tu me das el dinero, yo te doy el original y mi promesa de que no me verás más. Tu me miras a los ojos y aceptas. No tienes otra opción. Soy un estafador, pero legal.

Soledad y Lucas se miran durante unos instantes.

SOLEDAD

(Hablado)

¿Y si ahora te doy este dinero, y además… el triple de lo que me pides?

Pausa. Comienza música.

LUCAS

¿Perdón?

SOLEDAD

En forma de trabajo. Si en tres meses no has ganado el triple, yo te doy otros doscientos. Pero si lo ganas, me devuelves estos. Yo te enseño cómo hacerlo….

LUCAS

¿Enseñarme tú a mí…?

TELMA

(Hablado, a Vanesa, escondidas)

¡Le está ofreciendo trabajo al chantajista!

VANESA

(ídem)

Asi va la movida. Y nosotras aquí…

CANCIÓN PACTO TELEBASURA

(EN ESCENA TODOS)

La luz cambia.

SOLEDAD

Tú eres un mago del fingimiento

tan atrevido como lo soy yo

LUCAS

Yo voy por libre, voy en secreto

muerdo a mis presas, y después: ¡go!

SOLEDAD

Conmigo puedes morder millones

de un solo bocado y a pleno sol…

LUCAS

¿De un sólo bocado y a pleno sol…?

SOLEDAD

Y día tras día, repetir jugada,

sin miedo a la cárcel, ni a la delación

aquí es todo público y notorio

incluso dan premio al mejor jugador.

Entran las ayudantes de Soledad, esta vez como gogos de ballet televisivo (Alexandra y Rebeca). Todos los alumnos las siguen a bailar, incluído Aarón. Y también Vanesa, arrastrando a Telma y a Johana, que no quiere quedarse atrás, se incorporan al baile

LOS ALUMNOS

(Estribillo)

La tele basura es un gran negocio

tan sucio y morboso como el de estafador

y con la ventaja de que es más rentable

y de indeseable te conviertes en dios

LUCAS

Me tienta la idea, ¿tú crees que yo…?

SOLEDAD

(Lucas le responde)

¿Eres lanzado?-Si-¿Tienes verguenza?-No

¿Escrupuloso? (él niega) ¿Y tu conciencia?-Murió

Fue verte y me dije, este hombre parece

el hombre perfecto para este show!

(Aparte al público, hablado)

Si se convierte en alguien como yo, me aseguro su silencio.

LUCAS

(Aparte al público, hablado)

¡Nunca creí que me pudiera pasar esto!

Soledad le tiende el cheque.

SOLEDAD

(Hablado, a Lucas)

¿Quieres ser mi ayudante, Lucas Harrison?

LUCAS

(Hablado, a Soledad, con acento)

With pleasure, miss Soledad…

Se intercambian el cheque y la tarjeta de la cámara.

TODOS

(Estribillo)

La tele basura es un gran negocio

tan sucio y morboso como el de estafador

y con la ventaja de que es más rentable

y de indeseable…

AARÓN

(A Soledad, aparte, hablado)

Lo he oído todo…

TODOS

                ¡…te conviertes en dios!

FIN CANCIÓN PACTO TELEBASURA

NACHO

(En luz)

¡Y ahora todos al Sitio de Moda!

Oscuro

FIN PRIMER ACTO

Breve interludio de música marchosa de juerga.

ACTO II

TRAS LA JUERGA -C

Se proyecta la frase: “al día siguiente, tras la gran fiesta y su after hours…”.

Cuando sube la luz vemos a Alicia, comiendo croasanes y a Berta, bebiendo una copa, sentadas a la mesa del vestíbulo. Tienen pinta de haber estado de juerga toda la noche.

ALICIA

(Come)

¿Y viste el baile que se echó Nacho en la discoteca con la legionaria de Cristo-quedijistealosapóstoles-mipazosdejomipazosdoy?

(Come)

BERTA

Si, ¿verdad? Ese baile era pecado.

ALICIA

(Come)

Mortal. ¡Buf! A mi me puso cachonda…

(Come)

BERTA

Es que las reprimidas cuando liberan su libido es una explosión de…

(No encuentra la palabra)

De…

ALICIA

¿De orgasmos?

BERTA

No, de…

ALICIA

(Comiendo)

¿Aullidos?

(Berta niega)

¿Zoofilia?

(Berta nie)

¿Convulsiones?

(Berta…)

¿Bestialismo?

(Ber)

¿Pederastia…?

BERTA

(Riendo)

¡Para! ¡Pero qué bruta eres! De lujuria…

ALICIA

¡Bah! Eso les pasa también a muchos curas.

BERTA

Pobrecita, a mí me cae bien.

ALICIA

Pero a tí te cae bien todo el mundo, creo.

BERTA

¿A tí no te cae bien Maria Lourdes?

ALICIA

(Duda)

Ahora mejor, pero es muy falsa.

(Come)

Pero oye, oye, ¿y viste al idiota del Aarón, con la limpiadora?

BERTA

¡Bueno! ¡Yo flipo con la rapidez! Aunque hacen buena pareja, ¿no? (Poniendo acento ruso) Ella es rusa y élraro.

ALICIA

Menuda ensaladilla se cocinaron los dos.

BERTA

Lo tuyo es una fijación.

ALICIA

Qué va, si lo tengo superadísimo (Come), pero es que en este centro tienen los mejores croasanes del mundo.

BERTA

Al final Soledad se vino a la fiesta también, creí que no vendría.

ALICIA

Más le hubiera válido, con ese subnormal haciendo el imbecil.

BERTA

¿Te refieres a Aaron?

ALICIA

(Afirma)

El-mas-imbécil-de-su-promoción. Yo le hubiera matado, te lo juro. Sólo la dejó en paz diez minutos para liarse con la rusa. Esta claro que tiene una fijación contra Soledad.

BERTA

La verdad es que se pasó bastante.

ALICIA

La pobre estaba echa polvo. Por eso se fue pronto, supongo.

BERTA

No se despidió ni nada.

ALICIA

Supongo que se hartó y se largó.

BERTA

Y Aaron también se fué a la francesa, ¿no?

ALICIA

(Encogiendose de hombros)

¿Harán tortilla rusa o ensaladilla francesa? Perdón, pero la rusa me dijo que había quedado con él en otro sitio, luego. A saber…  ¿Quieres un croasán?

BERTA

El croasán con gintonic no me va.

ALICIA

(Sorprendiendose de repente)

Oye, perdoname ¿pero y tu no estas bebiendo mucho… en tu estado?

Pausa. Berta duda, mira al suelo.

BERTA

Bueno, igual si, pero… no, la verdad es que no porque… No se cómo decírtelo…

ALICIA

¿Qué pasa?

BERTA

La verdad es que yo… no estoy embarazada.

ALICIA

(Señalando la barriga)

¿Y entonces eso?

Berta se pone en pie y se levanta la falda, enseñándole a Alicia la barriga falsa.

ALICIA

(Pequeña pausa. Sin saber bien qué decir)

¡Hostias…!! …Da el pego totalmente… Está muy bien…

BERTA

No, no está bien, soy una idiota…

Berta se tapa la cara, no sabe qué decir, se echa a llorar. Alicia la abraza.

ALICIA

Tranquila, mujer. Todas fingimos embarazos de vez en cuando.

BERTA

¿Ah, si?

ALICIA

No, era para que te rieras. Si quieres me lo cuentas, y si no, yo puedo mantener un secreto, aunque no te lo creas.

BERTA

Es que… soy idiota…

ALICIA

Eso no parece un gran secreto.

BERTA

(Llorosa)

Tienes razon… Es que yo quería…

ALICIA

¿Qué querías?

BERTA

…no puedo, me da verguenza contártelo…! No puedo! Lo siento! Estoy muy borracha…

Sale corriendo y se encierra en el baño. Alicia se encoge de hombros. Come otro croasán. Entra Johana.

ALICIA

Hola, Rusa.

JOHANA

Hola… ¿Alicia, verdad? (Alicia asiente mientras come)Perdona la pregunta, pero, ¿has visto o sabes algo de Aarón?

ALICIA

No, desde que estuvimos en El Sitio de Moda no lo he visto. Desapareció.

JOHANA

Había quedado yo con él en otro sitio, te dije. Pero no aparecido… ni llamada, nada…

ALICIA

¿Ninguna de tus amigas limpiadoras será cocinera, verdad?

JOHANA

No, ¿por qué?

ALICIA

Por nada, cosas mías. Pues sí que es raro…

JOHANA

Si, no esperaba esto… Me pareció hombre especial… Pero bueno, tengo que trabajar.

ALICIA

¿Tan temprano?

JOHANA

Así es la vida en el mundo, alguien tiene que trabajar.

ALICIA

A mí no me mires…

JOHANA

Tu… ¿tenéis curso ahora?

ALICIA

Esta tarde, pero estos croasanes están muy buenos. Hemos venido a la sala de relajación.

JOHANA

Ah…?

ALICIA

Berta y yo. Está en el baño.

JOHANA

Ah.

Entran Vanesa y Telma.

TELMA

Hola, rusa…

VANESA

¿Qué tal con tu doctorcito…?

JOHANA

No es de incumbiencia tuya.

TELMA

Qué bien habla desde que se junta con la gente bien.

JOHANA

Yo hablo tres idiomas, ¿tú cuantos?

VANESA

¿Si sabes tanto qué haces de limpiadora?

JOHANA

¿Y tú, que vienes de pueblo a comer mundo, qué haces aquí?

VANESA

¡Rusa, ten cuidado…!

JOHANA

¿O qué?!

Entra Rebeca. Las tres se callan y la miran.

REBECA

Qué novedad, discutiendo en vez de trabajar. Ya deberíais haber fichado, las tres, y no habéis fichado, ninguna.

JOHANA

Yo llegué hace un rato, pero me entretuve aquí (por Alicia) con señora…

ALICIA

Sí, es que le pregunté de donde sacaban aquí estos croasanes tan magníficos (come). Y ella me lo estaba explicando.

REBECA

(A Alicia)

Gracias por la explicación.

(A las limpiadoras)

Y en cuanto a vosotras, creo que ya sabéis que va a haber una remodelación del negocio, pero va a ser mayor de lo esperado. A partir de hoy mismo entra una cuadrilla de limpieza de una ETT.

Entra la cuadrilla de trabajadores temporales con útiles de limpieza (actores de Aarón, Nacho, Maria Lourdes, Rosana, Lucas). Se ponen a limpiar.

REBECA

El estado de limpieza del centro no está a la altura. Sé que ya estáis informadas por el sindicato, así que no os pilla de sorpresa. Aquí tenéis vuestros finiquitos (Les da un sobre a cada una) Recoged vuestras cosas y pasad por la oficina antes de salir, a firmar los papeles. Hasta ahora. (Se dispone a salir)

JOHANA

Señora, ¿pero nos va a despedir a las tres?

REBECA

Así es, pero no es por vosotras, tercerizamos el trabajo.

VANESA

(A Telma)

¡Ja! ¿Ves como no servía de nada lamerle el culo?

JOHANA

No entiendo bien, ¿qué es tercierizar?

VANESA

¿No hablabas tres idiomas?

TELMA

(A Vanesa)

Shh, déjala.

(A Johana)

Que el trabajo se lo dan no al trabajador, si no a otra empresa que los contrata más baratos.

REBECA

Y más eficaces. Os espero en la oficina.

JOHANA

Pero espere, señorita, no puede ser, yo tengo contrato para seis meses más.

REBECA

Todo se hará, legalmente, pero se hará.

JOHANA

¡No puedo quedarme sin trabajo, lo necesito para papeles!

REBECA

Lo siento.

Entra Berta.

BERTA

(A Alicia, aparte)

¿Qué pasa?

ALICIA

Las está despidiendo a las tres.

BERTA

¿Qué me dices? Si eran muy majas…

JOHANA

Perdone, señorita, pero tengo de insistir, por favor…

REBECA

¡Basta, por favor! Vosotras tenéis vuestros problemas y yo los míos: sobra gente, falta presupuesto y tengo el padre y el negocio que tengo, lo siento… se hará todo como mande la ley, pero se hará.

JOHANA

Por favor, Rebeca…

REBECA

¡Y dale Juana con la palangana! ¡Que no hay dinero!! ¡Sabéis lo que significa eso!? ¡No-hay-di-ne-ro!!

CANCIÓN DE LA CRISIS (REBECA/LARA/TELMA)

(TODOS EN ESCENA SALVO ALEXANDRA. TRES GRUPOS A INTEGRAR EN LA COREO: REBECA Y SUS LIMPIADORAS, LOS DE LA ETT Y BERTA Y ALICIA, QUE EN CIERTO MODO APOYAN A LAS LIMPIADORAS DEL CENTRO)

REBECA

(Estribillo)

“No hay dinero, no hay trabajo.

¡es la crísis, entendéis!?

Hay recortes a destajo.

Yo hago todo lo que puedo

ahorro, administro, invierto

busco cómo pagar menos

al estado, para daros

sobrecitos de dinero

cuando acaba cada mes

a pesar de que sois cientos,

yo por todas me preocupo,

y de todas me hago cargo, pero…

-(Suspira) Lo siento-

¡no puedo hacer milagros!

TODAS

“No hay dinero, no hay trabajo.

¡es la crísis, entendéis!?

Hay recortes a destajo.

LAS TRABAJADORAS

Ella viste Gucci, Dior,

Armani o de la Prada

no son marcas de criada

son de gente espabilada

que con sobres saca al mundo

de su atraso, con sudor,

empresarios de salarios

recortados, porque el margen

sí es sagrado, pues si no…

¡¿quien creará el empleo,

desgraciado?!

REBECA

(Hablado, rápido)

Mi margen, desde luego, no se toca, porque de él depende el bienestar económico de toda la sociedad.

TODAS

“No hay dinero, no hay trabajo.

¡es la crísis, entendéis!?

Más recortes a destajo.

VANESA

(Hablado) )

¿Pero tú la oyes!?

(Cantado)

Nos está tomando el pelo!

TELMA

Es difícil ser el jefe…

VANESA

Telma, cariño, eres tonta.

TELMA

…yo de finanzas no entiendo…

VANESA

Con la excusa de la crisis

logran bajar nuestros sueldos

mucho más de lo debido

pero mantienen los suyos!

TELMA

¿Qué sabrás tú de sus sueldos?

Siempre has sido una salvaje

que actúa sin entender

que la vida es muy compleja!

VANESA

Pero también es muy corta

y si no actúas por temor

a no comprenderlo todo

¡nunca jamás harás nada!

(Hablado)

¿tú no comprendes eso?

(Hablado al público, muy rápido, refiriéndose a Telma)

Nuestra vida es un ejemplo de la alienación de las clases trabajadoras una vez el capital ha hundido la lucha sindical mediante el truco de la dispersión de clase…! O algo así, me lo dijo el director de cine.

TELMA

(Hablado al público, por Vanesa)

Limpiando es inútil, pero es una caja de sorpresas…

VANESA

(Cantado)

Yo sé sólo cuatro cosas

y ninguna viene en libro

se gritar y sé reir

se querer y pelear

no se si esto servirá

para lograr sobrevivir.

(Hablado)

Pero me importa una mierda.

(Cantado)

¡Soy como me han parido!

no tengo apenas estudios

ni tampoco malos rollos

soy como soy y soy buena

vengo del pueblo a la city

que es donde está el meollo:

pruébame, vale la pena.

TELMA

(Hablado, por Vanesa)

Ay, cabecita loca.

VANESA

(Hablado, por Telma)

Ay, tonta paciencia.

TODAS

(Estribillo)

No hay dinero, no hay trabajo.

¡crísis, crisis, crisis!

FIN CANCIÓN CRISIS (REBECA/VANESA/TELMA)

REBECA

(A las limpiadoras)

Bueno, en cinco minutos os espero en la oficina.

BERTA

A mi todo esto me da mucha pena…

ALICIA

Así es la vida.

BERTA

Yo no puedo con la vida (se echa a llorar). No puedo, no puedo, aún estoy muy borracha…

Berta vuelve corriendo al baño.

Rebeca va a salir, y en ese momento por la puerta entra Alejandra. Casi se chocan. Rebeca retrocede, un poco intimidada.

LLEGA LA POLICÍA

Entra Alexandra, una inspectora de policía de paisano, con una amplia chaqueta o abrigo.

ALEXANDRA

Perdone, busco a Rebeca Rojas.

REBECA

Soy yo.

ALEXANDRA

(Dándole una credencial)

Soy Alejandra Blanco. Inspectora de policía, aunque vengo de paisano. Estamos investigando un homicidio. No creo que conozca a la víctima, pero pasó parte del día de ayer en un curso, en esta sala, y usted, según tengo entendido, es la directora de este espacio.

REBECA

Acompañeme a mi despacho, por favor.

ALEXANDRA

Perdone, Rebeca, pero me gustaría hablar también con todas las personas que estuvieron aquí ayer por la tarde. Tanto alumnos como trabajadores del centro.

ALICIA

Perdón, siento haberla oído, pero yo estaba aquí ayer por la tarde en el curso. Me llamo Alicia, y hacía el curso de meditación a través del cuerpo de Soledad Stefan. Y Berta, que está en el baño, también. ¿Qué ha pasado?

ALEXANDRA

¿Meditación a través del cuerpo…? Qué cursos más interesantes se hacen aquí, ¿no? Yo creía que se meditaba con la cabeza, pero ahora resulta que el cuerpo puede ayudar en algo a la cabeza, que también es parte del cuerpo, claro… sí, tiene su lógica, (A Rebeca) ¿no le parece?

REBECA

Supongo que sí. Pero no creo que ese homicidio tenga nada que ver con el curso de Soledad Stefan…

ALEXANDRA

Pues me temo que así es.

REBECA

¿Qué ha pasado?

ALEXANDRA

(A los presentes)

¿Alguien más estuvo aquí ayer por la tarde durante ese curso?

Las limpiadoras callan.

REBECA

(Señalando a las limpiadoras)

Ellas trabajan aquí en el servicio de limpieza…

VANESA

Trabajábamos.

REBECA

Bueno, ayer trabajaban y estuvieron aquí. Ellos no, son de una empresa de trabajo temporal que empieza hoy, y es la primera vez que vienen.

ALEXANDRA

(A Rebeca. Por los trabajadores de la ETT)

Ellos pueden salir.

REBECA

Id limpiando vestuarios y despachos, y luego hablamos.

Salen los trabajadores de la ETT.

VANESA

(A Rebeca)

¿Y porque somos limpiadoras somos sospechosas?

ALEXANDRA

Calma, mujer. No sospecho de nadie. Quiero ver si han notado algo extraño, entender cómo funciona este sitio para hacerme una idea de las últimas horas de ese hombre, ya que las pasó en esta sala…

REBECA

¿Es que era un alumno del curso?

ALEXANDRA

Lo era. Y bastante joven.

VANESA

¡Pobre!

ALEXANDRA

Bueno, pobre parece que no era, precísamente.

JOHANA

(Con acento)

Si iba a eso currso desde luego que no. (Todas sonríen)

TELMA

Lo menos que aparcan en el garaje son de audi A7 para arriba.

REBECA

Basta. (Alexandra la mira con curiosidad). No creo que a la inspectora le interesen vuestros cotilleos.

ALEXANDRA

Igual sí. La vida da muchas vueltas. Yo nunca imaginé que llegaría a ser inspectora de policía, y fíjese, aquí estoy, interrogando sobre un asesinato. Mi padre se hubiera sentido orgulloso. Cuando era pequeña la sangre me mareaba (a Rebeca) ¿A usted no le pasaba? (Rebeca niega. A Juana) ¿De dónde es usted?

JOHANA

Rusia.

REBECA

Bueno, pero… ¿va a interrogarnos a todas juntas aquí, en petit comité?

ALEXANDRA

Perdóneme, si quisiera interrogarlas traería una orden y me las llevaría a comisaría. Sólo quiero charlar un poco con las personas que estuvieron aquí.

REBECA

De acuerdo, pero tengo muchas cosas que hacer. Le rogaría brevedad.

INTERROGATORIO POLICÍA -C

Berta sale del baño, aún con mala cara, y un poco mareada se dirige a su silla.

TELMA

(Aparte, a Vanesa, pero Johana las oye)

Vanesa, tenemos que decirle lo que vimos del chantaje del otro…

VANESA

No se si tiene que ver…

JOHANA

(Aparte a las dos)

No decís nada. Igual podemos negociar algo con esa Soledad.

VANESA

Rusa, tú has visto muchas películas.

JOHANA

Sóis despedidas, sin trabajo… hacedme caso, esperáis…

Telma y Vanesa se miran, dudando.

BERTA

(Sentándose)

Hola…

ALEXANDRA

Hola, supongo que eres Berta (Berta asiente). Sientate, tienes mala cara. Soy Alejandra Blanco, inspectora de policía. E iré directo al grano. ¿Conocen a este hombre?

Saca una tablet y se la enseña a todos, que se acercan para verla.

En la pantalla vemos proyectada las fotos que Alexandra les está enseñando. Son fotos de Aarón muerto, tirado en el suelo de un servicio. Cuando las ven, ni Berta ni Johana ni Alicia pueden disimular su impresión.

ALICIA

¡Es Aarón!

BERTA

¡Dios mío!

JOHANA

Es… está muerto?

ALEXANDRA

Sí.

BERTA

No puedo, perdón, tengo que ir al baño…

Berta sale precipitadamente.

ALICIA

Está un poco indispuesta…

ALEXANDRA

Debe ser un curso muy intenso… perdonen que en este trabajo sea todo tan precipitado, pero tengo que hacerles algunas preguntas, ahora. Parece que todas lo conocían…

REBECA

Yo no.

VANESA

Pues estaba aquí cuando vino usted ayer.

REBECA

Pues no me fijé en él. Había más gente.

ALEXANDRA

(A Rebeca)

¿A qué hora vino usted ayer?

REBECA

Serían sobre las seis de la tarde, calculo.

Berta vuelve del baño.

BERTA

Perdón, estoy un poco mareada…

ALEXANDRA

No te preocupes, siéntate. En tu estado no se deberían hacer ciertas cosas.

BERTA

Lo se…

(Se echa a llorar.)

No pasa nada…

ALICIA

Es mejor que no le hagan caso, ya se le pasará.

(A Alicia)

ALEXANDRA

Dentro de pocos meses… (Berta llora más alto)

Bueno. ¿A qué hora acabó el curso?

ALICIA

A las siete.

ALEXANDRA

(A Berta y Alicia)

¿Y qué hicieron luego?

ALICIA

Como era el primer día de curso y se había creado buen ambiente, nos fuimos a celebrarlo.

ALEXANDRA

¿Quiénes fueron?

BERTA

Todos los del curso, creo, incluso Soledad Stefan se vino, un rato.

ALICIA

(Por las limpiadoras)

Y ellas también vinieron.

ALEXANDRA

¿Las limpiadoras del centro se sumaron a la fiesta de Soledad Stefan y sus alumnos?

Todas asienten.

REBECA

Es un curso de buena energía…

ALEXANDRA

(A las limpiadoras)

Ya. ¿Les invitó ella? ¿O fue algún participante en el curso?

TELMA

Bueno, la verdad es que hablamos un poco con algunos de los chicos que estaban en el curso, y con las chicas también, y al final nos dijeron que nos fueramos con todos a tomar algo…

VANESA

Las ocasiones hay que cogerlas al vuelo, y un buen fiestón no se da todos los días…

ALEXANDRA

Totalmente de acuerdo. Incluso hay que provocar las ocasiones. ¿Hablásteis con el fallecido?

BERTA

Aún no me puedo creer que esté muerto…

ALICIA

Sí, lo normal, en un grupo. Todos hablamos con él, unas más, otros menos…

ALEXANDRA

¿Quiénes hablaban más con él?

Pausa. Se miran. Johana se decide a hablar.

JOHANA

Yo… bueno… estuve hablando y bailando con él un rato… nos hicimos bien amigos, en ese rato…

ALEXANDRA

¿Amigos?

JOHANA

(No sabe que decir, mira a Alicia)

Si… Tenía algo que me gustaba mucho…

ALEXANDRA

¿Podría saber el qué?

JOHANA

No me dio tiempo a descubrirlo…  es increíble que ahora esta muerto.

ALEXANDRA

Así es. ¿Te dijo algo fuera de lo normal? ¿Algo extraño?

JOHANA

No, bueno no se. Era hombre raro, pero debajo se veía buena gente.

BERTA

Sí, yo creo que era buena gente…

ALICIA

Pues a mi me parecía un cretino que estaba todo el día criticando a Soledad Stefan.

BERTA

Bueno, sí, eso también es verdad…

ALEXANDRA

¿En serio? (Mira a Rebeca) ¿Qué decía de Soledad?

ALICIA

Dudaba abiertamente de sus métodos y de sus conocimientos. Se metía todo el rato con ella, era insufrible.

ALEXANDRA

¿Y Soledad lo sabía?

ALICIA

Claro que sí, estaba hasta las narices de él.

BERTA

Sí, un poco sí…

Alexandra escribe en una libretita. Rebeca está inquieta.

REBECA

Pues, por lo poco que yo la conozco, yo diría que Soledad Stefan es una gran profesional…

ALICIA

(Dándose cuenta de lo que ha dicho)

Bueno, claro que sí, todo esto lo digo, pero no es nada grave, nada en serio… Soledad era un modelo de equilibrio.

BERTA

Por supuesto, es una gran mujer…

ALEXANDRA

(A Rebeca)

¿Entonces creen que esa gran mujer se tomaba esas críticas insufribles en broma, no?

JOHANA

No broma, muy serio: Aarón no gustaba nada de Soledad, decía que era mentiriosa, falsia y le gusta el dinero mucho… una embaucadiora, decía.

ALEXANDRA

Ya… luego quiero hablar contigo en privado. (Vuelve a mostrar la tablet) ¿Conocen a estas personas?

Vemos varias fotos de Nacho y Maria Lourdes, en distintos momentos de la fiesta, bailando juntos, bebiendo…

BERTA

Sí. Son Nacho y Maria Lourdes, dos alumnos, también.

ALEXANDRA

Estas fotos fueron sacadas por las cámaras del Sitio de Moda -hay muchas. Son las últimas personas que fueron vistas con Aarón, por uno de los porteros del local. Les vio discutir con él. ¿Saben dónde puedo localizarlos? Hemos llamado a sus casas pero no responden. Tampoco he podido localizar a Soledad Stefan.

BERTA

No tengo ni idea. Se fueron sobre las cinco de la mañana, y no se más…

Se oyen ruidos detrás de uno de los paneles del fondo. Todos miran.

ALEXANDRA

¿Quién está ahí?

Pausa, se oyen cuchicheos detrás del panel. Rebeca acciona un interruptor en la pared y se enciende la luz detrás del panel, mostrando las sombras de Nacho y Maria Lourdes, a medio vestir sobre una colchoneta. Por un lateral asoma la cabeza de Nacho. Hilaridad contenida general.

NACHO

Hola, perdón, me había quedado dormido en una colchoneta.

ALEXANDRA

Pero bien acompañado, por lo que vemos. ¿Tú debes de ser Nacho, verdad?

NACHO

Sí.

Por el otro lado aparece la cabeza de Maria Lourdes. Ambos se levantan, envolviéndose con unas toallas. Berta cogerá del perchero unos abrigos y se los pondrán por encima.

MARIA LOURDES

Y yo soy Maria Lourdes.

ALICIA

(En voz baja a Berta)

Vaya con la legionaria.

BERTA

(Idem, a Alicia)

Estaba haciendo una buena obra.

ALEXANDRA

Supongo que habréis oído todo.

NACHO

¡Claro! Es imposible dormir con el ruído que hacéis.

MARIA LOURDES

¡Nacho…!

ALEXANDRA

Supongo que dormir no era el objetivo. Pero bueno, sois las últimas personas vistas en compañía de vuestro compañero muerto. Os vieron discutir con él, defendiendo a Soledad.

MARIA LOURDES

Sí, le dijimos que no fuera tan duro con ella, que no tenía razón, que ella era una buena persona, pero todo con tranquilidad.

NACHO

Exacto.

ALEXANDRA

¿Y luego?

MARIA LOURDES

Nosotros nos fuimos, dando un paseo, y él no se si se quedó o se fue.

NACHO

Eso es.

ALEXANDRA

¿Y Soledad?

MARIA LOURDES

Se había marchado ya antes, a las cuatro y veinticinco. Nosotros nos fuimos a las cinco y treinta y cinco.

NACHO

(Por Maria Lourdes)

Es una máquina.

ALEXANDRA

No lo dudo. El curso es por las tardes, ¿cómo pudísteis entrar aquí esta mañana?

MARIA LOURDES

Todos los alumnos de este curso tenemos una tarjeta de acceso a las instalaciones, al spa, la sala de relajación… todo eso, a cualquier hora… razonable.

Alexandra mira a Rebeca.

REBECA

Sí, es una experiencia piloto, de curso global… que estamos valorando.

ALEXANDRA

Ahá. Usted es la responsable de este edificio, pero exactamente ¿cuál es su labor?

REBECA

El edificio, como otros muchos, es del grupo Rojas, fundado por mi padre…

ALEXANDRA

Arturo Rojas, actual presidente de la Patronal, si no me equivoco.

REBECA

Exacto…

ALEXANDRA

Por cierto, qué mala suerte han tenido los últimos presidentes con esos asuntillos que les han salido, ¿verdad? Estoy segura de que a su padre no le pasará nada parecido, pero que tenga cuidado porque así es este país… no perdona a los que destacan, en lo que sea, al menos es mi opinión, ¿no está de acuerdo…?

REBECA

(Sin saber como reaccionar)

Eh, no se… bueno, como le decía yo tengo aquí mi despacho y me ocupo de la dirección de logística y comercialización de todo el complejo. En él ofrecemos un nesting integral de empresas junto con las instalaciones: limpieza, mantenimiento, publicidad, etc. Especialmente a empresas dedicadas a las terapias alternativas y el wellness.

ALEXANDRA

¿Conoce usted personalmente a Soledad Stefan?

REBECA

…si, pero muy poco, casi le diría que de vista.

ALEXANDRA

Pues en el listado de llamadas del móvil de Soledad Stefan su número aparecía en varias ocasiones… en los últimos tiempos…

REBECA

Si… supongo, claro, a causa de la organización de este curso.

ALEXANDRA

Comprendo. ¿Conocía usted a los participantes?

REBECA

No.

ALEXANDRA

La víctima del homicidio -Aarón- era médico, una especialidad rara… neuropsiquia, neuropsicología cognitiva…

REBECA

(Sin poder contenerse)

¿Cognitiva?

MARIA LOURDES

Sí, lo dijo en la primera sesión, al presentarnos, ¿verdad, Nacho?

NACHO

Desde luego, si ella lo dice es que lo dijo.

MARIA LOURDES

(A Berta, por Nacho, aparte)

¡Es más majo!

BERTA

(A Alicia, aparte)

Me están volviendo las náuseas.

ALICIA

(A Berta, aparte)

No me extraña.

ALEXANDRA

Sí, neuropsicología cognitiva… vaya nombrecito, ¿verdad? Por lo visto hace referencia al proceso por el que nuestra mente llega a conocer y a catalogar la realidad real, qué curioso, ¿no? Por lo visto hay una realidad que no es real… Debía ser un hombre muy especial. ¿No le suena esa especialidad de nada, verdad?

REBECA

(Mínima pausa)

No.

ALEXANDRA

Perdone la pregunta, pero ¿dónde estaba esta madrugada a las cuatro cuarenta de la mañana?

REBECA

Durmiendo en mi cama. Vivo sola.

VANESA

(A Telma, aparte, en voz baja)

No me extraña.

TELMA

(Ídem)

Si se muerde la lengua se envenena.

ALEXANDRA

¿Notó algo raro ayer cuando hablo con Soledad Stefan?

REBECA

No.

ALEXANDRA

Gracias. Ahora querría hablar un momento en privado con Johana, si es posible.

JOHANA

¿Cómo sabe mi nombre?

ALEXANDRA

Mi trabajo es saber cosas. ¿Podemos hablar?

Johana asiente.

REBECA

Pasen al office, estarán más tranquilos.

ALEXANDRA

(A Rebeca)

No se vayan, enseguida vuelvo.

Alexandra y Johana pasan al Vestíbulo.

ALICIA

Yo no me muevo de aquí.

MARIA LOURDES

Nacho, mi amor, ¿puedes traerme mi bolso? Debo tener una pinta horríble.

NACHO

Sí. ¡Quiero decir que te traigo el bolso, no que tienes una pinta horríble! (Va a por el bolso detrás del panel)

MARIA LOURDES

(A Berta)

Qué gracioso es, ¿verdad?

BERTA

Yo me parto con él…

Mientras, en el Vestíbulo…

ALEXANDRA

Asi que tu y la victima os hicísteis buenos amigos ayer noche… (La mira detenidamente).

JOHANA

Eso no es delito.

ALEXANDRA

Desde luego que no. Aaron es… Perdón, era un hombre atractivo… Supongo que estarás de acuerdo, ¿no?

JOHANA

Supongo, pero no creo que este obligada a contestar a eso.

ALEXANDRA

Yo creo que lo era. ¿Por qué te viniste a España, y cuándo?

JOHANA

A trabajar, hace diez meses.

ALEXANDRA

Yo tampoco crecí aquí, ¿sabes? Pero cambiar de aires me encanta. Y dime una cosa: ¿por qué trabajas de limpiadora si eres enfermera?

JOHANA

¿Cómo sabes eso?

ALEXANDRA

Es mi trabajo, ya te lo he dicho.

JOHANA

No convalidan mi título aquí. Solo allí, pero vine rápido, sin tiempo de papeles…

ALEXANDRA

¿Por qué tan rápido?

JOHANA

Por un hombre, español, que se cansó de mi también rápido.

ALEXANDRA

Ah. ¿Otro buen amigo…? ¿Y dónde está ese hombre ahora?

JOHANA

¿Y qué importa eso aquí? ¡Yo qué se! Ni me importa. Hace meses no veo a él.

ALEXANDRA

¿Y qué piensas hacer en el futuro? Parece que este trabajo no os va a durar mucho.

JOHANA

No se…

ALEXANDRA

Nunca sabemos nada, ¿verdad? Yo también he dado muchas vueltas antes de acabar aquí, y todavía me quedan muchas que dar, creo… Y en el fondo lo único que he aprendido es que hay que fiarse de los instintos, porque la vida es de los atrevidos, ¿no te parece?

JOHANA

¿Qué me quieres decir con eso?

ALEXANDRA

Nada. (Inicia música) Pensamientos que se me ocurren…

Alexandra canta.

CANCIÓN ALEXANDRA/JOHANA

¿Dónde iré, qué puedo hacer?

¿Cómo escoger el sendero?

¿Cuándo debo correr?

¿A quién debo amar primero?

La vida es un viaje

sin destino conocido

apostamos por un tren

sin saber a dónde va

…y nos subimos.

Aquí o allí, qué mas nos da,

si hay calor en el camino,

y tras el túnel, la luz

vuelve a abrirnos los sentidos.

Variación del tema.

JOHANA

Yo no quiero estar aquí.

ni sé ya dónde encajar,

pero se que hay un lugar

a medida de mi cuerpo.

Dejé un día mi país

tras de un sueño, de un amor,

tras de algo que ahora sé

que era sólo una ilusión.

Aquel hogar no existe ya

sólo queda una pasión

en busca de una razón

para volver a luchar.

No se dónde puede estar

ni si un día encontraré

ese lugar que yo sé

a medida de mi cuerpo.

ALEXANDRA

La vida es un viaje

sin destino conocido

haz tu apuesta y sube al tren

sin saber su direccion

ni tu destino…

Alexandra le acaricia la barbilla a Johana con suavidad. La rusa la mira, confundida. Alexandra le da una tarjeta.

ALEXANDRA

Por si recuerdas algo. O por si decides atreverte. En mi trabajo necesitamos gente como tú.

Sale. Johana la mira salir, extrañada, luego mira la tarjeta y, cuando lee lo que hay escrito, vuelve a mirarla aún más extrañada, y luego sigue a Alexandra, pensativa, de vuelta a la Sala.

FIN CANCIÓN JOHANA

ALEXANDRA

(Entrando en la Sala, a Rebeca)

Para no entretenerla más, me gustaría dar un vistazo por aquí, si me lo enseña, y luego ya la dejo libre.

REBECA

Adelante, venga conmigo… (A las limpiadoras) Vosotras esperadme aquí, y me firmáis los papeles. (A los alumnos, Berta, Alicia, Nacho y Maria Lourdes) Y vosotros, si la inspectora no os necesita más… (Alexandra niega con la cabeza), creo que podéis andar a vuestras cosas…

(En ese momento le suena un mensaje en el móvil, mira el remitente. Mientras los alumnos hablan, lo lee sorprendida y guarda el móvil, disimulando).

NACHO

(A Maria Lourdes)

Claro, podemos ir al SPA.

MARIA LOURDES

No se si está bien… con Aarón muerto…

NACHO

Para enviarle nuestra energía, mujer…

MARIA LOURDES

…Ah, pues tienes razón. Eres un cielo. (A Berta y Alicia) ¿Os venís?

BERTA

No, gracias.

ALICIA

Yo sí voy.

BERTA

Ah… bueno, yo también.

MARIA LOURDES

Aunque en tu estado, la sauna igual no te sienta bien…

BERTA

No te preocupes, de verdad… odio a este niño…

Sale por el fondo, los otros alumnos la siguen, hacia el SPA. Alexandra y Rebeca van a salir por el vestíbulo…

LUCAS HARRISON DE NUEVO

En ese momento se dan casi de bruces con Lucas, que llega, bien vestido esta vez, y con un maletín en la mano, atado con cadenita a la muñeca. Retroceden. Lucas entra. Alexandra lo mira con interés. Lucas sigue hablando con acento extranjero.

LUCAS

Perdonen, vengo buscando a Rebeca Rojas.

REBECA

Soy yo.

LUCAS

Tengo que hablar con usted, en privado.

REBECA

Va a tener que esperar un poco.

LUCAS

Es muy urgente. (Se le acerca. En voz baja) Vengo de parte de Soledad Stefan.

REBECA

(Pausa, duda qué decir. En voz alta)

¿Dice que viene de parte de Soledad Stefan?

Lucas asiente.

ALEXANDRA

Perdóneme… (consulta su tablet con parsimonia) Soy Alexandra Blanco, inspectora de policía. ¿Usted no es Lucas Harrison? Tengo aquí una foto suya.

LUCAS

Sí, lo soy. Perdóneme, si usted es policía… ¿entonces ella (por Rebeca) ya está al tanto de todo…?

REBECA

¿Se refiere al asunto de la muerte de… ese tal Aarón? (Lucas asiente) Si, lo estoy.

LUCAS

Mejor…

ALEXANDRA

…Usted figura como participante del curso que hacía la víctima, en la lista que tengo.

LUCAS

Así es. Estaba ayer en esa clase. Y vengo con un mensaje muy urgente de Soledad para Rebeca Rojas, pero es de naturaleza privada…

ALEXANDRA

Dadas las circunstancias, y sin ser una orden, me parece conveniente que yo conozca ese mensaje también, ¿no cree?

LUCAS

(Pausa. Lucas duda)

No lo se… pero de acuerdo, tampoco veo problema, pero… (hace un gesto con la cabeza hacia las tres trabajadoras)

REBECA

(A Alexandra y Lucas)

Vengan por aquí. (A las trabajadoras) No os vayais, luego hablamos.

Rebeca, Lucas y Alexandra pasan al Vestibulo del centro. Vanesa y Telma se miran, y luego miran a Juana. Las tres se acercan a la puerta y pegan el oído.

LUCAS

Desde ayer trabajo como ayudante de Soledad Stefan, y ella me ha pedido que venga a solicitar su ayuda, Rebeca, para pagar la fianza (Rebeca mira a Alexandra sin entender) y para contarle los detalles que ella misma me contó sobre este asunto. Ella no puede realizar llamadas desde dependencias judiciales.

ALEXANDRA

(A la vez que Rebeca)

¿Qué fianza?

REBECA

(A la vez que Alexandra)

¿Qué fianza?

LUCAS

La fianza que el juez le ha impuesto a Soledad.

ALEXANDRA

A Soledad… ¿¡por qué?!

LUCAS

Por el homicidio de Aarón…

REBECA

¡¿Qué?!

Rebeca está muy afectada, pero disimula. En la habitación de al lado las trabajadoras acusan también la noticia, con gestos, pero sin hacer ruído.

LUCAS

(A Alexandra)

¿Pero no me había dicho que ella (por Rebeca) estaba al tanto de todo?

ALEXANDRA

Yo tampoco sabía que se hubiera imputado a Soledad Stefan.

REBECA

¡Es imposible… eso es una idiotez! Quiero decir, no la conozco mucho, pero algo así me parece difícil de creer…

LUCAS

Ha sido ella la que ha confesado, y se ha entregado voluntariamente… (mira su reloj) hace tres horas. (A Alexandra) ¿No estaba usted enterada?

ALEXANDRA

Estoy sin batería en el móvil desde hace unas horas, el cargador de la tablet no es el mismo que el del móvil, ¿sabe? No se por que no los hacen todos iguales, es muy molesto (a Rebeca) ¿no le parece? Discúlpeme, tengo que hacer una llamada, ¿hay algún teléfono?

REBECA

Sí, en la Sala hay uno.

Alexandra entra en la Sala. Las tres trabajadoras vuelven precipitadamente a sus posiciones anteriores, disimulando.

LUCAS

(Cuando Alexandra ya ha salido)

Pues vaya inspectora…

ALEXANDRA

¿El teléfono, por favor?

JOHANA

Está en este armario, se lo abro. (Le abre el armario del DVD, y le da un teléfono de cable)

Alexandra marca la llamada. Vemos las acciones que ocurren en los dos espacios simultáneamente.

REBECA

¿Y qué detalles son esos que me tenía que contar?

LUCAS

Los mismos que Soledad le ha contado al juez… me ha pedido que le asegure que fue un homicidio involuntario…

ALEXANDRA

(Por el teléfono)

…Soy Alexandra, pasame con el comisario…

REBECA

¿Pero qué pasó?

ALEXANDRA

(Por el teléfono)

…Paco, cuéntame… (mientras habla Lucas, Alexandra hace gestos de asentimiento a lo que el Comisario le irá contando por teléfono)

LUCAS

Ayer hubo fiesta, ya sabe, y por lo que me contó Soledad, Aarón, tras varias copas, se puso muy pesado, la siguió a un reservado, donde ella iba a fumar, amenazándola, discutieron y en un forcejeo ella le empujó, él resbalo, se golpeó la cabeza al caer y murió en el acto. Soledad se asustó, había mucha gente… salió disimuladamente y se fué a casa… Por lo visto un vigilante descubrió el cadáver a las 4 de la mañana. Sobre las seis la policía fue a su casa, pero Soledad no les abrió. Estaba desesperada. Luego me llamó y me pidió que la acompañara a entregarse…

REBECA

(Afectada)

Parece que confía mucho en tí, contando con que empezaste ayer a trabajar para ella…

LUCAS

Si, tenemos mucha complicidad… y yo había visto como era Aarón…

REBECA

 Ya, seguro que lo ha pasado fatal…

ALEXANDRA

(Por teléfono)

Pero espera, Paco: ¿el forense corrobora su versión…?

LUCAS

Está deshecha. Le acusarán de homicidio no premeditado, involuntario. Todavía no lo sabe nadie, pero esta tarde tiene programa en directo…

REBECA

Sí, un deluxe… No se si esto se va a poder ocultar mucho tiempo…

LUCAS

(En voz baja y con urgencia)

Si pagamos la fianza antes de las dos, puede llegar al programa. Y podemos taparlo todo hasta fin de mes, cuando el programa entra en vacaciones, y quizás así se pueda salvar del desastre…

Pero hay que ocultarlo a los medios y pagar ahora mismo. Son las doce y media. Yo tengo ya parte del dinero (le muestra el maletín), doscientos mil, de Soledad, pero me dijo que hablara con usted. La fianza es de cuatrocientos mil.

REBECA

Faltan doscientos (Lucas asiente. Rebeca suspira)Soledad me acaba de mandar un mensaje pidiéndome que confíe en tí. ¿Pero a tí no te ha dicho por qué me ha escogido a mí para ayudarla?

LUCAS

No, me dijo que viniera, símplemente, que usted sabría qué hacer…

Rebeca se aparta un poco de Lucas, pensando.

ALEXANDRA

(Por el teléfono)

De acuerdo, Paco, entonces voy para allá. (Cuelga, se dirige hacia el Vestibulo)

LAS DOS JEFAS -C

VANESA

(A Alexandra, provocativa)

¿Así que la asesina era la Stefan, no? No éramos nosotras, ni la rusa… Hay que joderse. Tanta pasta como tiene y se carga a un tío, qué fuerte…

TELMA

No me extraña, pero a ver qué dice el tuiter, seguro que ya se sabe…

Telma saca su móvil y comienza a teclear.

Lucas, al oír a Vanesa, se ha acercado a la puerta muy preocupado.

LUCAS

(Al ver a Telma tecleando en su móvil)

¡Eh, tú, para! (A Alexandra, acusador) ¡¡¿Se lo ha contado a estas mujeres!!? ¿¡Usted es idiota!?

ALEXANDRA

Te han oído a tí, y cuidado con lo que dices. (A Rebeca) El comisario me ha confirmado que todo lo que él ha dicho es cierto.

LUCAS

(A Telma)

¿Qué estas escribiendo?! ¡Deja ese móvil!

Se abalanza hacia ella.

VANESA

(Interponiendose)

¡Cómo le toques un pelo a mi prima te parto la cara! ¿Tu quien coño te crees que eres?

LUCAS

El ayudante de Soledad Stefan. No podéis hacer público nada de lo que hayáis oído aquí.

VANESA

Porque tú lo digas…

Telma sigue escribiendo en su móvil.

LUCAS

¡¡Trae ese móvil!!

Lucas se abalanza sobre Telma e intenta quitarle el aparato. Vanesa se abalanza sobre Lucas y empieza a pegarle. Alexandra se abalanza sobre ambos e intenta separarlos. Johana intenta ayudar a Alexandra a separarlos. Rebeca intenta hacer algo sin hacer nada en concreto. Diálogo en la pelea a improvisar según montaje.

REBECA

¡Por favor! ¡Por favor! ¡¡Por favor!! ¡Dejad de pegaros! …voy a llamar a seguridad…!

LUCAS

(Desde dentro de la pelea)

¡No llame a nadie más!

REBECA

…¡Joder! Juana, ayudame.

Ayudada por Juana, Rebeca intenta ayudar a separar a Lucas de Telma y de Vanesa, pero en un súbito movimiento, Vanesa propina un codazo en la cara a Rebeca. Rebeca cae hacia atrás, tapándose la cara con las manos. Cuando las abra, tendrá la cara llena de sangre.

ALEXANDRA

¡Ya está bien!

Al ver aquello, cesan las hostilidades. Lucas y Alexandra rodean a Rebeca. Las otras tres los miran. Rebeca está encogida sobre sí misma, tapándose la cara.

LUCAS

Rebeca, ¿se encuentra bien? ¿Me escucha? Digame algo.

TELMA

Puede tener una commocion cerebral.

Rebeca no reacciona.

ALEXANDRA

¿Quiere que llamemos a una ambulancia? Déjeme ver…

Johana acerca el teléfono.

JOHANA

Aquí está el teléfono…

VANESA

Ha sido sin querer.

LUCAS

Rebeca, diga algo, ¿me oye? Digame algo si me oye.

Rebeca levanta la cabeza. Luego se levantará. Esta llorando.

REBECA

Joder… No es justo… No es justo.

ALEXANDRA

Déjeme ver…

Alexandra le mira el golpe, le limpia con un pañuelo. Busca otro.

ALEXANDRA

Algo para presionar la nariz…

Vanesa le pasa un trapo mugriento. Johana se lo quita y le da un pañuelo limpio.

ALEXANDRA

Apriete ahí, para cortar la hemorragia. No está rota.

Rebeca se aprieta la nariz, mientras sigue llorando en silencio.

TELMA

(A Lucas)

¿Me devuelves mi movil? Tú no tienes derecho a prohibir que informemos a quien nos de la gana.

ALEXANDRA

Él no, pero yo sí. Divulgación de secretos de sumario. Os puede caer un año.

Coge el móvil de Telma de las manos de Lucas y se lo guarda.

ALEXANDRA

Luego te lo daré.

TELMA

Cuídamelo, que me ha costado una pasta.

VANESA

Entre ellos se protegen, y a nosotras que nos den…

REBECA

(Llorosa, apretándose la nariz y con la boca medio tapada, no se le entiende nada)

A todos nos dan…

ALEXANDRA

¿…Perdón?

REBECA

(Intentando rehacerse, sin conseguirlo del todo)

Digo que estoy harta….

Inicio música

CANCIÓN DE AMOR DE REBECA

REBECA

Toda mi vida ocultando.

Me oculté de mi padre,

me oculté de mi misma,

estar a la altura, hacerlo perfecto.

Y ahora contigo, ¡qué vida!

oculto el afecto.

Yo_estoy muy segura ¿y tú? ¿estás segura?

A ratos nos vemos, “aún no, mi vida”

“aún no_es el momento”, ¿y cuándo lo es?

Mi nombre te_ha _abierto más de_una puerta

Y tú, Soledad, creo…

que no estás abierta.

En tus momentos duros a mí nunca me llamas

la vida que tú llevas no sé si me interesa

y lo que me interesa_a ti ya no te llama.

¿A ti te parece posible esta pareja?

Buscan refugio en lo más lejos de su vida

porque viven bien pero no viven a cien,

y_así_hay que vivir para vivir la vida.

Porque vivir, mi vida, no_es sólo vivir bien.

Buscan refugio en lo más lejos de su vida

porque viven bien pero no viven a cien,

y_así_hay que vivir para vivir la vida.

Porque vivir, mi vida, no_es sólo vivir bien,

no_es solo vivir bien.

(Hablado)

-Te quiero, Sole, pero no se si puedo contar contigo-

FINAL CANCIÓN DE AMOR DE REBECA

VANESA

¿Soledad Stefan y tú sois pareja?

REBECA

Desde hace tres años.

TELMA

¿Y por qué lo lleváis en secreto? Hoy día es muy normal.

REBECA

Será en tu mundo. En el mío no tanto.

VANESA

¡Venga ya!

REBECA

Mi padre nunca volvería a mirarme a la cara, lo se.

JOHANA

Cada mundo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

TELMA

¿Y Soledad Stefan? A ella le da igual, ¿no?

REBECA

(Negando)

Muchos de los seguidores de su programa son hombres.

VANESA

Más morbo, tía.

REBECA

A la cadena el morbo no le gusta.

TELMA

Pero aumenta la audiencia.

REBECA

Ya, pero la Conferencia Episcopal es uno de los primeros accionistas de la cadena.

VANESA

¿Y entonces qué? ¿Os vais a pasar la vida en el armario?

REBECA

(Afectada)

No lo se. Ese dinero (por el maletín) era para comprarnos un refugio lejos de todo. Un sitio donde nadie nos moleste. Donde vivir con tranquilidad. Pero ya no se si vale la pena… Yo he sido la última en enterarme de todo… (A Lucas) ¿Qué hora es?

LUCAS

La una menos diez.

REBECA

Vuelvo en seguida.

Sale Rebeca. Hay una pausa en silencio.

JOHANA

Asesina y lesbiana, vaya con la Stefan…

TELMA

Cómo te pasas, rusa.

VANESA

¿Qué tienes tú contra las lesbianas? Mis mejores amigas son lesbianas. Es un proceso interno…

TELMA

Además, fue asesinato con premeditación, pero involuntario… ¿no?

ALEXANDRA

Homicidio involuntario. El asesinato siempre es intencionado, porque hay dolo.

TELMA

Bueno…¿ves? Que no queria. A mí me da pena de la jefa, que se va a meter en un lío, y es por amor.

JOHANA

¿Amor? ¡Una mata un hombre y la otra acaba de despedir a tí…!

TELMA

¡Si, pero está hecha polvo! Sicológicamente todos los seres humanos somos iguales, eso sale en la tele.

JOHANA

Pero económicamente somos cada vez más difarentes. El dinero es buen tratamiento sicolágico.

VANESA

Vale, pero a mí también me da pena Rebeca, no se, es… chungo…

JOHANA

Las hijas de puta también pueden dar pena. A mi el que me da pena es Aaron.

TELMA

Eso fue sin querer…

JOHANA

Sin querer que la descubran.

Lucas revisa el maletín (del cuál no se ha separado durante la pelea), para ver si siguen bien cerrado.

TELMA

(A Lucas)

Perdona, ¿pero es verdad que en ese maletín hay 200.000 euros en efectivo?

Lucas asiente.

ALEXANDRA

Llevar todo ese dinero en efectivo es una imprudencia.

VANESA

(A Lucas)

Te juro que no voy a hacer nada, pero ¿podría verlos?

TELMA

A mí también me gustaría. Nunca hemos visto 200.000 euros juntos, como en la películas.

Lucas mira a Alexandra, que se encoge de hombros. Lucas lentamente sujeta entre los brazos el maletín y lo abre. Dentro vemos los fajos de billetes. Johana también se acerca para poder verlos bien.

LUCAS

No se toca.

VANESA

Uau.

TELMA

Con eso me compro el iPad 3, la PSP 4, el iphone5, la smartTV 74 pulgadas y un piso, para instalarlo todo, y dejo a mis padres tranquilos.

JOHANA

A mí no me volvéis a ver.

VANESA

Yo me compro un Ferrari y con las vueltas os pago unas birritas.

TELMA

No te da para las dos cosas.

VANESA

Hay que joderse.

Vuelve Rebeca, con una bolsa de lona con cierre en una mano y un maletín en la otra.

REBECA

Ayudeme, Lucas. Sostenga esto abierto, aquí llamará menos la atención.

Le da la bolsa de lona. Ella abre el maletín y comienza a meter fajos de dinero atados con gomas dentro de la bolsa.

Es fin de mes, así que entre los sobres en negro que tenía mi padre preparados, el B de los restaurantes del grupo… y mis ahorros para el piso, llego a 194. Me faltan 6000 euros. (Mirando a Telma y a Vanesa y tomando aire) ¿Me los prestáis?

TELMA

(Con un gesto de incredulidad)

Pero si no tenemos un duro…

REBECA

Me refiero a vuestros finiquitos y los sueldos de este mes… los sobres que os dí antes.

VANESA

…¡qué fuerte!

TELMA

…¡qué fuerte!

REBECA

Sumando eso y lo que puedo sacar del cajero creo que llego. Os los devolveré en seguida, claro.

VANESA

Rebbi… eres la hostia! ¿Pero sabes lo que te digo? Que me gusta ayudar a una lesbiana asesina. Así que venga, cuenta conmigo. Toma (le devuelve el sobre que Rebeca le había dado antes) Tengo varias amigas como tú, ¿sabes?

REBECA

Ah… gracias. (Mira a Telma)

TELMA

¿Y lo devolverás en esta semana? (Rebeca afirma con la cabeza) Y… habrá alguna… compensación, ¿no…?

REBECA

…ya pensaré en algo.

TELMA

Me encantaría ir al programa de Soledad…(Se encoge de hombros) …si puede ser… (le da su sobre también a Rebeca)

REBECA

Gracias, ya veremos… (Mira a Johana) ¿Y tú, rusa?

JOHANA

(Johana niega y se guarda el sobre para sí. Se encoje de hombros, como disculpándose, a todos)

Es la crisis, ¿entiendéis?

REBECA

(Aparte)

Qué hija de putin.

(Mete los sobres que le han dado y cierra la bolsa. A Lucas)

¿Vamos? Tenemos que parar en varios cajeros.

ALEXANDRA

Será mejor que os escolte. Es mucho dinero.

REBECA

Gracias.

LUCAS

¿No quieres poner el dinero en el maletín? (Rebeca lo mira con duda) Tiene cadena de seguridad. (Rebeca desconfía, en un impulso le da la bolsa a Alexandra)

REBECA

¿Usted no es agente de la Autoridad? Pues le hago responsable. (A las trabajadoras) Cambiáos y marcháos ya. Mañana os llamaré.

ALEXANDRA

(Devolviéndole el móvil a Telma)

Si esto sale de aquí sabremos que habréis sido vosotras.

VANESA

Pues tu ten cuidadito con mi finiquito, que es todo lo que tengo…

ALEXANDRA

Conmigo esta mejor que en el banco de España, te lo aseguro.

Rebeca coge su bolso del perchero y sale, junto con Lucas y Alexandra, por el Vestíbulo. Lucas lleva su maletín, Rebeca su bolso y Alexandra la bolsa de lona. Las limpiadoras salen por el otro lado.

ESPERE AQUÍ UN MOMENTO

En el vestíbulo/office del local, junto a la puerta del baño, Alexandra se detiene.

ALEXANDRA

Perdóneme, tengo que ir un momento al servicio, me he tomado varios cafés, y no sé qué tiene el café que me da ganas de ir al baño, ¿a usted no le pasa?

SOLEDAD

No.

ALEXANDRA

Ah, yo creía que le pasaba a todo el mundo, por lo visto el café es diurético, es decir que da ganas de ir a… mear. No tardo nada.

Alexandra entra en el servicio. Lucas y Rebeca se quedan esperando. Rebeca está absorta en sus pensamientos. Lucas tararea la canción de los asanas, o la de la crisis…

REBECA

(Mirando su reloj. A Lucas)

¿Qué hora es? No se si en la pelea se me ha roto el reloj.

LUCAS

La una en punto. No se preocupe, nos da tiempo.

Alexandra sale del servicio, con la bolsa de lona en la mano.

ALEXANDRA

He pensado que es mejor que avise al coche patrulla. Hay uno aquí cerca esperando. Le digo que venga a la puerta. Tardaremos menos e iremos más seguros.

REBECA

Muy bien, desde prisa.

ALEXANDRA

Llamo desde el teléfono de antes, si no le importa, es que sigo sin batería, nunca me acuerdo de ponerlo a cargar, siempre me lo digo y luego se me olvida, ¿a usted no le pasa?

REBECA

No.

LUCAS

Voy con usted, yo también me he quedado sin batería y tengo que avisar al juzgado. Estos cacharros, cuanta más resolución menos batería.

REBECA

(Los mira encaminarse a la puerta)

Perdóneme, Alexandra, he cambiado de opinión. Yo llevaré la bolsa. Yendo en coche patrulla ya tengo menos miedo.

Lucas parece que va a decir algo, pero acaba carraspeando. Alexandra se encoge de hombros y le da la bolsa a Rebeca.

ALEXANDRA

Por supuesto, el dinero es suyo. No tardo nada.

Vuelve a entrar a la Sala. Lucas la sigue. Se acercan al armario y Lucas activa y deja el móvil de Soledad sobre el DVD. Luego los vemos atravesar la Sala tranquilamente y cuando van a salir por el otro lado, aparece Johana, con la tarjeta de Alexandra en la mano. Alexandra le hace gestos pidiendo silencio y diciéndole que los acompañe. Los tres salen sigilosamente.

Rebeca, mientras, espera. Saca su móvil, lo mira. Lo vuelve a guardar. Espera. Lo vuelve a sacar y marca un número. Escucha.

Suena el móvil de Soledad que Lucas ha dejado en la Sala. Rebeca lo oye y entra, extrañada, buscando el sonido. Deja la bolsa y el abrigo en el perchero. Por fin lo localiza y se acerca hasta donde está el móvil, y corta la llamada desde su móvil. El de Soledad deja de sonar. Rebeca coge el móvil de Soledad en la mano, sin entender cómo ha llegado hasta allí. En ese momento entra Soledad por la puerta.

SOLEDAD

(Acelerada)

¡Por fin, aquí está el móvil, me he vuelto loca! Debí dejármelo, me di cuenta en la fiesta. (Se lo quita de las manos) ¡Hola, mi amor, perdón, por fin te encuentro! Desde ayer estoy sin línea ni internet en casa, no se por qué, y cuande llegué era muy tarde para salir a llamarte. Vamos, te invito a un café y de camino al estudio te cuento algo, y rápido que igual vienen los del curso y no quiero ni verlos, ese Aarón es pesadísimo, muá (la besa), ¿cómo estás…? ¡¿…Pero qué te ha pasado en la cara!?

Rebeca la mira sin articular palabra, empezando a comprender. De repente echa a correr hasta el perchero, coge la bolsa y abre el cierre. Mete la mano, tantea y saca un rollo de papel higiénico.

REBECA

¡Hijos de putaaa!!

OSCURO. COMIENZA MÚSICA EPÍLOGO

FINAL Y CIERRE -C

Parking subterráneo mal iluminado. Alexandra, Lucas y Johana entran. Alguien se adelanta desde la sombra: es Aarón, llevando algo de ropa entre los brazos. Johana está a punto de gritar, pero Lucas le tapa la boca. Johana se calma. Sobre la música, diálogo rápido y en voz baja.

JOHANA

Estas vivo…

AARÓN

Y coleando.

JOHANA

¿Quiénes sois?

AARÓN

(Por Alexandra)

Te presento a Lola, mi hermana, además de mi jefa…

JOHANA

¿No eres policía, verdad?

ALEXANDRA

No, soy directora general.

De los bolsillos de su abrigo o cazadora saca los fajos de billetes que antes metió Rebeca y se los va pasando a Lucas, que los mete en el maletín mientras se van poniendo la ropa que les ha traído Aarón.

LUCAS

De una empresa seria…

AARÓN

…Y este es su marido, Paco, porque los estafadores también se casan.

LUCAS

Y tienen cuñados pesados.

AARÓN

Como yo. Me llamo Sebastian.

JOHANA

(A Aarón)

Y tampoco eres doctor…

AARÓN

Más bien enfermedad.

JOHANA

(A Alexandra)

¿…y qué pinto yo aquí?

ALEXANDRA

Nos falta una persona para el próximo trabajo y Sebas cree que eres perfecta…

AARÓN

Además de tener muchas otras virtudes que me encantan…

JOHANA

Yo no soy capaz de robar…

LUCAS

Yo creía que tampoco lo era pero esta famila en esto tiene mucho olfato, creeme…

AARÓN

(Dándole una flor a Johana)

No es olfato si no una técnica avanzada en recursos humanos…

CANCIÓN FINAL

ALEXANDRA

Nosotros no robamos

hacemos transacciones

con otros sinverguenzas,

de forma eficiente

y muy competitiva.

Mi abuelo, el fundador,

me enseñó la belleza

de su mundo artesano,

pero los tiempos cambian…

Y mi padre me dijo

en su lecho de muerte:

“hija, roba, estafa,

miente, pero sé consciente

de que en esta época

hay que ser eficiente”.

AARÓN

“Si miras los que roban

en la altas esferas

verás que esos señores

lo son, precisamente,

por ser muy eficientes.”

ALEXANDRA

“Si llegas a lo alto

y rozas la excelencia

ya no tendrá importancia

a lo que te dediques:

serás la referencia!”

Por eso me apliqué,

y estoy tan orgullosa,

porque con la familia

-que me lo dió todo-

soy muy respetuosa.

LUCAS

En cambio yo nací,

de una familia honrada

modelo de estudiante

doctor honoris causa…

Y estando ya en el paro

-y mientras me besaba-

ella me dijo: “loco,

el signo de estos tiempos

es que peor que robar…

AARÓN

(Hablado)

-todo el mundo roba-

LUCAS

¡…es robar sólo un poco!”.

Juntamos su conciencia

Con mi preparación

y surgió esta empresa

llena de vocación.

(Moderna, eficiente

de altísimo nivel,)

casi una Institución

donde mi formación

no cayo en saco roto

porque robar a un ladrón

-todos los sabios lo dicen…

TODOS

(Se enciende la luz en la Sala, donde están todos reunidos, vestidos de calle)

¡…son cien años de perdón!

PUENTE MUSICAL

AARÓN

(A Johana)

¿Te vienes?

ALEXANDRA

A recorrer mundo.

JOHANA

¿Robando a otros ladrones?

LUCAS

Como Robin Hood.

AARÓN

Pero nosotros no lo damos a los pobres.

ALEXANDRA

Nosotros somos pobres, cuando se nos acaba el dinero…

AARÓN

Y ricos cuando llega. ¿Aceptarías compartir esta vida conmigo?

JOHANA

Los perrdidos van al río, ¿no…? ¡Pues yo me mojo!

Aarón y Johana se besan.

CAMBIO DE RITMO

TODOS

No te agobies por dinero

ni vivas pa’ los demás,

vive el momento, muchacha

porque nunca volverá.

SOLEDAD Y REBECA

No te mates trabajando

ni sueñes con figurar

haz lo que debas y aprende

sin dejar de disfrutar.

(Hablado con fondo de música)

REBECA

Que mates a alguien no me importa, lo que me importa es que no me llames para contármelo.

SOLEDAD

A partir de hoy, en cuanto mate a alguien serás la primera en saberlo.

REBECA

Gracias, mi amor, y hablando de crímenes, ¿sabes que el seguro cubre el robo? ¡Hemos ganado dinero…!

SOLEDAD

…siempre he sabido que tu me convenías…

Se besan.

ALCIA Y BERTA

(Canción)

Fuera complejos y dudas

olvídate de triunfar,

sólo triunfa el momento

que nos logra emocionar.

BERTA

Me acaban de avisar que mi madre ha muerto…

ALICIA

…¡¿qué dices!? Lo siento mucho.

BERTA

(Gritando feliz)

¡¡Pues yo no!! ¡Era una arpía…!!

(Llora)

Y lo peor es que es broma…

ALICIA

No hay nada que no se cure con esto.

Alicia la consuela dándole un bocado de su croasán.

MARIA LOURDES Y NACHO

(Canción)

No te fíes de la vida

le gusta mucho engañar

Le gusta darnos problemas

pa’ no dejarnos parar.

MARIA LOURDES

Claro que, si no hay dios, entonces ¿qué hay?

NACHO

Estoy yo, ¿qué más quieres?

MARIA LOURDES

(Sonriendo)

¿Y se te puede adorar?

NACHO

Si no, irás al infierno…

MARIA LOURDES

¡Si es contigo al fin del mundo!

Cara de SUSTO de Nacho. María Lourdes lo besa.

VANESA Y TELMA

(Canción)

A veces es dura la vida

y otras es fenomenal

encaja siempre contento

no te dejes amargar.

TELMA

He oído decir que la jefa nos va a readmitir…

VANESA

Sí, pero la voy a mandar a la mierda.

TELMA

¡¿Por qué!?

VANESA

Yo no he venido a limpiar, y además no es una asesina. Pero tengo un fiestón de muerte esta noche, ¿te vienes?

Telma mira al público con gesto de “¿y qué remedio…?”

LUCAS Y ALEXANDRA

(Canción)

La vida es de los vivos

la vida no vale nada

si te obsesiona el pasado

o el futuro que vendrá.

LUCAS

¿Y ahora a dónde, mi amor?

ALEXANDRA

Ukrania. A cualquier lugar donde haya una buena crisis.

LUCAS

Además de guapa eres un genio.

ALEXANDRA

Me viene de familia…

Se besan.

TODOS

(Canción)

No te agobies por dinero

ni vivas para los demás,

la vida es tuya, y es corta,

no la dejes escapar.

FIN CANCIÓN FINAL

FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s