La verdadera historia de los hermanos Marx

de Julio Salvatierra

Ver o descargar texto en pdf
Ver críticas y prensa
Clip video

Escena 1: ¡ULTIMAS NOTICIAS!

Entra un vendedor de periódicos por la platea, con un pequeño fajo de periódicos bajo el brazo, gritando y repartiendo el programa de la obra, que está impreso en ese formato.

VENDEDOR 1

¡Ultimas noticias! ¡Últimas noticias! ¡Últimas noticias! ¡Los hermanos Marx, una compañía de tercera división, triunfan en un teatro de Camino Ancho! ¡En Camino Ancho -esto es: Broadway- los hermanos  Marx, triunfan in the theatre! ¡Ultimas noticias!

Entra un segundo vendedor por la platea, gritando aún más y repartiendo también hojas de periódico.

VENDEDOR 1 Y VENDEDOR 2

¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias!

VENDEDOR 2

¡No lean las viejas! ¡Las últimas son las mías! ¡Los hermanos Marx abandonan el teatro por el cine! ¡Los Hermanos Marx saltan como ranas! De Camino Ancho a Madera Santa. De Broadway to Hollywood in a pais- peis! ¡Últimas noticias! ¡Las noticias frescas de verdad como lechugas…!

VENDEDOR 1

¡Eh… eh…!

VENDEDOR 2

¿Qué pasa?

VENDEDOR 1

¡Dame un taco!

VENDEDOR 2

Ok.

El vendedor 2 le pasa parte de sus periódicos al vendedor 1. BAJAN AL PÚBLICO.

VENDEDOR 1 Y VENDEDOR 2

¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias!


Entra un tercer vendedor.

VENDEDOR 3

¡Ultimísimas noticias!

VENDEDORES 1 Y 2

¿Eh?

VENDEDOR 3

¡Las noticias más recientes!

VENDEDORES 1 Y 2

¡¡Nooo!!!

VENDEDOR 3

¡The really lapera brand new newses!

VENDEDORES 1 Y 2

¡Buah!

VENDEDOR 3

¡Los hermanos Marx dejan el cine y el teatro! ¡Nadie aguanta ya a los hermanos Marx! ¡Los carcamales se retiran! ¡Adiós, hermanos, mi alma sufre, pero no por vosotros!

Los 2 primeros tiran al aire sus hojas y cogen parte de las del tercero. Entra un cuarto vendedor.

VENDEDOR 1, 2 Y 3

¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias!

VENDEDOR 4

¡Ultimas noticias!¡Mueren los cuatro hermanos Marx!

TODOS

Ohhh

VENDEDOR 4

¡Yeah!¡Ultimas noticias! ¡The four Marx brothers están muertos y enterrados!

VENDEDORES 1 Y 2

¡Enterrados¡

VENDEDOR 3

¿Cómo te has enterado?

VENDEDOR 1

Shut up!

VENDEDOR 4

Ya sólo nos quedan sus películas! El teatro se lo llevaron, y peor para él.  ¡Más muertos que caurrauquiukey! ¡Lass news…!

Ídem: los 3 primeros arrojan al aire sus hojas restantes y empiezan a repartir las del cuarto.

VENDEDOR 1, 2, 3 Y 4

¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias! ¡Ultimas noticias!

Entra un quinto vendedor.

VENDEDOR 5

¡Ultimas pero que últimas noticias! ¡El tiempo pasa! ¡La última hora dice que el time is passing, señoras!¡Los científicos descubren que el paso del tiempo es inevitable y también que las lechugas se amustian!

TODOS

Nooo

VENDEDOR 5

Yeah. Se amustian y rebrotan, se amustian y rebrotan… ¡el tiempo se va! ¡el tiempo se va!

Los 4 primeros tiran sus hojas por el aire y reparten las del quinto. Los gritos se multiplican: “the time is passing!”, “¡se amustian y rebrotan!”, etc.
Entra un sexto vendedor.

VENDEDOR 6

¡Extra! ¡Extra! ¡Extra…!

VENDEDOR 5

¡Eh! ¿Cómo extra? ¿No eran últimas noticias?

(diálogo muy rápido)

VENDEDOR 6

No, lo siento, esto es un extra.

VENDEDOR 5

¡No! ¡Eran últimas noticias!

VENDEDOR 6

Esto es un extra.

VENDEDOR 5

¡Son últimas noticias!

Todos: ¡últimas noticias!, ¡últimas noticias!…

VENDEDOR 6

(tras un rato de intentar callar a los otros)

¡Silencio! ¡Es un extra…! ¡Escucharme! ¡Silencio! ¡¡Que es un extra, coño!

(silencio)

VENDEDOR 1

Un extra ordinario, diría yo.

VENDEDOR 6

Exacto: ¡Extraordinario extra! ¡Extra! ¡Los hermanos Marx se la juegan al mundo desde sus tumbas! ¡Se descubre la película secreta de los hermanos Marx!

TODOS

Nooo

VENDEDOR 6

¡Yes!¡Encontrada una lata de celuloide  en un altillo de los archivos de la Páramun que, al parecer, esconde grandes secretos de alcance internacional!

El resto de vendedores silban impresionados.

VENDEDOR 6

¡¿Qué secretos esconde la verdadera historia de los hermanos Marx!? ¡La única copia de este misterioso documental será visionada hoy por un grupo de expertos en la ONU! Concretamente en los Main Central First Chief Commander General Headquarters.

TODOS

¿Main Central First Chief Commander General Headquarters?

VENDEDOR 6

¡Yes! Main Central First Chief Commander General Headquarters.

TODOS

Main Central First Chief Commander General Headquarters. (repiten 4 veces la frase)

                        Suben todos al escenario.

TODOS (Canción)

Esta noticia

Es increíble

Es delirante

Y especial

Es un misterio

Despampanante

Y es imposible

Pero es real

Estén preparados

Todos alerta

Está prohibido

Parpadear.

Esta es la historia

más verdadera

que nunca nadie

oyó contar.

Estribillo: 
Por eso escuchen

Lo que contamos

Viene de fuente

Oficial

Si alguien dudara

Tenga cuidado

Pues pone en duda

La Verdad.

Es una suerte

Que hoy tengamos

A tanta Agencia

Para informar

Gente que deja

Todo muy claro:

No hay que esforzarse

Ni en preguntar.

Aunque esta historia

Se les figure

Bastante absurda

E irreal.

Hay mucho en juego

La paz del mundo

Y alguna otra

Cosita más.

Estribillo:

Y aunque parezca

Inverosímil

Les invitamos

A escuchar

La verdadera

y gran historia

De los Hermanos Marx.

CODA:

La gran locura

y gran historia

De los grandiosos

Hermanos Marx!

ACORDE FINAL Y OSCURO

Escena 2: EN LA ONU

Aún en el oscuro.

VOZ OFF TEATRO

Sala de proyección en los Cuarteles Generales de la Central Principal de la Primera Jefatura de la Comandancia de la ONU. New York, 5:30 p.m

 

CHICO

¡Ay!

GROUCHO

Perdón.

CHICO

Me ha pisado.

GROUCHO

Lo siento, no le he visto.

CHICO

Yo tampoco le he visto, pero yo no le he pisado.

GROUCHO

Lo siento mucho.

CHICO

Bueno, si quieres te piso, eh…

GROUCHO

No, no, muchas gracias, prefiero pisarte yo. (Luz sobre ellos tres)

CHICO

¡Vale! ¡Cuando quieras!

GROUCHO

¡Ay!

CHICO

¿Qué?

GROUCHO

Que me ha pisado.

CHICO

No he sido yo.

GROUCHO

¿Quién ha sido?

CHICO

No se, creo que alguien ha dicho yo por gestos, pero no le he visto…

GROUCHO

¿Si no le ha visto, cómo sabe qué ha dicho?

CHICO

Lo he sentido. Son muchos años, ya sabes…

GROUCHO

Qué me vas a contar.¡Ay!

CHICO

¿Qué?

GROUCHO

Que me han pisado.

CHICO

¡Ey!

GROUCHO

¿Qué?

CHICO

Que a mi también.

Hace sonar su bocina dos veces

CHICO Y GROUCHO

¡Eeyy!

DUMONT

¡Silence please!

GROUCHO

¡No estamos sólos en el Universo! ¿Quién es usted? (Luz sobre ella)

DUMONT

Silencio.

GROUCHO

Para ser el silencio tiene voz de cotorra.

DUMONT

Por favor, la película está a punto de empezar.

GROUCHO

Eso es lo que me preocupa.

La pantalla se ilumina…

Títulos inicio.

Aparición de los títulos: “La verdadera historia de los hermanos Marx” (y en pequeño) “Oficina de investigación federal, 1953. LA 100-46665”. De repente el proyector se detiene y el celuloide comienza a quemarse por la palabra “verdadera”. Todo el fotograma se quema salvo la palabra “hermanos”.

 

Se apaga la proyección y se enciende una luz en la sala. Groucho y Chico se levantan. Harpo está dormido.

GROUCHO

Ha estado muy bien, ¿no?.

CHICO

Una poesía profunda.

GROUCHO

Un poco larga, quizás.

CHICO

La historia es de combustión lenta, sí, pero el final es bueno.

DUMONT

(levantándose)

Por favor, señores, siéntense, en seguida continuará.

GROUCHO

Ah, la cotorra. Perdóneme por haberle llamado así, estaba ofuscado, normalmente no tengo tan poca sensibilidad: además de cotorra ahora veo que es usted vieja.

DUMONT

Usted también.

GROUCHO

Sí, pero lo mío es por el paso de los años. Perdone, ¿quién es usted?

DUMONT

¿Y ustedes? ¿No serán los expertos que me aseguró que me enviaría el Principal First Chief Commander In Charge Of General Headquarters, from United Nations?

CHICO

(Muy rápido, al público)

Primer oficial en jefe a cargo de los cuarteles generales, de la ONU

GROUCHO

¡Efectivamente! Somos los expertos enviados por el Principal First Chief Commander In Charge Of General Headquarters, from United Nations.

CHICO

Principal First Chief Commander In Charge Of General Headquarters, from United Nations.

GROUCHO

¿Principal First Chief Commander In Charge Of General Headquarters, from United Nations?

CHICO

¡Yeah! ¡Principal First Chief Commander to be or not to be, that´s the question!

CHICO Y GROUCHO

¡Principal First Chief Commander! ¡Principal First…

Dumont se les une y repiten la frase 4 veces.

DUMONT

¡Por favor, señores!

GROUCHO

Of course. Yo soy Henry Expert, él es Leo Expert y él es Expert Junior, también llamado Adolph (Harpo toca la bocina) o Arthur, según. ¿Y usted?

DUMONT

Yo soy Lady Daisy Oldparrot-Rittenhouse, dueña de la única copia de esta película que hoy vamos a ver por primera vez. I am north american.

CHICO

(Al público)Que es norteamericana. Oiga ¿Pero no era que la película se había encontrado en un altillo de la Páramun?

DUMONT

Ah… no, se encontró en un castillo del Páramo, un terrenito que mi difunto marido tenía en la antigua Amazonia, pero ya sabe cómo son los periodistas…

GROUCHO

¿Tiene usted castillos?

DUMONT

Tres…

GROUCHO

¡Bien! ¿Y medios para mantenerlos?

DUMONT

Dos…

CHICO Y GROUCHO

¡Bien!

DUMONT

Dos cadenas de televisión…

CHICO Y GROUCHO

¡Bien!

DUMONT

… seis periódicos…

CHICO Y GROUCHO

¡Bien!

DUMONT

…y una radio.

CHICO Y GROUCHO

¡Bien! ¡Bien! ¡Bien!

DUMONT

Mi marido, que en paz descanse, era un filántropo.

CHICO

¡Muy bien!

GROUCHO

Pues ahora que la veo bien, me parece usted una tórtola juguetona, ¿sabe?, y siento mucho lo de su marido, el artrópodo.

DUMONT

¡Oh, no! El artrópodo no, el filántropo.

GROUCHO

Un filántropo con cadenas es un artrópodo, ¿o era un arácnido…? No se, lo dijo Darwin.

CHICO

No, lo dijo Diego.

GROUCHO

¿Y tú por qué te metes? Yo la vi primero.

CHICO

Eso lo dices tú.

DUMONT

Por favor, señores.

GROUCHO

(A Chico)

¿Siempre dices lo que te han dicho que dicen otros?

DUMONT

Chs, Schs, Schsssss…

CHICO

Se está desinflando.

GROUCHO

Ponle el tapón.

DUMONT

¡Silencio!

GROUCHO

Sus deseos son desordenes para mí. Pero no para él. (A Chico) Así que dile que ya no hace falta decir más: la amo.

CHICO

Dice que la ama.

DUMONT

¡Por favor…!

CHICO

Dice que eres un imbécil.

DUMONT

(A Chico)

¿Pero… usted cree que lo dice en serio?

CHICO

(A Groucho)

Y ahora dice que ella lo es más.

GROUCHO

¿Ves? Estamos hechos el uno para el otro.

La imágen vuelve. La película comienza.

Bebés.

3 cochecitos de bebé…

VOZ OFF

Para encontrar las primeras imágenes de la familia Marx tenemos que remontarnos hasta 1890, en esta película filmada por su tío Al Shean, artista de vaudeville. Los padres, Minnie y Sam Marx Schoenberg…

Fotos sobreimpuestas de los padres, destacadas.

Llega el abuelo Opie.

VOZ OFF

…emigraron desde Alemania a Estados Unidos en 1880, contrayendo matrimonio en 1884. Sus hijos tuvieron la infancia de tantos otros miles de inmigrantes, envuelta en la niebla de la incertidumbre, y en el vértigo de la precariedad.

El abuelo sale corriendo tras el carrito

 

CHICO

(Ríe. A Dumont.)

Fue culpa de Groucho.

DUMONT

¿Groucho?

CHICO

Siempre fue el más malo de los tres, aunque no lo parecía.

HARPO

Afirma con vehemencia. Señala a Groucho.

DUMONT

¿Oiga, usted…?

GROUCHO

Me señalan porque yo soy el experto en Groucho, naturalmente, pero no es verdad: todo es cosa del destino.

A Dumont.

¿Cree usted en el destino, tortolilla?

DUMONT

(Halagada por la tortolilla)

¡Oh…! Si, no… tal vez… no se…

GROUCHO

¡Pero eso es la incertidumbre de Heisenberg, qué espectacular! Veo que es usted una mujer muy leída, espero que siga bien encuadernada y que no le hayan despegado el lomo ni arrugado las cubiertas…

CHICO

Ríe. A Harpo.

¡Mira el abuelo!

Groucho corre hacia su silla, pero Harpo y Chico se lo impiden, mientras Harpo hace sonar la bocina. Groucho acaba encima de Dumont.

DUMONT

¡Por favor!

En la película el abuelo se derrumba de una apoplejía.

DUMONT

Pobrecillo…

GROUCHO

A Dumont

No se inquiete, ese abuelo era un hueso duro de roer y todavía duró muchos años, fabricación alemana, ya no se hacen abuelos así, verdad, chicos?

CHICO Y HARPO

Dudan.

GROUCHO

¿También leeis a Heisenberg, vosotros?

CHICO Y HARPO

Dudan.

Sigue película.

VOZ OFF

La ciudad de Nueva York, a finales del siglo pasado, sólo podía ofrecer una vida dura a los hijos de inmigrantes, pero la familia Marx salía adelante como podía, siempre filmada por su tio Al Shean, ahora un hombre acomodado gracias al éxito de su dúo cómico “Mr. Gallagher y Mr. Shean”, y más tarde envuelto en  movimientos sindicales. Sin embargo, en 1901,  nació el quinto hermano Marx, conocido como Zeppo, y que aquí vemos en brazos de su madre. Este hermano inesperado sin duda vino a aumentar unas dificultades económicas que, como vemos en esta curiosa filmación casera, ya impulsaban a los jóvenes Marx a comportamientos no precísamente constructivos, por decirlo suavemente…

Los tres se pelean por el biberón.

Oscuro, ruído de película rota.

 

CHICO

¿Ve? El más malo siempre era Groucho.

HARPO

Afirma con vehemencia, y señala a Groucho.

GROUCHO

¿Por qué!? Él era sólo una pobre alma solitaria que -desde la zanja- miraba las estrellas y suspiraba, y a veces tosía, por un asma incipiente, con toques de alergia al polen de gramínea…

DUMONT

Lo que no entiendo…

GROUCHO

¡Qué gran verdad es esa!

DUMONT

¿Cuál?

GROUCHO

Lo que no entiende, seguro que es grandísimo, pero no importa: para entender ya estamos los expertos, ¿verdad, chicos?

CHICO Y HARPO

Dudan.

GROUCHO

Siguen con Heisenberg, la verdad les apasiona, la verdad, ah! Dígame, ¿qué es lo que no entiende?

DUMONT

Esta película parece una simple filmación familiar de los señores Marx…

GROUCHO

Hermanos Marx.

DUMONT

Bueno, pero supongo que antes de ser hermanos, eran señores, ¿no?

CHICO

No.

GROUCHO

Al contrario, señora: antes de señores eran hermanos, y nunca dejaron de ser hermanos para ser señores, porque el señorío de los hermanos Marx era su hermandad, y esta hermandad se enseñoreaba de sus señorías de tal modo que incluso los hermanos de las señoras a los que los señores Marx conocían se acordaban de la señora madre de los hermanos, ¿me entiende?

DUMONT

No muy bien.

GROUCHO

No me extraña

DUMONT

Ahora hay dos cosas que no entiendo.

CHICO

Ríe.

Déjeme a mí, yo se lo explico, siempre igual: si hay algo que alguien no entiende y el de bigotes se lo explica, el algo se transforma en el todo, ¿capito?

DUMONT

Con cara de no entender nada

¿Eso también es de Heisenberg, no?

Groucho ríe.

Harpo le pone la pierna en la mano a Dumont.

DUMONT

Pero bueno, ¿qué hace?

Dumont le baja la pierna y Harpo repite el gesto.

Déjeme en paz.

Chico imita a Harpo.

¿Pero usted también?

Harpo vuelve a ponerle la pierna encima. Dumont se zafa y forcejea con Harpo.

¿Por qué me pone la pierna encima para que no levante cabeza?

Dumont empuja a Harpo, el cual tira un puño al aire y cae al suelo.

CHICO

One, two, three.

Dumont se sienta sobre Groucho y se sobresalta.

GROUCHO

No se va a enfadar conmigo una señora que no lleva corsé.

DUMONT

¡Haga el favor de devolverme mi corsé!

Puñetazos de Harpo a Dumont.

GROUCHO

A ver, garzeta del bosque, ¿qué dos cosas no entiende?

DUMONT

La primera es que no veo dónde está ese secreto tan grande, en una película casera de la familia Marx.

GROUCHO

¿Quién le dijo que en esta película había secreto?

DUMONT

El que la encontró en mi altillo: el General Dumbarton, from United Nations.

GROUCHO

Mira sorprendido a sus hermanos, pero disimula.

Of course, esa vieja urraca. Pues es muy posible que lo haya. ¿Pero qué hacía en su altillo el General Dumbarton, si puedo preguntarlo?

DUMONT

Oh… bueno, eh… es un viejo amigo de la familia y… ¡por favor!

GROUCHO

¡Ahora lo llaman así, ya veo, qué cuca…! Pero corramos un tupido velo.

CHICO

Corre el velo, estúpido.

GROUCHO

¡Carrera de revelos!

¿Y cuál es la segunda cosa que no entiende?

DUMONT

¿Por qué se parecen ustedes tanto a los propios hermanos Marx? No lo entiendo. Y además, actúan como ellos.

GROUCHO

No… eso es impresión suya, que nos mira con sus tiernos ojos de abubilla, pero no, no. Nosotros somos expertos en los hermanos Marx, pero nada marx, muy experts, but just experts, of course.

CHICO

Yo más que ex-perto soy in-perto, con eso le digo todo.

GROUCHO

¿Ve?

DUMONT

Ah, comprendo.

GROUCHO

Nunca lo dudé. Somos expertos por inmersión: él (por Harpo) inmersionó una vez en una botella de vacío y se quedó sin voz (Harpo hace sobar la bocina) eso es profesionalidad.

CHICO

Cabal.

DUMONT

Ya, ya… porque los señores -¡perdón: los hermanos!- Marx murieron ya todos, ¿verdad?

GROUCHO

Si, todos, Julius Marx, por ejemplo, al que todos llamaban Groucho, por su simpatía, murió en 1977. Fue un gesto que nunca le perdonaré. Por eso nos parecemos, él tampoco me hubiera perdonado.

DUMONT

Pobrecillos, no me enteré de su muerte, como yo también estaba… en fin. Pero cuénteme, cuénteme…

GROUCHO

Una.

DUMONT

No, no, digo que me cuente qué secreto cree que puede haber en esta película.

GROUCHO

No tengo ni idea, pero seguro que es terrible, tratándose de esa gentuza.

(a Harpo)

¿verdad chicos?

Harpo y Chico asienten.

DUMONT

¿Por qué?

Harpo pone cara de algo terrible y Chico hace gestos de rebanarse el cuello.

CHICO

¿Capito?

DUMONT

¡Oh, my goodness!

CHICO

Capito.

La luz baja nuevamente y se activa la proyección.

VOZ OFF

Fue Minnie Schoenberg, la madre…

El proyector es golpeado, la imagen se descuadra y a continuación se detiene.

De repente se oyen disparos en la cabina de proyección, gritos, forcejeos y más disparos. Groucho, Harpo Chico se ponen a cubierto tras la Dumont.

GROUCHO

Tenemos que saber qué pasa, hay que ir a ver.

Lo echa a suertes Harpo y le toca a Dumont.

CHICO

¡Hala, tira! Un momento, ella no puede ir. Es una mujer.

GROUCHO

Parapetándose detrás de ella.

Por supuesto que ella no puede ir.

Chico vuelve a sortear trapaceramente y le toca a Harpo.

CHICO Y GROUCHO

¡Es un muchacho valiente, es un muchacho valiente…! ¡Hala tira!

Sale Harpo. Dos segundos después vuelve a entrar.

 

CHICO

¡Eh! ¿Cómo has podido ir tan rápido? (Harpo hace gesto de Superman) ¡No, no, no! ¿Qué pasa…? (Se abrazan) ¡Eh, qué pasa! No, no, no… que ¿qué ha pasado en la cabina de proyección?(Gestos) Has entrado, y ¿qué has visto? (Gestos) Sopa, sopa, sopera, sopera dos, ¡operador! (A Groucho y Dumont) Ha visto al operador en la cabina de proyección.

GROUCHO

¿Y qué más?

CHICO

El operador estaba atado. ¿Lo habrás desatado?

Harpo niega.

GROUCHO

Esto me huele a robo de película.

Harpo asiente.

DUMONT

¡Oh, my godness! ¿Usted cree?

GROUCHO

Soy un experto.

DUMONT

¡Hay que avisar al general!

GROUCHO

¡No lo haga! Nosotros recuperaremos la película. Es mejor que el general Dumbarton no se entere.

DUMONT

¿Por qué?

GROUCHO

(A Chico)

Explícaselo.

CHICO

Hmm… Verá, es un asunto algo complejo, que requiere una explicación…, mejor será que se lo explique nuestro explicador especialista.

(A Harpo)

Explícaselo, mientras yo recojo las sillas.

HARPO

Explicación de Caperucita Roja.

DUMONT

(A Groucho)

No entiendo a su especialista.

GROUCHO

¿Hizo usted la especialidad de comprensión de especialistas?

DUMONT

No.

GROUCHO

Entonces.

CHICO

¡Shh! ¡Silenzo Vincenzo! ¡Oigo algo!

Harpo, tocando la bocina, dice a Dumont que guarde silencio.

DUMONT

Ya entiendo a su especialista.

GROUCHO

¡Silence, please! Salgamos por aquí, este camino es seguro.

CHICO

¿Estas seguro?

GROUCHO

Yo no, pero el camino sí. Ya lo seguí en el 44, vamos.

DUMONT

¿Dónde vamos? Yo no se… a mí esto… yo no se…

GROUCHO

Señora, no es momento para Heisenberg, andando.

DUMONT

Creo que prefiero quedarme y hablar con el general.

GROUCHO

No puede quedarse, confíe en nosotros, es por su bien.

Chico y a Harpo alzan Dumont entre ambos.

DUMONT

¡Ooh, my goodness!! ¡Oayh, my goodness!!

GROUCHO

(Imita los gritos de Dumont)¡No confíe pero cállese! Luego se lo explico, y no se asuste, somos amigos.

CHICO

(A Groucho)

Eh, que yo sólo soy tu hermano.

GROUCHO

Cría cuervos…

DUMONT

¡Ooh, my goodness!! ¡Oayh, my goodness!!

Salen los cuatro.

Escena 3: ZEPPO Y LA RUBIA

Thelma y Zeppo entran, aún tapados, cada uno con una lata en la mano, y un mismo rollo de celuloide liado a partes iguales en sus cuellos.

THELMA

¿¡Quién demonios eres tú?!

ZEPPO

¿Y tú?

THELMA

¡Dame esa película!

ZEPPO

Dámela tú.

THELMA

Esa película es mía.

ZEPPO

No, esa película es mía.

THELMA

¡Es mía!.

ZEPPO

¡Es mía!

Repiten el juego 3 veces.

THELMA

Vale, déjalo. ¿Y qué hacemos ahora? El tiempo corre.

ZEPPO

¿Y si nos quitamos esto (por el tapado), eh? ¡Yo tengo un calor! Además no va con tu vestido.

No se mueven.

THELMA

Si, es verdad. Hagamos un pacto.

ZEPPO

¿Qué pacto? ¿El pacto Donald?

THELMA

No, el pacto Lucas.

ZEPPO

¡El pacto Lucas!

THELMA

Si, el pacto Lucas. Cada uno se cuida de su lata y nos apoyamos mutuamente hasta que salgamos de aquí y estemos en lugar seguro, y allí negociamos.

ZEPPO

¿Quieres decir que no nos traicionaremos de momento a no ser que lo tengamos a huevo?

THELMA

Eso es.

ZEPPO

Acepto. ¿Y esto (por el tapado)?

THELMA

De acuerdo con mi plan no puedo salir con el puesto. Llamaría la atención.

Se lo quita agitando el pelo.

ZEPPO

Admirativo

La llamarás más sin él.

THELMA

No me puedo creer que esté oyendo un piropo.

ZEPPO

Soy un hombre de sangre ardiente, nena. Sobre todo desde que llevo esto.

THELMA

¡Pues quítatelo!

ZEPPO

Gracias.

Se destapa la cara.

THELMA

De nada. Tenemos cinco minutos antes de que den la alarma.

ZEPPO

También soy un hombre de sangre fría, nena.

THELMA

¿Cómo has dicho?

ZEPPO

Siempre he querido hacer de malo de película antigua, ¿sabes? Corta el rollo, muñeca.

THELMA

De acuerdo.

Saca unas tijeras y corta el celuloide que aún les une.

ZEPPO

¡Eh! ¡¿Qué haces?! ¡Has cortado una escena importante!

THELMA

¿Ah, sí? ¿Cómo lo sabes?

ZEPPO

Bueno, no se… lo he dicho por decir, está en el medio del rollo, puede que sea importante…

Mira al trasluz el último de los fotogramas de su parte.

¡Mira! ¡¿Ves…!

THELMA

¿Qué es?

ZEPPO

Disimulando.

…No se, una gente…

THELMA

¡Mira! A esos tres los conozco

ZEPPO

ahora habrá que empalmarlo otra vez.

THELMA

¿Y ese otro quién es?¿Quién demonios eres tú?

ZEPPO

¿Y tú?

THELMA

¡Dame esa película!

ZEPPO

Dámela tú.

THELMA

Esa película es… ¡No vamos a hacerlo otra vez!

ZEPPO

Llámame Herbert, cariño.

THELMA

Pues tú no me llames cariño, Herbert, y acaba, tenemos que irnos.

ZEPPO

De acuerdo. Me guardo el rollo.

Guarda su celuloide en la lata.

¿Cómo te llamo?

THELMA

Brenda.

ZEPPO

¡Brenda es perfecto! You’re a tough girl, Brenda, ain’t you?

THELMA

¿Qué?

ZEPPO

Que eres una chica dura.

THELMA

Y tú un idiota. ¡Vamos!

ZEPPO

Muy bien: ¿cuál es tu plan?

THELMA

Es simple: pienso salir con el material en este bolsa por la puerta principal, con esta acreditación de… oye, ¿de qué es?

ZEPPO

De turista.

THELMA

De turista en visita al edificio de la ONU.

ZEPPO

¿Y los detectores?

THELMA

(Suelta una carcajada)¿Qué detectores?

ZEPPO

El celuloide ha sido marcado química, física, radiológica, biológica y ademásmente lleva un sellito, aquí, ¿ves?: propiedad de… United Nations, of course.

THELMA

¿Sabes que creo que no te creo?

ZEPPO

¿Cómo?

THELMA

Que creo que no te creo.

ZEPPO

Ahora pareces un grillo, qué simpático. ¿Y por qué te iba a mentir, eh? Además, yo no podría engañar a una mujer como tú.

THELMA

¿Pero estas intentando ligar conmigo en serio?

ZEPPO

Bueno, aún es pronto para hablar de matrimonio, hay que ir quemando etapas, ¿no te…

THELMA

Corta el rollo. ¿Cual es tu plan?

ZEPPO

Mi plan, mi pla…

THELMA

Si si, tu plan.

ZEPPO

Mi plan es… yo también salgo tranquilamente por la puerta principal como turista, pero sin el material.

THELMA

(Carcajada) ¿Y dónde lo dejas?

ZEPPO

En una saca del departamento de correos marcada con este visado de salida que tengo aquí, que es mano de santo, y con la dirección de mi casa puesta. Me lo enviarán por mensajería urgente antes de las diez de mañana… ¿o mejor pongo las doce…? ¿tú crees que madrugaremos, Brenda?

THELMA

Yo no pienso darte la lata.

ZEPPO

Eso es de agradecer, pero te propongo una cosa. Aquí tengo dos visados. Tu escribes en uno la dirección que tú quieras.  Y yo pongo la mía en el otro, y las echamos al tubo de correos, que está por ahí (señala), sin que el otro la vea. Mañana, cuando estén en nuestro poder, nos juntamos en zona neutral y allí, negociamos.

Suena la alarma.

THELMA

¡Maldición! ¡De acuerdo! (Saludo pato) Dame ese papel.

ZEPPO

Toma.

Escriben. Zeppo mira al papel de Thelma.

THELMA

¡No mires!

ZEPPO

¿Pero qué ponemos, entonces, las diez o las doce…?

THELMA

Doce patadas te voy a poner, en medio de tu formulario.

ZEPPO

Es una chica dura, really.

Herbert Zeppenberg, calle Miracle, 172322 -acera de los pares- Newport.

THELMA

Ya está. Ahora saldremos y cada uno irá por su lado, ¿de acuerdo?

ZEPPO

De acuerdo.

THELMA

Si me sigues te mato.

ZEPPO

Asiente para la galería.

¡Chica dura!

THELMA

¡Herbert! Espera.

Le da un papelito.

ZEPPO

¿Qué es esto?

THELMA

Mi número de teléfono. ¡De alguna manera tendrás que avisarme, no?!

ZEPPO

Sonriendo.

No tan dura.

Salen.

 

Escena 4: CARTA A DUMBARTON

Cubil de los hermanos Marx.

VOZ OFF TEATRO

Antiguo estudio de cine abandonado. Algún lugar a las afueras de New York. 6:30 p.m.

Entran los tres hermanos con Dumont amordazada.

GROUCHO

Bienvenida a su casa, es cochambrosa pero tiene muchos metros cuadrados, no todos pueden decir lo mismo hoy en día.

Le quita la mordaza.

DUMONT

¡Es intorelable!

GROUCHO

Eh, sí, a mí también me preocupa el acceso de los jóvenes a la vivienda, sobre todo porque no dejan en paz a los viejos…

DUMONT

¡Me importan un bledo los jóvenes! ¡Es intorelable que me hayan traído a la fuerza!

CHICO

Intolerable.

DUMONT

¡Si! ¡Eso es! ¡Intorelable!

CHICO

Intolerable.

DUMONT

A Groucho

¿Por qué repite lo que yo digo?! ¡Pues sí, es intorelable!

HARPO

Se le acerca y le vocaliza la palabra, sin sonido y forzando la gestualidad: in-to-le-ra-ble.

DUMONT

¡Ah! ¡Quitenme a este marciano de encima!

CHICO

¡Eh! ¡Enhorabuena! ¡Esa es nueva! ¡Nunca te habían llamado marciano antes!

Harpo hace soindo marciano.

GROUCHO

Le estábamos explicando que usted dice into-re-lable y lo correcto, es into-le-rable… Intorelable, e intolerableIntorelable e intolerable… ¿comprende?

DUMONT

¡Oh, nonsense! Suenan igual para mí… ¡I am north american!

GROUCHO

Of course. Pero recuerde: intorelable… ¡Ahh, ya me he líado…!

DUMONT

Bueno, dígame, usted, que parece el jefe de esta banda de locos…y de marcianos. Usted, como dijo que se llamaba…?

GROUCHO

Incitante

Llámeme Henry, por favor, Daisy.

DUMONT

Oh, well… Dígame: ¿estoy secuestrada?

Harpo afirma.

GROUCHO

¡Por supuesto que no! Puede salir de aquí cuando lo desee, la hemos traído por su bien.

DUMONT

¿Ah,sí?

GROUCHO

Si.

DUMONT

Se lo agradezco, pero entonces me voy.

GROUCHO

Adelante, mi puerta está abierta, salga por ella y entre cuanto quiera. O si no quiere entrar, salga y aléjese de mi vida dejándome en la soledad…!

DUMONT

Muy bien, me voy.

GROUCHO

Adelante, ya nada será igual, pero adelante…

Sonido puerta.

…adelante, adelante…

DUMONT

…muy bien, me voy.

GROUCHO

Cuando usted salga dejará de aletear en mi pecho el tierno pájaro de la esperanza, pero adelante…

DUMONT

Oh, well, sí?.

GROUCHO

Si.

DUMONT

Pero debo irme…

GROUCHO

…un pájaro que nació al calor de la oscuridad de esa sala de cine, después de que sus ojos me miraran en la penumbra… pero adelante…

DUMONT

Oh, Henry, no, really, yo debería irme…

GROUCHO

¡Adelante! Por mi edad sé sufrir los desengaños, pero por mi edad también -paradojas del tiempo- sé que de este ya jamás me recuperaré…

Dumont se encamina a la salida

…como tampoco recuperaremos sin su ayuda la película, ¡pero adelante!

DUMONT

Oh, well, no, but I really must…

GROUCHO

Se perderá ese precioso fragmento de nuestra historia, ¡pero adelante! Sus deseos son más importantes que todo lo demás…

DUMONT

Oh, dear… yes, well, yo, I, no, really…

GROUCHO

Y dale con Heisenberg.

DUMONT

Adiós, muy buenas.

Y sale.

CHICO

¿Volverá?

GROUCHO

De un momento a otro, se ha metido en el armario.

Dumont llama a la puerta.

GROUCHO

Adelante, adelante.

DUMONT

Me confundí de salida.

CHICO

Ah, ¿sí?

DUMONT

Y además, me olvidaba el chal.

Lo recoge y se encamina nuevamente a la salida, como en la misma nube. Cara Groucho = poema. Busca una solución. Se le ocurre.

GROUCHO

Adiós, paloma, pero esto me recuerda a una canción que debo cantar:

Canción Groucho y baile absurdo.

Hola

tienes que irte

No puede ser

Viniste ayer

Y debes irte

Qué bien que estés

Pero aún así

Tienes que irte…

DUMONT

Por favor no quiero ir

Pues si voy me perderé

Algo feliz

Dios sabe qué

GROUCHO

Quédate un año o dos

Quédate hasta la vejez

Pero no te olvides que

Tienes que irte

DUMONT

Antes de ir,

Oh, por favor,

¿Podré decir

Lo que yo siento?

GROUCHO

Di lo que te venga en gana

O si quieres quedate

¡Pero no te olvides que:

Tienes que irte!

TODOS

Adiós, señora Olparrot

se va nuestra alegría

qué pena, qué congoja

que nos dá verla partir.

BAILE CORTO GROUCHO

CHICO

Un ave migratoria

es la señora Oldparrot

GROUCHO

Como una cacatúa

CHICO Y GROUCHO

Que vuela sin parar.

BAILE LARGO GROUCHO

CHICO

Qué mal, señora Olparrot

qué pena, qué congoja

si usted se marcha ahora

no sabremos dónde ir.

TODOS

Adiós, señora Olparrot

nos deja en la estacada

se va nuestra alegría,

adios, good bye, adios.

DUMONT

Oh, well, no, yes, er, a little bit.

Se repite 3 veces más

Fin

GROUCHO

¡Qué recuerdos! Pero si tiene que irse, señora Oldparrot, adelante, la película se perderá para siempre, o peor: será vendida a los coreanos.

CHICO

¿Por qué a los coreanos?

GROUCHO

Son los únicos comunistas que quedan.

DUMONT

¿A los coreanos?

GROUCHO

¡A los coreanos!

DUMONT

¡Oh, my godness, no! Está bien: me quedo.

Los tres hermanos se alejan cantando: “Adiós señora Oldparrot, se queda en nuestra casa, nos vamos de acampada. Adiós goodbye, adios”.

DUMONT

Ah, de acampada. Pero ¿por qué no quieren que avisemos al general Dumbarton?

CHICO

Señora, ¿aún no se ha dado cuenta de que el general no es trigo limpio?

DUMONT

¿Por qué dice usted eso? Es un viejo amigo de la familia. Y yo le aprecio.

GROUCHO

Le aprecia… bueno, conjugue usted el verbo que quiera con Dumbarton, no es asunto mío (de momento), pero dígame: ¿no le extrañó que no hubiera más vigilancia en la ONU?

DUMONT

Oh, dios mío…

CHICO

¿No le extrañó que unos vulgares cacos pudieran robar una película importante con tanta facilidad?

DUMONT

Oh, dios mío…

HARPO

Bocina y gestos.

DUMONT

Oh, dios mío… ¿Qué ha dicho?

CHICO

Que si: ¿no le extrañó que él no viniera a ver la película con usted…

Silbido Harpo.

…y además a…?

Silbido Harpo

Eso no lo traduzco.

DUMONT

Oh, dios mío…

GROUCHO

¿Y quién más sabía lo de esta película, aparte de nosotros, que somos honrados porque estamos aquí con usted, eh?

DUMONT

¡Oh, dios mío, dios mío…!

CHICO

Y de los demás tío.

GROUCHO

Del caserío me fío.

CHICO

Pío, pío que yo no he sío.

GROUCHO

Antón, antón, antón pirulero.

CHICO

Cada cual, cada cual, que aprenda su juego.

GROUCHO

Y el que no lo aprenda, pagará una prenda.

CHICO

Une, dole, trele, catole.

GROUCHO

Quile, quileta, estaba la reina en su silleta.

CHICO

Vino Gil con su barril.

GROUCHO

Gil, gilón, cuenta las veinte, que las veinte son.

CHICO

Que las cuente Dumbartón.

DUMONT

¡Dumbarton!

GROUCHO

Esconde la mano que viene la vieja. Así es, tortolilla, debe cuidarse del General, o no: mejor deje que yo la cuide, no se fíe nada de usted misma, haga como yo.

DUMONT

Gracias, Henry.

GROUCHO

You’re welcome.

DUMONT

Pero no puedo desaparecer así, sin decir nada. Al menos debería mandarle un mensaje al General…

CHICO

Ahí tiene razón, para no levantar sosopechas.

GROUCHO

Perfecto, le enviaremos un mensaje. A ver, tomad nota, soy experto en redacción de mensajes. ¿Cómo se llama él de nombre?

Tanto Chico como Harpo sacan útiles de escribir y se disponen a tomar nota.

DUMONT

Horace.

GROUCHO

Madre mía. A la atención del Main Central First Chief Commander General in charge, Mister Horace Dumbarton, socio del bufete de generales hache punto Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton & Shoothemall.

CHICO

A Harpo

¡Es uno de los bufetes más importantes del mundo y parte de América!

HARPO

Saca más papel y un lápiz más grande.

GROUCHO

Querido Horace, dos puntos.

CHICO

¿Por qué dos?

GROUCHO

¿Perdón?

CHICO

¿No basta con uno? Y si es por ser un general de tres estrellas deberían ser tres…

GROUCHO

De acuerdo, ponme tres. Y dos de exclamaciones.

CHICO

¡Caramba! ¡Qué me dice! ¿Para llevar?

GROUCHO

No, las comeré aquí mismo.

HARPO

Bocina

CHICO

Entonces mejor le pondremos comas.

GROUCHO

Comillas, estoy lleno, gracias. Querido Horace… Teniendo en cuenta que, coma,

CHICO

¿Pero no estaba lleno?

GROUCHO

Déjenme en paz.

CHICO

De acuerdo. Querido Horace, teniendo en cuenta que déjeme en paz

GROUCHO

Teniendo en cuenta que, según la información que obra en nuestro poder, por otra parte, si bien es cierto, en cambio, que a tenor de lo dicho, y la duda ofende, estaríamos en disposición, por tanto, hablo de lujo, mal que bien y siempre que, por supuesto, concurriera -o no- lo antedicho, este texto me lo he estudiado cincuenta veces, pero nunca me lo he aprendido bien y no lo voy a decir jamás, por lo que suya afectísima quedo cordialmente a la espera de -¡sin embargo…!, adiós.

DUMONT

¡Pero no tiene nigún sentido!

GROUCHO

Por supuesto. Está en clave. ¿No querrá que un mensaje tan íntimo como este lo lean todos los secretarios de defensa!? Tardarían siglos, son muchísimos. A ver, Chico, eh, chaval, lee la carta.

CHICO

Me llamo Leonard.

GROUCHO

¿Leonard?

CHICO

Leo.

GROUCHO

¿Leo?

CHICO

¡Leo!

GROUCHO

¡Lee!

CHICO

Leo. A la atención del Main Central First Chief Commander General in charge, Mister Horace Dumbarton, socio del bufete de generales hache punto Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton & Shoothemall.

HARPO

Bocina.

GROUCHO

¡Se ha comido un Dumbarton! ¡Y el más importante, además! ¿Creía que no me iba a dar cuenta, eh!? Menos mal que siempre dicto orginal y copia. A ver, copia, ¿qué tienes tú?

Harpo le acerca su papel a Chico. Chico lee.

CHICO

A la atención de Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton, Dumbarton,…

Harpo saca la flauta y juegan todos a las sillas musicales. Dumbarton acaba cantando emocionada.

GROUCHO

En cualquier momento pone un huevo.

CHICO

… siguen 266 Dumbartons más, and Shoothemall.

GROUCHO

Muy bien, ¿ves?, más vale que sobre que no que falte. Para igualarlas quite 262 Dumbartons y ponga un Tickysmickeys en su lugar. No, no, esperen, los dos, que sean tres Tickysmickeys y un Dumbarton, tampoco estarán todos cuando llegue la carta. Sigue.

CHICO

A la atención de Dumbarton taltaltal y Shoothemall.

GROUCHO

Shoothemall, eso es.

CHICO

Querido Horace puntos suspensivos

GROUCHO

¡Ah!

CHICO

Exacto, exclamación, teniendo en cuenta que… vienen muchas de las cosas que usted ha dicho y que para mí no tienen ninguna importancia, entre otras que no se ha aprendido el texto, etcétera etcétera, adiós. Aquí está.

Le presenta una diminuta notita.

GROUCHO

Perfecto. Síntesis comprensiva, enhorabuena. ¿Y la copia?

HARPO

Le enseña un fajo de 500 folios.

GROUCHO

Perfecto también, notable desarrollo del tema. Pero deberías reducir un poco el tamaño de letra.

Harpo mete el fajo en su bolsillo, lo agita y saca un tarjeta de visita con gesto de sorpresa. Se la tiende a Groucho.

GROUCHO

¿Ya está? Algún día todo el saber humano cabrá en la uña de mi uñdedo meñique, ¡qué prodigio…!

Lee la tarjeta.

¡No! ¡Qué increíble!

CHICO

Son casi sinónimos.

GROUCHO

¡Mira! Es la tarjeta de visita de un tal Herbert Zeppenberg, calle Miracle, 172322 -acera de los pares-, Newport.

CHICO

¿Y?

GROUCHO

Mira aquí, en el reverso, escrito a mano: cabina de proyección de los Main Central First Chief Commander General Headquarters, de la ONU, of course, cinco y media.

CHICO

¡A esa hora fue el robo de la película!

DUMONT

Oh my goodness!

GROUCHO

(A Harpo.)

¿De dónde has sacado esta tarjeta?

HARPO

Silbido corto.

CHICO

¡Que en la cabina de proyección se le cayó al ladrón y tú la recogiste! Mamma mía!¡¿Y por qué no lo has dicho antes!? ¡Es una pista fantástica!

HARPO

Asiente y comienza a hacer como que patina.

CHICO

Una pista de patinaje no, idiota, ¡es una pista del robo!

GROUCHO

Tenemos que ir inmediatamente a esa dirección. Si salimos ahora llegaremos mañana por la mañana.

DUMONT

¿Pero no puede ser un poco peligroso?

CHICO

No, no. Extremadamente peligroso.

GROUCHO

Por eso necesitamos que venga con nosotros y si es necesario interpondré su cuerpo entre las balas y mi cuerpo.

DUMONT

(Sonriendo)

Dios mío, Dios mío!

CHICO

Y de los demás tío.

GROUCHO

Del caserío me fío.

DUMONT

Esconde la mano que viene la vieja.

Harpo toca la flauta. Salen los cuatro.

Escena 5: CASA DE ZEPPO

Cubil de Zeppo.

VOZ OFF TEATRO

Calle Miracle 172.322, acera de los pares, Newport. Al día siguiente, 9:30 a. m.

Sobre una pantalla al fondo, continúa la película.

Fotos teatro. 30-40 sg.

VOZ OFF CINE

Fue Minnie Schoenberg, la madre, sin duda influenciada al ver el dinero que ganaba su hermano Al Shean, la que decidió impulsar la dedicación de sus hijos al mundo del espectáculo, una buena forma de que unos inmigrantes sin formación ni recursos, quizás graciosos, consiguieran abrirse paso en los Estados Unidos. Empezó primero con Groucho, de naturaleza más histriónica, como actor cantante solista en números baratos. Más tarde logró que Harpo, joven delincuente en ciernes, se incorporara a la farándula, tras vencer sus miedos iniciales al escenario. En último lugar Chico, que ya sabía tocar el piano, aunque sólo con una mano, se incorporó a la trouppe inicial de la familia Marx.

Zeppo entra con un mando a distancia, pausa la película. Y Se sienta. Cree oír algo.

ZEPPO

¿Hay alguien ahí?

THELMA

¡Miauu…!

ZEPPO

¡Qué raro! Si no tengo perro…

Por el lado izquierdo entran Groucho, Chico, Harpo y Dumont y se esconden.

 

Número cutre.

VOZ OFF

Así pues en 1913 un cuarteto denominado Los Cuatro Ruiseñores recorría nuestros más modestos escenarios, integrado por los tres jóvenes Marx junto a una chica llamada Lou Levy…

En este material filmado por un aficionado podemos ver una de sus primeras actuaciones en Jacksonville, Florida. Por lo que parece, debemos dar gracias por que el cine aún fuera mudo.

Tampoco la solidaridad popular parecía funcionar con estos hijos de la clase obrera. Y es muy posible que la dureza de estos primeros años generara en ellos un cierto rencor -fenómeno detectado en muchos cómicos- hacia el público que los veía, que no era otro que el pueblo norteamericano.

La filmación funde a oscuro para pasar a la siguiente secuencia…

En ese momento Zeppo aprovecha para pausar la película.

CHICO

(Riendo bajo.)

¡Eramos peores que pegar a un padre!

Harpo saca un calcetín sudado.

DUMONT

¿Realmente el del bigote cantaba tan mal?

Harpo y Chico asienten

GROUCHO

No, pero cargaba con tanta responsabilidad que le ahogaba la voz, yo le tengo simpatía…

Thelma, viendo que Zeppo está de espaldas y concentrado, saca un frasco y moja con él un pañuelo (cloroformo) y se dirige sigilosamente con el pañuelo en la mano hacia él.

CHICO

¡Hey, silenzio Lorenzo, tenemos visita!

HARPO

Harpo, por gestos a Chico.

CHICO

¿Ladra? ¡Dice que es la ladrona!

GROUCHO

¡Uau, viva el robo!

Dumont le mira escandalizada y enfadada. Groucho a Dumont, disimulando:

¡Lo digo por tí, que me estás robando el corazón, ladroncilla!

CHICO

¡Silenzio Vincenzo!

Thelma echa cloroformo, y al olerlo, casi se desmaya, salvando la caída con unos pasos de baile. Llega casi hasta Zeppo cuando súbitamente este se levanta y pasea de un lado a otro. Thelma se esconde tras él. Ambos bailan.

ZEPPO

¿Hola?

Harpo le saluda.

No hay nadie, ¿no?

CHICO

¿Has visto quién es él?

Thelma, dándose aire con el pañuelo, casi se desmaya, y de nuevo da unos pasos de baile. Se esconde tras el canapé en el que se acaba de sentar Zeppo. Thelma se levanta para cloroformizarle.

ZEPPO

Hola.

THELMA

Hola, ¿qué tal?

Thelma le pone el pañuelo en la boca, y con un soplido, le hace caer.

CHICO

Pero ¿has visto quién es él?

GROUCHO

Así me aspen.

DUMONT

¿Así le qué?

GROUCHO

Ja

CHICO

De jé

GROUCHO

De jebe tu de jébere.

CHICO

Sebiunouva

GROUCHO

Majabi an de bugui

CHICO

And the buididipi.

DUMONT

Ah. ¿Le conocen?

CHICO

Sí, un poco.

GROUCHO

Es un peligrosísimo ladrón.

DUMONT

¡Oh, dios mío!

CHICO

Silenzia Florenzia.

Thelma vuelve a reanudar la proyección con el mando a distancia y, sorprendida por lo que oye, se queda mirándola.

Gandhi.

VOZ OFF

En 1922 los Hermanos Marx viajaron a Londres, donde tanto críticos como espectadores los acogieron con gran frialdad, a pesar de intentarlo con varios de sus espectáculos.

¿Por qué, entonces, permanecieron en Londres, pasando hambre, por más de dos meses…? Tal vez la sorprendente información que nos ha facilitado el servicio secreto británico pueda ayudar a explicarlo.

Aún no sabemos cómo los Marx entraron en contacto con la Asociación para el progreso de la India…

…donde un joven y aún desconocido abogado hindú, de nombre Gandhi, empezaba a hacerse notar…

…pero desde luego la siguiente filmación, encontrada por la central de inteligencia inglesa, no tiene desperdicio.

Zeppo se remueve.

ZEPPO

Brenda, ¿Brenda? (Thelma le duerme de nuevo con el pañuelo cloroformizado) ¡Brenda!

Thelma, nerviosa, sale de escena (va a coger el celuloide).

Estan hablando sobre unos documentos que Gandhi agita en una mano. Gandhi hace una pausa e intenta comer un primer sandwich, pero Harpo no le deja. Gandhi se enfada, Groucho le replica. Entre todos le quitan la camisa y lo visten con una sábana. Su mujer aparece vestida con un sari y lo aprueba también. Gandhi sale. Groucho y Harpo le cambian los folios que antes tenía en la mano (primer plano donde se lee: “La Resistencia Armada”) por otros suyos (donde se lee “Paz y la No Violencia”)

VOZ OFF

Parece increíble, ¿verdad? Pero es cierto, y lo peor es que este hito desconocido hasta ahora en la vida de Gandhi, es sólo el comienzo de nuestros reveladores, pero inquietantes, hallazgos sobre los hermanos Marx… fin película.

 

 

DUMONT

¡Qué increíble! ¿Es cierto todo eso?

GROUCHO

¿Usted se cree todas las historias que le cuentan?

DUMONT

Pero si no es una historia: lo acabo de ver con mis propios ojos: ¡estaban ahí con el indio!

CHICO

Lo hacían, más bien.

GROUCHO

¿No le he dicho que no se fíe de usted misma? Y eso incluye a sus ojos que, por otro lado, son preciosos.

DUMONT

¡Oh, Henry!

Thelma vuelve con la lata de la película en la mano, recoge su bolso para irse, se queda un momento mirando a Zeppo en el suelo, dudando, y luego se dirige a la salida.

HARPO

Hace gestos de “atar”

CHICO

¡Sí, hay que detenerla, pero puede ir armada!

GROUCHO

No importa.

Le quita un pañuelo a Dumont y se lo pone sobre el puro, como si fuera una pistola.

¿No dicen que esto mata? ¡Vamos!

Salen de su escondrijo.

¡Alto! o bajo, como prefiera, pero deténgase. O no, mejor (sugerente) deténgame…

Chico le quita el bolso y se lo da a Harpo.

CHICO

Excusi. El bolso ¿regístralo!

Harpo lo registra y saca un pistola.

TODOS

Oh my goodnes!

Harpo se la come. Saca el frasco de cloroformo.

TODOS

Oh my goodnes!

Harpo se lo bebe y Zeppo empieza a despertar.

ZEPPO

¿Brenda?

Harpo le echa el aliento y Zeppo vuelve a desvancerse.

GROUCHO

Muchachos, la lata, ahí no está bien.

CHICO

¡La lata!

Harpo agarra la lata y forcejea con Thelma, finalmente se la quita y la mira (la lata).

THELMA

¡Cachis la mar!

GROUCHO

Mucho mejor así. Cachéala, Chico.

Chico cachea a Thelma.

CHICO

Está limpia.

GROUCHO

Ya lo creo, y huele bien.

CHICO

Dame esa lata, no es de atún.

THELMA

Deme mi bolso.

GROUCHO

Dame la lata.

DUMONT

Denme el pañuelo.

HARPO

Bocina.

THELMA

Tome la lata.

GROUCHO

Pase el pañuelo.

CHICO

Dele su bolso.

THELMA

Tome el pañuelo.

HARPO

Bocina.

DUMONT

Tome su bolso y deme el sombrero.

CHICO

Tenga su bolso, ¿y tu sombrero?

HARPO

Bocina.

GROUCHO

Mira la vieja, parece un bombero.

THELMA

Tengo mi bolso.

GROUCHO

Tengo la lata.

CHICO

Tengo un pañuelo.

DUMONT

Tengo un sombrero.

ZEPPO

Ay, qué me muero.

Mientras Harpo toca la bocina.

GROUCHO

Tengo la lata.

CHICO

Tengo el pañuelo.

THELMA

Tengo mi bolso.

DUMONT

Tengo un sombrero.

Repiten el juego varias veces, y Zeppo y Harpo alternan sus frases; hasta que Thelma intenta escabullirse

GROUCHO

Ey, ¿quién eres? ¿qué pretendes? y ¿estudias o trabajas? Puedes responder en el orden que quieras.

THELMA

No pienso deciros nada.

CHICO

Mira muñeca, tenemos formas de hacer hablar a las personas que tú ni te imaginas.

Harpo saca un sacacorchos.

THELMA

La muerte y el dolor corporal no me dan ningún miedo.

GROUCHO

Ah, eres una chica dura.

ZEPPO

Eso lo había dicho yo primero.

DUMONT

¡Oh, dear, he is coming back! Vuelve en sí. (A Thelma, explicándole) I am north american.

CHICO

(Al público)

Que es norteamericana.

GROUCHO

(A Thelma)

Permíteme un momento, sweethart.

(A Dumont.)

Vigílala bien, sabes que sólo confío en tí.

Los tres hermanos se llevan a Zeppo a un lado.

(A Zeppo.)

¿Qué haces tú aquí?

ZEPPO

Hola. Lo mismo que vosotros, supongo. ¡Ouch, qué dolor de cabeza! ¡Realmente es muy dura!

CHICO

¿La chica o tu cabeza?

GROUCHO

Ambas. ¿Pero tenías que venir por tu cuenta, no? ¿No podías avisarnos?! ¡Siempre tienes que ir por libre!?

CHICO

No quería molestaros a ninguno de los tres, como siempre decís que estais muy ocupados, aunque esteis en el limbo…

GROUCHO

No, no: tú sólo piensas en el dinero, pero hay más cosas, ¿sabes? Están los cheques, las acciones, los bonos del tesoro…tch, eres un espíritu comercial.

ZEPPO

Mejor eso que no ser un espíritu decimonónico y romántico…

GROUCHO

Nosotros al menos creemos en algo.

ZEPPO

¿En qué?

GROUCHO

(Piensa)

Son demasiadas cosas, te lo mando por correo.

THELMA

Bueno, ¿qué? ¿vamos a estar aquí toda el día?

GROUCHO

Bueno, yo preferiría estar contigo toda la noche.

(A Dumont)

Lo digo porque las noches son mas cortas, estamos en verano.

Dumont asiente.

ZEPPO

(A Groucho)

Eh, eh: yo la vi primero.

GROUCHO

Perfecto: a mí me toca verla el último.

(A Thelma)

¿Dónde quieres que vayamos, ladroncilla?

THELMA

A ninguna parte, bigotillos: dejadme ir, ya os he dado la película. La otra parte la tiene él.

Todos señalan a Harpo.

No no, el mudito no, ¡él!

ZEPPO

¡Eh ¿qué dices!? Ese rollo era el mío! ¡Y tú estabas intentando robármelo! Has roto el pacto.

(A Groucho y los otros)

No le creais.

CHICO

(A Thelma, por Zeppo)

Lo siento nena, él no sabe mentir, y tú no vas a ningún lado.

THELMA

Bueno, lo dije a ver si colaba.

ZEPPO

Eres tú quien tiene que darnos tu rollo.

GROUCHO

¿Pero qué rollo es este, del rollo?

THELMA

La película está dividida en dos rollos.

ZEPPO

Fue ella quien la cortó.

THELMA

Él se envió uno a esta dirección, y yo envié el otro a otra.

CHICO

Eso es que no teneis confianza entre vosotros. Así no vais a fundar una buena relación.

THELMA

¡Qué relación!, yo lo conocí ayer, robando, en la cabina de proyección de los Main Central First Chief Commander General Headquarters, de la ONU.

DUMONT

Good accent!

THELMA

Thank yous.

GROUCHO

Of course, tenía que haberlo supuesto.

(A Zeppo)

No me llevas tanta ventaja.

(A Thelma)

Bueno, pues dinos dónde está el otro rollo y te dejaremos ir, e incluso yo mismo te acompañáré hasta el fin del mundo.

(A Dumont)

Para vigilarla.

THELMA

No pienso deciros dónde está el rollo, así me aspen.

DUMONT

¿Así le qué?

CHICO

Ja

ZEPPO

De jé

GROUCHO

De jeve tu de jebere

ZEPPO,CHICO Y GROUCHO

Sebiunouva, majabi an de bugui

THELMA

An de buididipi.

DUMONT

No lo entiendo, I am…

GROUCHO

North american, ya lo se. No importa. Quiere decir que no lo dice.

Harpo avanza enarbolando el sacacorchos.

CHICO

Aspetta. Vamos a hacer business, ¿para qué quieres tú la película, nena?

THELMA

(A Zeppo)

Dile a tu amigo bajito que no haga preguntas estúpidas de forma estúpida, por favor.

ZEPPO

(A Chico)

Además de llamarte enano infranormal dice que no quiere decírtelo.

Harpo vuelve a enarbolar el sacacorchos.

GROUCHO

(A Harpo)

Espera, todavía no.

(A Zeppo)

¿Y el señor para qué la quiere? ¿Para venderla?

DUMONT

¡Esa película vale hoy mucho dinero!

ZEPPO

Para lo mismo que vosotros, supongo.

DUMONT

Ellos la quieren para devolvérmela, porque yo soy su dueña legítima.

ZEPPO

Por supuesto, igual que yo.

DUMONT

¡Pues qué sorpresa!

ZEPPO

¿Verdad?

DUMONT

Muchas gracias…

ZEPPO

No hay de qué.(No hay porque darlas)

DUMONT

Pero ellos decían que usted era un peligrosísimo ladrón, ¿no?

ZEPPO

¿Tengo cara de peligrosísimo ladrón?

DUMONT

La verdad es que no. Tiene cara de galán de estos un poco…

THELMA

Insulsos.

DUMONT

Eso, insulso, pero buena gente.

Harpo palmea a Zeppo.

GROUCHO

Es usted muy perspicaz, siempre lo he dicho.

DUMONT

(A Groucho)

¿Entonces él también es un experto de la ONU?

ZEPPO

Sí.

Harpo toca la bocina

CHICO

Si,si.

GROUCHO

Si, pero secreto. A secret expert, and his name is Herbert, of course, por eso no podíamos decírtelo.

THELMA

No les creas ni una palabra a ninguno.

DUMONT

¿Por qué no? Ahora me consta que son expertos de la ONU.

THELMA

Y yo soy Robert Mitchum.

DUMONT

¡¡¿Ah, si!!? ¡Pero qué me dice!! ¿¡Y cómo se conserva tan joven …!?

THELMA

En alcohol.

DUMONT

Aunque un momento, ¿Robert Mitchum no había muerto…?

GROUCHO

Luego te lo explicaré todo, tortolilla.Ahora es necesario salir de este impasse (mueve las cejas) rápidamente. Los sabuesos de Dumbarton seguramente ya nos siguen.

Harpo se adelanta nuevamente con el sacacorchos y hace gestos de clavarlo y retorcerlo.

CHICO

Propone un pacto amistoso. El pactito feo.

GROUCHO, DUMONT, THELMA Y ZEPPO

¡El pactito feo!

CHICO

Propone ir juntos hasta el segundo rollo llevando el primer rollo y negociar todo el rollo, allí.

GROUCHO

A mí me parece bien. Yo custodiaré esto personalmente(por la lata. Le hace cejas a Thelma) Dormirá conmigo…

THELMA

Pobrecita, menos mal que es muda. Acepto el pactito.

Todos hacen saludo pato.

CHICO

Muy bien, ¿dónde está la otra parte de la película?

THELMA

En Cuba. (Baile) Pero iremos por barco.

DUMONT

¡Oh, dear! ¿En Cuba no hay comunistas?

GROUCHO

Alguno queda. (Baile)

DUMONT

¿Entonces estará cerca de Corea, no? El comunismo se transmite por contagio, eso dice Horace.

GROUCHO

Madre mía…

CHICO

Sí, los separa apenas un brazo de mar, poco más o menos.

DUMONT

¿Y no será un poco peligroso?

CHICO

No no, extremadamente peligroso. (Baile)

GROUCHO

¡Sí, pero el viaje en barco es muy romántico!

(A Thelma)

¿Verdad?

THELMA

No, es que me da miedo volar.

ZEPPO

Ya sabía yo que no podías ser tan dura.

THELMA

Bueno, menos que tú de mollera. Si nos damos prisa aún llegamos a coger el barco. Y nada de trucos durante el viaje, eh, bigotillos.

GROUCHO

¿Quién te has creído que soy!? Un pactito es un pactito y yo soy un caballero.

CHICO

Un verdadero caballerito.

GROUCHO

(A Harpo, por el sacacorchos)

Ahora ya puedes emplear ese delicado instrumento.

DUMONT

¡Oh, my dear!

Harpo enarbola el sacacorchos sádicamente. Saca una botella de vino del bolsillo, tal vez cosecha Jacques del 2005, y comienza a descorcharla. Mientras lo hacen…

GROUCHO

(Aparte, a Thelma)

Pasate esta noche por mi camarote, tú yo podemos negociar mejor esta película sin tantos caballos delante, ¿no te parece, yegua encantadora?

THELMA

Por supuesto, asno patético, allí estaré.

GROUCHO

(Al público)

Le gusto.

ZEPPO

Eh, menos secretitos y a brindar.

GROUCHO

¡Por el futuro que aguarda en Cuba!

Baile.

Groucho sale por la izquierda.

Harpo acaba el baile él sólo y apaga la luz.

Oscuro.

 

Escena 6: EN EL CAMAROTE

 

VOZ OFF TEATRO

Barco de pasajeros de la Batista’s North American Ferry Boat Line. Camarote de 3ª clase. 19:30 p.m.

Se oye la sirena del barco, que parte. Groucho se prepara para recibir a Thelma. En bata lujosa, bailotea de un lado para otro, rocía el camarote con perfume, canturrea. Thelma llega junto al camarote.

GROUCHO

¿Brenda?¿Eres tu?

HARPO

Bocina

GROUCHO

Ah, eres tú. ¡Adelante!

HARPO

Le pasa una caja de bombones, mientras se come un melocotón.

GROUCHO

Bombones para Brenda, ¡qué buena idea!

HARPO

Le da una botella de champagne.

GROUCHO

A ver, mmh, Moet & Chandon Dom Perignon Grand Reserve, oh, la, la, espero que este brebaje esté bueno.

(A Harpo, cuando le enseña el ticket)

¿Seguro que una cerveza fría no sirve?

Harpo niega.

En fin, el dinero no lo es todo. C’est le sex aussi.  Pero ¿cómo estás? ¿Está todo tranquilo?

Harpo asiente.

¿Ya hemos zarpado?

Harpo asiente.

¿Te acuerdas bien de lo que te he dicho?

Harpo niega.

¡Que no entre nadie!

Harpo niega.

Digan lo que digan…

Harpo asiente.

Y en ningún momento.

Harpo niega

Ni aunque sea el capitán del barco.

Harpo niega

Y mucho menos Herbert o la Oldparrot.

Harpo asiente

Toca la bocina si pasa algo.

Harpo asiente

Pero no la toques para nada más.

Harpo niega

¿Está claro, alguna duda?

Harpo asiente, niega y se hace un lío con los movimientos de cabeza.

Para el dolor de cuello lo mejor es pilates.

Harpo toca la bocina, agradecido por el consejo.

¡¡Shh!! ¡Pues sí que empezamos bien! Y ahora vete, Brenda está a punto de llegar. Encantado. ¡No, espera! ¡Vuelve! ¡Cuánto tiempo! Recuerda que todo esto lo hago sólo para recuperar la película.

Harpo asiente

Me sacrifico por vosotros.

Harpo niega

¿No?

Harpo niega

¡Tienes razón, me encanta esa chica! Aunque me temo que será un hueso duro de roer… ¡Tengo una idea! El que aspira a la sabiduría debe conocer sus limitaciones.

Saca la película de la lata y mete dentro los bombones.

Saco la película, meto los  bombones. Toma. Dásela al sobrecargo y que la esconda en la bodega, yo personalmente iré a buscarla esta noche -o esta madrugada (cejas). Y no le digas nada a nadie de todo esto, ¿de acuerdo?

Harpo sale, llevándose la película.

Así estoy más tranquilo para dedicarme al desenfreno, ya lo decía Spinoza: corrompámonos pero seguros.

Mientras tanto, por el otro lado del escenario han entrado Zeppo y Dumont. Harpo entra y se lanza a levantarle la falda a la Dumont. Zeppo intenta detenerlo.

ZEPPO

Cosas de expertos… ¿Has visto a Henry? (Harpo niega) ¿No?

Harpo afirma y Dumont llama a Zeppo.

(A Dumont, traduciendo)

Ha visto a Henry.

DUMONT

Oh, my goddness!

Harpo llama a Zeppo y continúa.

¡Henry ha quedado con Brenda en secreto en su camarote!?

Dumont llama a Zeppo, y éste le traduce.

¡Henry ha quedado con Brenda en secreto en su camarote!

DUMONT

Oh, my goodness!

ZEPPO

¿Y tú no puedes decir nada de esto a nadie…?

Harpo asiente. Gestos.

Y no lo has dicho, muy bien.

ZEPPO

Señora, seguro que lo hace para recuperar la película, por ayudarnos.

Harpo niega. Explica.

¿Ahí llevas el primer rollo que el sobrecargo va a esconder en la bodega?

Dumont le llama y Zeppo le traduce.

Ahí lleva el primer rollo que el sobrecargo va a esconder en la bodega.

Ambos miran a Harpo, y éste continúa.

… y Henry hace todo esto porque le gusta la chica?

Harpo asiente.

DUMONT

(Disimulando su dolor)

Por mí como si le invita a champán.

Harpo asiente.

No me importa lo más mínimo lo que haga.

ZEPPO

¡No, señora! Eso es lo que la rubia espera, que nos rindamos. ¿Va usted a rendirse? Henry me ha dicho que es a usted a quien ama.

DUMONT

¡Oh, yes?!…! well, no… I don’t know…

ZEPPO

Yes, No? Oh, yes, yes, no… ¡Volvió Heisenberg!

DUMONT

Pero mi orgullo no me permite intervenir.

ZEPPO

¡Claro que no, señora, ni a mí el mío, pero algo hay que hacer!. ¡Tenemos que ponérselo difícil! Necesitamos ayuda…

Harpo le pone la mano en el hombro y señala al público y Zeppo y Dumont miran al frente. Harpo les hace gesto de que le sigan, se enciende la sala y los tres bajan entre los espectadores. Chico llega y les mira asombrado.

CHICO

¿Pero qué haceis ahí?

ZEPPO

Tú ven y ayúdanos, luego te lo explico. Cada uno tiene que reclutar a dos personas.

Chico baja encantado.

Hablan con el público.

Se suben a las personas del público

y todos desaparecen entre cajas.

 

Brenda entra y llega junto al camarote.

Llama a la puerta.

GROUCHO

Un momento, ¿quién es?

THELMA

Hoola, Henry, soy Brenda.

GROUCHO

(Para sí, aparte)

¡Aquí llega la fiera!

Groucho abre la puerta.

¡Brenda!¡Pasa, adelante, pasa!

(Bromeando en mexicano)

¡Qúe bueno que viniste! Yihaaaaa

(Normal)

Me alegro mucho de verte.

THELMA

Yo también a tí, Henry.

GROUCHO

¿Ah, si?

THELMA

Sí, sobre todo sin tanta gente alrededor. Tú y yo sólos.

GROUCHO

Caramba, ¿te noto de un humor algo distinto, o sólo me lo parece a mi?

THELMA

No, tienes razón, estoy de un humor muy distinto.

GROUCHO

Es lo que yo decía.

THELMA

Hoy fue un día muy duro.

GROUCHO

Claro.

THELMA

Estaba tensa.

GROUCHO

Normal.

THELMA

Me pillásteis.

GROUCHO

¡Con las manos en la masa!

THELMA

¡Sí! ¡Bueno, con la manos en la lata, querrás decir!

GROUCHO

¡Ja, ja!

THELMA

Y entonces, me asusté.

GROUCHO

Pobrecita.

THELMA

Pero normalmente no soy así.

GROUCHO

Ah, ¿no?

THELMA

No, no.

GROUCHO

Como sigas hablando así te doy con la lata en la cabeza y te echo de mi camarote.

THELMA

A mí me gusta divertirme.

GROUCHO

¿En serio?

THELMA

¿A tí no te pasa que a veces preferirías no pensar?

GROUCHO

Nunca lo había pensado.

THELMA

¡No mirar atrás!

GROUCHO

Aunque ahora que recuerdo…

THELMA

¡No dejar que un día sea igual a otro!

GROUCHO

…ayer pensé algo así. ¿O fue antes de ayer?

THELMA

Yo quiero cambio, energía, ¡cha-cha-chá! ¿Me entiendes?

GROUCHO

Te expresas como un libro abierto, pero en húngaro.

THELMA

(Ríe)

¿Por qué en húngaro?

GROUCHO

Porque en búlgaro sería vulvar, ¡vulgar, perdón! (en qué estaré pensando), pero tú no eres vulgar, mi querida Brenda, tú eres un rayo de luz en la más oscura de las tormentas.

THELMA

¿Estás intentando seducirme?

GROUCHO

Lo cierto es, relámpago Brenda, que desde que te vi por primera vez -estabas de espaldas- tus rasgos me produjeron las más viva de las impresiones.

THELMA

(Ríe. Groucho halagado)

Unos rasgos impresionantes o unos ojos penetrantes.

GROUCHO

Creo que será mejor que nos sentemos. No había sentido que te habías sentado.  No hay mucho espacio, pero es del bueno, del que ya no abunda.

(Se sientan en el camastro del camarote, si lo tiene, o donde puedan)

THELMA

¿A tí también te preocupa el acceso de los jóvenes a la vivienda?

GROUCHO

Muchísimo.

THELMA

¡Pues a mí me importa un pimiento!

(Ríe)

Pero bueno, como te decía ahora estoy de otro humor, asi que sigue, por favor, con la seducción.

GROUCHO

Tal vez pienses que te he citado aquí sólo para intentar conseguir la otra parte de la película de un modo ventajoso para mí.

THELMA

(Hace como que piensa.)

Sí, pero no sólo.

GROUCHO

Exactamente, en cuanto te ví comprendí que hay otra cosa que me gustaría mucho más conseguir.

THELMA

(Acercándose, invitadora)

Eso suena un poco bulgar(o).

GROUCHO

Pero es laszivio, un idioma transcaucásico.

THELMA

Vivan los cárpatos.

Groucho abraza a Thelma.

GROUCHO

¡Oh, Brenda, siento que Bela Lugosi renace en mí!

En ese momento Zeppo disfrazado y dos mecánicos llaman a la puerta.

Caramba, espero no haber molestado al rey de las tinieblas.

Abre la puerta.

ZEPPO

Hola, jefe, perdone pero venimos a revisar el circuito de la calefacción.

GROUCHO

(A Thelma)

Peor que drácula: es un fontanero.

ZEPPO

Es una revisión urgente que no puede esperar.

Se meten dentro del camarote, empujando un gran carrito de herramientas.

GROUCHO

¡Pero si estamos en pleno verano!

ZEPPO

¡Ah, pero el tiempo pasa muy deprisa y mejor ser hormiga que cigarra! ¿Me entiende? Vamos chicos.

Se lían a dar martillazos en un trozo de tubería. Zeppo podrá improvisar frases con sus operarios, en función de la acción.

Por nosotros no interrumpan lo que estuvieran haciendo, eh?

GROUCHO

(Levantando la voz para hacerse oír entre los martillazos)

Espero que acaben pronto, la conversación estaba en un punto muy interesante.

Llaman a la puerta

Un momento.

THELMA

Sí, la vida es un momento.

Groucho abre y es Dumont disfrazada de limpiadora bruta con dos asistentes más.

GROUCHO

No queremos nada, gracias.

Intenta cerrar la puerta. Dumont mete el pie.

DUMONT

Pues si no quieren sin querer. Vamos a limpiar este camarote les guste o no, porque todavía tenemos ciento cincuenta y seis camarotes más que limpiar, así que pingando caballero.

Se meten dentro, con un gran carro de limpiezas.

Pero oh my goodness no se preocupe, no les molestaremos, ustedes sigan con lo suyo.

GROUCHO

(A Thelma)

Los empleados de este barco son muy raros, esa señora me recuerda algo que ví una vez en un zoológico.

THELMA

Olvídala, me estabas diciendo que yo era…

Llaman a la puerta. Groucho va a abrir.

…una sucesión de momentos.

Groucho abre, y es Chico, disfrazado de camarero, con dos asistentes, llevando varias bandejas grandes.

CHICO

!Catering bienvenida de la casa!

GROUCHO

Pero nosotros no queremos…

Se meten dentro.

CHICO

Obsequio especial de la compañía naviera: una opípara cena de lujo que incluye servicio completo de camareros. Sientense a la mesa, por favor.

Les ponen servilletas al cuello, etc. Los demás siguen con sus acciones y sus martillazos, la confusión aumenta.

Zeppo hace un gesto de desesperación. Mientras tanto Groucho y Thelma han vuelto a abrazarse.

GROUCHO

Te decía que eres una estrella de carne y hueso, no, mejor una diosa, y nuestra película será una superproducción.

THELMA

(Mirando en torno)

Ya se nota.

Llaman a la puerta.

Mejor hacemos una serie.

Groucho abre. Es Harpo, disfrazado de agente de policía, con una libretita en la mano y dos asistentes. Jarpo da un silbido y uno de sus agentes lee.

ASISTENTE 1

Es el jefe de policía del barco, pero es mudo. Venimos a hacer una inspección rutinaria de papeles.

Harpo entra haciéndoles gestos a sus asistentes de que le sigan. Les va pidiendo papeles a los ayudantes, etc. La confusión es completa: conversaciones, martillazos, ruído de cubiertos, un aspirador…

GROUCHO

Yo creo que si nos escapamos nadie se dará cuenta.

THELMA

¡Yo sí!, pero estaré encantada.

Se encaminan como pueden y disimulando hacia la salida. En el culmen de la confusión Harpo toca un silbato. Todos se detienen. Silencio.

Harpo se abre paso hasta el frente, arrogante. Escribe algo en su libretita, y le muestra a uno de sus ayudantes una de sus páginas. El ayudante, seguramente tras dudas, risas y vacilaciones leerá textualmente lo que allí está escrito.

ASISTENTE 1

“Auoieauoau” (o algo similar de absurdo)

Gestos de Harpo que no se puede creer que su asistente sea tan torpe y no sepa ni leer. Se lo da a leer al otro.

ASISTENTE 2

“Auoieauoau”

Harpo no da crédito. Finalmente llama a Zeppo, y le muestra la libretita. Zeppo lee.

ZEPPO

“Hemos encontrado varios inmigrantes de nacionalidad española sin cualificacion y sin papeles.”

Gesto de Harpo a sus ayudantes: “¿veis, torpes?”

“Quedan todos detenidos para ser repatriados automática e inmediatamente. Andando”

Harpo va echando a los del público de nuevo a la platea. Chico se va despidiendo de ellos en cubano, los otros también.

CHICO

¡Muchas gracias! ¡Ha sido un placer trabajar con ustedes! ¡Yo les aplaudo! (Les aplaude) ¡Cuídense! ¡Y vuelvan cuando quieran!

GROUCHO

Tch, españoles, mal cualificados, les dejamos venir, les dejamos subir, les dejamos que hagan nuestro trabajo, ¡y encima querrán papeles! ¡O dinero!! ¡Qué sinvergonzonería!

La salida del público-actor acaba. A vista del público se transforma la escena.

 

Escena 7: EN LA SALA DE FIESTAS

 

VOZ OFF TEATRO

Sala de fiestas del barco de pasajeros de la Batista’s North American Ferry Boat Line, en algún lugar del océano rumbo a Cuba, 22:30 p.m.

Música de baile. Groucho da vueltas de un lado a otro, pensando. Entra Chico.

CHICO

¿Qué tal? ¿Cómo te fue con la rubia?

GROUCHO

¡Ah, qué mujer! ¡Qué mujer!

Harpo silba

CHICO

¿¡Entonces te fue bien?!

GROUCHO

¡Ah, qué mujer!

Harpo silba

CHICO

¿Conseguiste su película?

GROUCHO

No, ¡pero qué mujer!

Harpo silba

CHICO

¡Entonces conseguiste otra cosa!?

GROUCHO

Tampoco.

Harpo silba decepcionado

CHICO

¡Qué mujer, realmente!

GROUCHO

La cosa habría ido mucho mejor si no se hubieran metido por medio un montón de babuinos, salidos de algún manicomio.

CHICO

En estos viajes en barco siempre hay mucho loco suelto. Por cierto, parece que la cacatúa se ha enterado de tus intentos con la rubia, y no le han gustado nada.

GROUCHO

A mí tampoco me ha gustado nada que fueran intentos. Pero, aún así, esta noche volveré a intentarlo. 
No perdais de vista a la Mata-Hari, a no ser que esté conmigo (y en ese caso espero que mireis hacia otro lado, picarones)

CHICO

(A Harpo)

Tenemos que vigilar a la rubia.

Harpo asiente encantado y saca un persicopio. Entra Dumont.

DUMONT

¡Señor Henry!

CHICO

Pero ahí viene la morena viene a vigilarte a tí.

DUMONT

Señor Henry, me temo que he perdido la confianza en su competencia profesional para recuperar el resto de mi película, así que le informo que he mandado aviso al general Dumbarton, quien ha enviado una lancha rápida para recogerme que llegará en unas horas.

GROUCHO

Pero…

DUMONT

No hay peros que valgan. Por tanto le ruego que me devuelva el rollo que ya tiene en su poder, pues pienso llevármelo conmigo.

GROUCHO

Pero querida Daisy… ¡todo eso es un disparate!

CHICO

Un disparate.

DUMONT

¡What!

GROUCHO

¡Cómo se te ocurre hacer algo así sin consultarme!

CHICO

Sin consultarle.

DUMONT

¡Oh!

GROUCHO

¡Estás a punto de echar a perder el trabajo de varios días!

CHICO

Varios.

DUMONT

¡Oh…!

GROUCHO

¡Te dije que no te fiaras de tí misma…

CHICO

¡Tí misma!

GROUCHO

… y creíste que era retórica!

CHICO

¡Pue no!

GROUCHO

¡Pues no! ¡Sabía que verías cosas que te helarían la sangre.

CHICO

¡Cosas!

GROUCHO

Pero confiaba en tí.

CHICO

¡Tí!

GROUCHO

¡Pero ya veo que tú no confías en mí!

CHICO

¡Si!

GROUCHO

Y eso, además de haber puesto en peligro la misión… me rompe el corazón…

CHICO

Ti misma…

GROUCHO

Tienes razón, será mejor que te vayas.

CHICO

¿Cómo?

GROUCHO

Que se vaya.

CHICO

¿Qué se vaya?

GROUCHO

¡Sí, que se vaya!

CHICO

¡Hala, tira!

DUMONT

¡…oh…! Quizás me he precipitado un poco…

CHICO

¡Un poco!

GROUCHO

¡Un poco!

DUMONT

… a lo mejor aún podría avisar a Dumbarton que no venga…

CHICO

¡Que no venga!

GROUCHO

Que no venga, que no venga.

CHICO Y GROUCHO

¡Que no venga, que no venga!

GROUCHO

¡Bien dicho! Al oír eso noto cómo renace mi esperanza.

CHICO

¡Cómo renace!

GROUCHO

Y por ello,me siento inclinado a perdonarte.

DUMONT

Ah sí!?

CHICO

¿Ah si?

GROUCHO

Sí.

CHICO

Si.

DUMONT

¡Siii! Entonces voy a mandar un telegrama a Dumbarton prohibiéndole venir, ¿te parece?

GROUCHO

Me parece.

CHICO

Le parece.

DUMONT

Siii. A fin de cuentas la película es mía.

GROUCHO

Si eso le detiene, aunque sea un día, tendremos el tiempo necesario para encontrar la película…

DUMONT

¡Siii!

GROUCHO

…deshacer este embrollo…

DUMONT

¡Siii!

GROUCHO

…y, sobre todo, para ser felices juntos. Juntos pero no revueltos.

DUMONT

¡Ooh…! ¡Henry!

Harpo salta de contento. Suena una música romántica bailable.

GROUCHO

¿Bailamos, garza moteada? (Dumont va vestida con un vestido moteado)

DUMONT

(Palmoteando de contenta)

¡Siii!

Groucho sale a bailar con Dumont.

Entran Zeppo y Thelma, del brazo y como muy acaramelados, y se ponen también a bailar.

Chico y Harpo salen también a bailar. Groucho mira preocupado los avances de Zeppo, ya que Thelma se ríe mucho con él. Dumont mira a Groucho mirar. Chico le hace gestos a Harpo sobre Thelma y Zeppo.

 

CHICO

No perdamos de vista a la rubia. Mira, ya ha empezado su campaña con Herbert.

Harpo asiente y monta el catalejo en el hombro de Chico.

DUMONT

(Viendo a Thelma)

Ahí está otra vez esa horríble mujer. ¿Te importaría dejar de mirarla?

GROUCHO

(Que no le quita ojo de encima)

¡Pero, honey, así es la vida del experto de la ONU, el trabajo interfiere con los momentos de placer!

DUMONT

¿Y este es un momento de placer para tí, Henry?

GROUCHO

Por supuesto, tortolilla, bailar contigo es uno de los momentos de placer más intensos que recuerdo.

DUMONT

¡Oh, Henry…! ¿¡En serio?!

GROUCHO

En serio… ¿En serio, qué? Mi memoria ya no es lo que era.

Cambio de foco. Thelma ríe.

ZEPPO

¿Y siempre has tenido estos cambios de humor?

THELMA

(Súbitamente seria y cortante)

¿De qué demonios me hablas?

(Vuelve a reír)

¡Sí! Desde que era chica, pero además es que el mar me emborracha.

ZEPPO

(Apretándose aún más)

Entonces será mejor que te sostenga bien.

THELMA

Eso me emborracha aún más.

Cambio de foco.

CHICO

Esa rubia es peligrosa. Seguro que les acabará sacando a cualquiera de esos dos tontos dónde escondemos el primer rollo.

Harpo gesticula (está abajo y bien protegida)

¿Estás seguro que el sobrecargo te dijo que solo dejará entrar en la bodega a Henry?

Harpo afirma.

De todas formas debemos andarnos con mil ojos.

Harpo saca al menos 350 ojos y se anda con ellos. Cambio de foco.

DUMONT

(Mirando al público)

Me encanta ver la luna rielando en el mar, sobre las crestas de esas olas.

GROUCHO

(Mirando también al público)

No son olas, son atunes, o percebes. Pero a mí también me encanta, y me gustaría que este momento durase eternamente…

(Cambia la música y cambia la voz)

¡Cambio de pareja!

(Volviendo a su voz)

¡…pero hasta la eternidad es corta a tu lado, cariño, enseguida vuelvo!

Groucho se precipita sobre Thelma, y se pone a bailar con ella. Zeppo se encuentra con Harpo entre los brazos y la Dumont con Chico.

(A Thelma)

Creo que teníamos pendiente una escapada juntos.

THELMA

Pues escapemos.

Bailan los dos alocadamente.

ZEPPO

(Por el catalejo)

¿Qué haces con este cacharro?

HARPO

Gesticula explicando que es para vigilar a la rubia.

ZEPPO

¿Es para vigilar a Thelma?

Harpo asiente.

¡Ah, qué mujer! ¿verdad?

Se pone a mirar por el catalejo.

¡Qué muj…!¡Y qué hombre! ¡Qué pesado es Henry! Está claro que a él quiere quitarle la película, pero se ve que soy yo quien le gusta.

Harpo, extrañado por lo que oye, limpia la lente del catalejo.

CHICO

¿Qué, señora, se divierte?

DUMONT

Pues, así así…

CHICO

Un viaje romántico, una aventura, un barco, la luna, Henry… ¿qué más quiere?

DUMONT

Menos rubias, ¡mírelos! Dice que está vigilándola, pero ¿a usted le parece que eso es vigilar?

CHICO

La vigilancia es una labor muy compleja, señora.

DUMONT

Ya…

Dumont se acerca a Groucho con mala cara. Groucho deja a Thelma, a la vez que la música cambia, y vuelve a bailar con Dumont. Chico y Thelma bailan.

GROUCHO

Está a punto de confesarme dónde ha escondido su película.

DUMONT

(Sarcástica)

Seguro que en su camarote.

GROUCHO

¿…Tú crees? Igual debería ir a mirar.

DUMONT

¡Pero Henry, no se qué le ves a esa extraña mujer!

GROUCHO

Todavía nada, por eso digo que debería ir a mirar, aunque desde luego yo preferiría estar toda la noche mirándote a tí…

Cambio de música y cambio de voz de Groucho

¡Cambio de pareja!

(Voz normal)

Pero no todo puede ser.

Groucho vuelve a encontrarse con Thelma y bailan alocadamente. Zeppo baila con Dumont y Chico se encuentra con Harpo.

 

No puedo esperar más para verte.

THELMA

¿Por qué? ¿Tienes algo que enseñarme?

Groucho saca la lata, y la agita como si fuera unas maracas delante de Thelma. Dumont lo ve.

GROUCHO

(A Thelma)

Para que veas que mi interés es sincero…

ZEPPO

Eh, chicos, ¡mirad!

DUMONT

¡Le está dando la lata de la película!

Harpo enfoca el catalejo sobre Groucho y Thelma y todos se van acercando hacia ellos.

GROUCHO

(A Thelma)

Quería hacerte un regalo.

Abre la lata y le ofrece los bombones que contiene a Thelma. Esta se ríe por la broma (aunque en algún momento dejará translucir su contrariedad).

THELMA

(Riendo)

¡Un regalo verdaderamente sorpresa! ¡Dulce, y al mismo tiempo ácido, como su dueño!

Los otros llegan junto a ellos, con caras acusadoras.

CHICO

(A Groucho)

¿Qué está pasando aquí?

La música acaba. Groucho saluda a su pareja y ofrece bombones también a los otros.

GROUCHO

Bombones, de mano en mano: cojan y prueben, señoras y señores, son más dulces de lo que parecen.

Todos cogen bombones (Dumont incluída). Groucho le devuelve la lata a Thelma, mientra le guiña a Dumont.

(Aparte a Thelma)

Luego te busco.

Thelma asiente.

Y ahora, querida Daisy, creo que tenemos que enviar un telegrama, y luego, ¿me permitirás invitarte a una copa?

DUMONT

¡Claro que sí, Henry! ¡¡Ay!!

GROUCHO

¿Qué pasa!?

DUMONT

Este bombón con sabor a melocotón… (sonríe a Henry) está muy bueno, pero es durísimo.

Los dos salen.

CHICO

¡Frangelico! ¡Santa Madonna! Creo que a mí también me vendrá bien beber algo, tanto baile da sed, ¿verdad, Arthur? ¿Arthur?

Harpo le ofrece una flor a Thelma, pero ésta no le hace caso.

ZEPPO

Chs, Arthur, Chss Chss

Harpo se come la flor, mira a Zeppo, y va hacia Chico. Salen Chico y Harpo.

Bueno, por lo que he visto, Henry baila muy bien, no?

THELMA

(Recuperando el personaje)

¿Henry? Para nada. Me parece gracioso, pero nada más.

ZEPPO

Pues hace un momento no lo parecía. ¿Qué os traeis entre manos?

THELMA

Latas vacías y bombones.

Thelma coge a Zeppo por la cintura.

Entre mis manos yo prefiero tener otras cosas, como ves.

ZEPPO

Me asustas.

THELMA

Tú a mí también.

ZEPPO

Tú a mí más.

THELMA

Tú más.

ZEPPO

Tú más.

THELMA

Tú más.

ZEPPO

Tú más.

THELMA

Tú mucho más.

ZEPPO

Mentirosa.

THELMA

Tú también.

ZEPPO

Tú más.

THELMA

Tú más.

ZEPPO

Tú mucho más.

THELMA

A veces tienes cara de malo de película.

ZEPPO

Tú más.

THELMA

Pues tú más.

ZEPPO

Sinverguenza.

THELMA

Tú mucho más.

ZEPPO

¡Tú sí que eres mala de película!

THELMA

¿Eso crees?

ZEPPO

Sí.

THELMA

Todo el mundo cree eso cuando me conoce, y nadie se atreve a pensar otra cosa. Salvo tú.

ZEPPO

¿Yo?

THELMA

Sí, cuando nos conocimos, en los Main Central First Chief Commander General Headquarters, de la ONU…

GROUCHO

(Off)

¡Of course!

THELMA

…a pesar de que me habías visto usar un arma, y robar la película, lo primero que me dijiste, cuando me descubrí el rostro, fue…

THELMA Y ZEPPO

“Llamarás más la atención así”

THELMA

¿Te acuerdas?

ZEPPO

¡Sí!

THELMA

Te parecerá una tontería…

ZEPPO

¡Sí!

THELMA

Pero a mí me encantó.

ZEPPO

Pues entonces me dijiste todo lo contrario.

THELMA

No creas todo lo que digo.

ZEPPO

Ya. ¿Y por qué debería creerte ahora?

THELMA

Tienes razón. Ya es tarde para cambiar las cosas. Es mejor que no me creas nunca. Adiós.

Se intenta ir, pero Zeppo la sujeta.

ZEPPO

¡Eh, eh, espera! Vaya cambios de humor. No quería decir eso…

THELMA

Sí querías.

ZEPPO

No quería.

THELMA

Si querías, si querías.

ZEPPO

No querías.

THELMA

¡No te rías! y tienes razón: lo único que busco es la película y nada más. Soy una idiota, déjame ir.

ZEPPO

Ahora soy yo el que no quiere creerte.

THELMA

Déjame ir.

ZEPPO

Vete…

Se besan apasionadamente.

THELMA

Déjame ir, estoy contigo sólo por la película.

Siguen besándose.

ZEPPO

Ya lo se, yo también.

THELMA

¿Sabes que creo que no te creo?

ZEPPO

¿Cómo?

THELMA

Que creo que no te creo.

ZEPPO

¡Volvió el grillo!

THELMA

No, yo debo de estar loca, esto no puede ser.

ZEPPO

Si puede ser.

THELMA

No puede ser.

Ambos lo repiten, acercándose.

ZEPPO

¿Por qué no puede ser?

Thelma se separa.

THELMA

Por nada.

ZEPPO

Por algo.

THELMA

Por nada.

ZEPPO

Por algo.

Ambos lo repiten, acercándose.

THELMA

¿Por qué estás buscando esa película?

ZEPPO

…No te lo puedo decir.

THELMA

Si me lo puedes decir.

ZEPPO

No te lo puedo decir.

Ambos lo repiten, acercándose.

ZEPPO

¿Y tú?

THELMA

Tampoco te lo puedo decir.

ZEPPO

Si me lo puedes decir.

THELMA

No te lo puedo decir.

Ambos lo repiten, acercándose.

ZEPPO

Pues vaya, eso es que aún no confías en mí.

THELMA

Igual que tú en mí, ¿no?

ZEPPO

Igual no, porque yo sí tengo algo que decirte.

Suena música de balada. Zeppo canta.

ZEPPO

Estoy aquí,

igual que tú

Te miro y planeo

Por el cielo azul

Pero bién me temo

Que te rías al oír

Que I love you

THELMA

Yo también,

igual que tú

Te veo y resplandezco

Con el mar azul

Pero me digo: Brenda

¿Cómo le vas a decir

que I love you?

(Parte B)

ZEPPO

Sólo un sueño

Que que nunca será nada

THELMA

Más que un sueño

Que siempre nos hará soñar.

AMBOS

Tú y yo,

igual los dos

Estamos asustados

De este gran amor

Sólo escucharemos

Bajo esta hermosa luz

Que I love you.

Entra Dumont y Groucho. Y Harpo y Chico por otro lado.

DUMONT

Henry, I, The same as you 
Te veo y me siento 
like a turtle-dude

CHICO

(Traduciendo, al público)

Como una tortola, se siente.

DUMONT

who needs to sing and jump
all over tu-rú-ru ru rú

Cos I love you.

ZEPPO Y THELMA

I love you

DUMONT

Túrururu, turúrurururu
turururu.

CHICO

Está cantando, la tórtola.

DUMONT

Túrururu, turúrurururu
turururu.

CHICO

Y además se repite.

GROUCHO

Daisy, yo, igual que tú 
Soy toro que a su vaca 
Mira y hace mú 
Sólo escucharemos
Bajo esta hermosa luz 
Que tú rú rú, tuuuururú.

Harpo gesticula cantando y Chico traduce al público mientras la música suena.

CHICO

Dice que nosotros -él y yo-
no tenemos nada que ver con todo este jaleo.
Que los tururús nos son completamente ajenos.
Y que sólo nos interesa la película (y un poco la rubia, pero ya son demasiados)
Así que haremos el paripé de cantar y bailar
y nos vamos corriendo, 
que esto ha de seguir.

El estribillo sí lo canto.

TODOS

Sólo escucharmos 
Bajo esta hermosa luz 
que I love you

GROUCHO

               …tuuuuuu rú rú. (Fin canción)

Daisy, ¿te he dicho alguna vez que te amo?

DUMONT

¡Ooooh, Henry! Yo también.

GROUCHO

(Aparte)

Bajo las alas de una tórtola no miraré más grullas. ¡Good night!

ZEPPO

See you tomorrow.

DUMONT

Bye.

THELMA

Strudell

ZEPPO

Good night.

HARPO

Bocina.

CHICO

Bye, bye.

THELMA

Strudels.

ZEPPO

Pero además de la canción yo quería decirte otra cosa… ¿No os vais?

THELMA

¡Vais, vais!

Todos se despiden y se van, dejando a Zeppo y Thelma solos en el salón.

ZEPPO

Ven, escondámonos tras este rododendro.

THELMA

No comprendo.

ZEPPO

Rododendro. El primer rollo de la película está escondido abajo en la bodega, pero el sobrecargo sólo dejará pasar a Henry, así que tendremos que ir con cuidado. Además, parece ser que Dumbarton puede estar a punto de llegar.

THELMA

(…) ¿Por qué me dices todo esto?

ZEPPO

Porque he tomado la decisión de confiar en tí.

THELMA

¡No!

ZEPPO

Si. Si me equivoco no será peor perder la película que perder otras cosas que también perderé si estoy equivocado.

THELMA

No comprendo.

ZEPPO

Rododendro.

THELMA

¿¡Pero quién demonios eres tú?!

ZEPPO

Parece que un galán de estos un poco insulsos pero buena gente, ¿no?

THELMA

De buena gente nada…

Lo besa fugazmente.

Ven, tenemos que ir a la bodega. Yo también tengo algo que enseñarte.

Salen. Harpo y Chico entran.

CHICO

¿Has visto? Ya sabía yo que era mucha rubia para éste. Tenemos que recuperar esa película sin contar con ellos.

Vamos por ahí.

(Señala al público)

Conozco un atajo.

Harpo pone cara de varios imbéciles.

¡Un hatajo de idiotas no, hombre! Un atajo a la bodega.

Salen por la platea. Entran Groucho y Dumont.

DUMONT

¡Dumbarton ha respondido que no le importa mi opinión y sus hombres llegarán en menos de una hora!

GROUCHO

Ya sabía yo que ese viejo zorro no le haría caso a una tórtola. Esto exige un plan de choque.

DUMONT

¡Bien!

GROUCHO

Ahora mismo iré a la bodega a recuperar el primer rollo, que está allí escondido.

DUMONT

¡Bien!

GROUCHO

Como ya es de madrugada haré como si ya estuviera durmiendo y se me hubiera olvidado algo, para que nadie sospeche.

DUMONT

¡Bien!

GROUCHO

Pero antes debo encontrarme de nuevo a solas con la rubia, es decir, con la señorita Brenda, para recuperar el segundo rollo.

DUMONT

Mñsbsí… but…no, yes, oh, no, maybe…

GROUCHO

¡Heisenberg, hágame el favor de abandonar ese cuerpo! (Heisenberg abandona el cuerpo de la Dumont) Vamos, enfrentemos nuestro deber.

Salen.

 

 

Escena 8: EN LA BODEGA DEL BARCO

De madrugada. Bodega del barco. Penumbra. Bidones, telas y algunos baúles.

VOZ OFF TEATRO

Bodega bajo la sala de fiestas del barco de pasajeros de la Batista’s North American Ferry Boat Line, en otro lugar del océano rumbo a Cuba, 2:30 p.m. no se por qué estoy hablando así desde que empezó el espectáculo, pero le he cogido el gustillo.

Se abre una puerta. Tal vez entra luz del exterior. Entran Thelma y Zeppo vestidos y maquillados de Groucho en traje de dormir.

THELMA

Menos mal que el sobrecargo se tragó lo del hermano gemelo de Henry.

ZEPPO

(En voz baja)

Shh, es mejor no hablar alto, la voz de Henry es fácil de reconocer. ¿Qué es eso que me tenías que enseñar?

Thelma va directa a otro baúl y saca la otra lata.

THELMA

Esto.

ZEPPO

Tu parte de la película…

THELMA

Exacto.

ZEPPO

¿Pero no estaba en Cuba?

THELMA

No creas todo lo que te digo…¿Y tu parte de la película?

Zeppo busca en un baúl.

ZEPPO

Conociendo a Henry, debe estar por aquí.

Aquí está.

THELMA

Ja,ja,ja.

ZEPPO Y THELMA

Schssss

THELMA

¿Y ahora?

ZEPPO

Toma.

Le da su cinta.

THELMA

No.

ZEPPO

Sí.

THELMA

No.

ZEPPO

He dicho que iba a confiar en tí.

Thelma le quita la película y la guarda. Saca un aparato.

ZEPPO

¿Qué haces?

THELMA

Nunca salgo sin mi microproyector. Y me muero por ver la segunda parte de la película, por si acaso no es tan valiosa como dicen. ¡Ven! A ver qué de tan terríble hicieron esos señores Marx. ¿No?

ZEPPO

Hermanos Marx.

Se sientan juntos de espaldas al público mientras acaban de preparar la proyección. Por platea entran Chico y Harpo vestidos y maquillados como Groucho en traje de dormir.

CHICO

¿Ves cómo este atajo traía directamente a la bodega? Pero está bien habernos disfrazado por si nos encontramos con el sobrecargo. ¡Shh! ¡Ahí hay gente!¡Escóndete! Y ésta ¿qué hace aquí?

Ambos se esconden sin que Thelma y Zeppo los vean, y mirarán la película cuando esta comience. Entra Dumont por un tercer lado, también maquillada y vestida de Groucho.

DUMONT

Oh, my god.(Empieza a balbucear)

CHICO

(Al público)

Dice que se ha perdido y que ha llegado al fondo de la bodega no sabe bien como.

DUMONT

(Balbuceando)

Como

CHICO

…pero que por si acaso se ha disfrazado de Henry, para intentar recuperar su película

DUMONT

película

CHICO

porque aunque le quiere no sabe aún si puede fiarse de él.

DUMONT

…no sé,no sé….

CHICO

Ah, y ahora dirá que ¡ahí hay gente, debo esconderme!

DUMONT

…esconderme…

CHICO

Y se esconderá.

DUMONT

…me escondo…

Dumont se esconde

CHICO

¡Ecco!

PELÍCULA. Exito. Fotos fijas.

Continúa de la última parte vista.

VOZ OFF

Efectivamente, lo más terríble sobre los hermanos Marx estaba todavía por destapar. Aunque artísticamente mejoraron mucho con el tiempo…

Fotos fijas de ellos triunfantes, de marquesinas de neón con sus nombres, de periódicos, etc.

VOZ OFF

En los últimos tiempos los servicios de inteligencía de este país han podido descubrir materiales que arrojan algo más que sombras sobre la imágen de estos cómicos… En 1930 Harpo viajó a Rusia, pero se detuvo un tiempo en Alemania… Hoy se ha descubierto, en el archivo de cine de Sttutgart este sorprendente documento.

El celuloide está en muy mal estado, pero a pesar de que los años no han pasado en balde sobre este testimonio…

Secuencia aficionada de Harpo enseñando a hacer gestos de cara a un joven y desconocido Hitler.

VOZ OFF

…podemos distinguir sin demasiada dificultad a los dos hombres: uno es el joven Harpo. El otro, por desgracia, aunque también joven, hoy no necesita presentación…
¿Sabía Harpo lo que se hacía enseñando mímica a este señor?

No lo sabemos, pero desde luego, sus lecciones le fueron muy útiles unos años después…

La imágen de un gesticulante Adolph y de un Harpo que lo mira conmiserativamente -como diciendo “este chico está loco”- se funde con imágen de archivo de las masas aclamando al III Reich…

VOZ OFF

Por no hablar de las imágenes ya sonoras tomadas por las cámaras de seguridad del Kremlin y robadas por uno de nuestros agentes especiales.

Secuencia, con un sonido muy metálico, de Chico jugando a las cartas con Stalin.

CHICO

Voy con Milwaukee y añado Wisconsin y Wyoming, camarada Stalin.

STALIN

Lo veo, camarada Chico, y aquí van Kazjastán y Pakistán.

CHICO

¡Pero si Pakistán no es suyo!

STALIN

Algún día lo será, ¿pakistan si no, ahí al lado, eh, pakistan?

(Ríen. La proyección va a oscuro pero sigue…)

 

THELMA

¡Esta película es un bombazo!

ZEPPO

¿¡Pero tú crees que esto es la verdadera historia de los hermanos Marx?!

THELMA

¡Mira, sigue!

Se reanuda la proyección.

14-groucho y castro y fin.

VOZ OFF

Y finalmente estas imágenes filmadas recientemente en superocho por el propio capitán Dumbarton, experto en Análisis Predictivo y Armas de Destrucción Masiva del Ejército de los Estados Unidos de América, infiltrado entre los rebeldes de Sierra Maestra.

Secuencia sin sonido de Groucho dándole un puro a Castro.

VOZ OFF

Secuencias todas estas que arrojan la escalofriante pregunta que da orígen a este documental: ¿son los hermanos Marx buenos americanos…?

La pregunta se sobreimpone a los créditos: Comité de actividades antiamericanas, FBI, Serie express de informes audiovisuales. Próximo informe: ¿Quién asesinó a Marilyn Monroe?. Fotos fijas de Marilyn, de la casa donde murió y alguna foto fugaz de Thelma.

Se levantan

ZEPPO

¡Eh!

THELMA

¿Qué pasa?

ZEPPO

¡Esa mujer…! ¡Cómo se parece a tí…!

THELMA

¿Marilyn?

ZEPPO

No, la otra.

THELMA

Todas las rubias nos parecemos, ya se sabe.

ZEPPO

Pero es increíble, también se parece a Thelma Todd.

THELMA

¿Ah, si? ¿Quien era?

ZEPPO

(Rememorando su romance con ella)

Una actriz que en sus tiempos fue muy guapa.

THELMA

¿Y por qué te acuerdas tú de esa vieja actriz?

Títulos: Informe sobre Thelma Todd. Edgar Hoover y Horace Dumbarton, 1953. Fin pelicula.

Groucho entra, vestido para dormir, copia exacta de los otros cinco.

GROUCHO

Gracias, señor sobrecargo.

ZEPPO Y THELMA

¡Henry!

GROUCHO

Si ve a la señorita Brenda dígale que estoy aquí abajo y necesito verla con urgencia, ¡he recorrido el barco buscándola pero ha desaparecido como si fuera un espíritu!

 

Thelma hace gesto apagar la luz.

Oscuro total. Ruído de los cinco moviéndose, exclamaciones, ohmygods y bocinas.

 

¡Hey, alguien ha apagado la luz! ¡Y además ha soltado a las vacas! Esto parece el metro en hora punta.

Gran ruído de los cinco espejos rompiéndose.

Ya se rompió la cristalería, espero que no me pise el elefante. (Se enciende una luz sobre él) ¡Ah!¡Por fin!

Coreografía de los espejos.

Desparrame final.

GROUCHO

¡Ahá! ¡Te pillé!

Gran confusión, gritos y carreras.

Al mismo tiempo se oye gritar desde fuera:

VOZ OFF FBI

Habla el FBI. Vamos a abordar el barco para recoger un material necesario en una investigación. No se preocupen, todo está bajo control.

Todos se caen en una gran confusión unos encima de otros, Dumont debajo de todos. Thelma agarra las dos películas y sale corriendo con ellas.

ZEPPO

¡Eh! ¡Espera!

THELMA

¡No puedo!

ZEPPO

¡Brenda!

Brenda, desde la puerta, se vuelve.

Lo siento pero tengo que hacerlo, es lo mejor. Creo que han venido a recogerme. ¡Fue divertido mientras duró!

Sale Thelma

ZEPPO

¡Espera, no puedes irte…!

Harpo consigue levantarse y se abalanza hacia ella, pero ella huye y cierra la puerta de la bodega por fuera. Zeppo va junto a Harpo. No pueden salir.

ZEPPO

Nos ha encerrado… ¡Brendaaaaa, ábreme la puertaaaaa!¿Qué significa todo esto?

GROUCHO

Que además de insulso eres un galán ingénuo. Y que  ella es de ellos y se acaba de largar con las películas.

ZEPPO

No puede ser, ¿por qué las robó entonces?

GROUCHO

Misterio… el servicio secreto está lleno.

CHICO

¡Porca miseria! ¡Lo sabía! ¡Lo sabía! ¡Sois imbéciles! ¡Os ha engatusado a los dos una mujer!

GROUCHO

Peor, a mí dos: me engatusó la rubia y me entortoló la morena. Pero si él (por Zeppo) no se hubiera metido por medio, le habría arrebatado su rollo con el mío.

ZEPPO

No puede ser.

Zeppo se sienta destrozado. Harpo se acerca a Dumont, que se había desvanecido bajo el montón de Grouchos. Llama la atención de los otros. Pone la oreja sobre su corazón, va a hacerle el boca a boca, pero no se atreve… para reanimarla usa sus zapatos. Vuelve a oscultarla y afirma: late.

GROUCHO

Oh, Daisy, te has desvanecido, igual que todos nos desvaneceremos tarde o temprano, y en nuestro caso me temo que será más temprano que tarde, porque ya es más tarde que temprano.

DUMONT

(Semi inconsciente, en el suelo)

Oh…

CHICO

Vuelve en sí la tórtola.

DUMONT

(Balbuceando)

Oh, my…

TODOS

(Ella balbucea cada vez más clara la frase…)

Sí, sí… Oh, my, oh, my, come on… Oh, my what?, oh my what…? Oh, my…

DUMONT

¡Oh, my god!

TODOS

¡Bravo!

GROUCHO

Nunca creí que me alegraría de volver a oírlo.

CHICO

Ya está despierta.

DUMONT

¿Oh… Groucho? ¡¡Oh, my God!! ¡¡Oh, my God!! ¡¡Ese lunar!!

GROUCHO

Ha enloquecido del todo.

DUMONT

¡Tú no eres Henry Expert!

GROUCHO

(Disimulando peliculeramente)

¿Cómo dice, señora?

DUMONT

¡Tú no eres ningún Henry Expert experto en los hermanos Marx! Ese lunar lo reconocería en cualquier parte. ¡Tú eres el auténtico Groucho Marx!

GROUCHO

No, no, no, no.

DUMONT

¡Y él es Chico!

CHICO

No, no, no, no.

DUMONT

¡Y Harpo!

Harpo toca la bocina imitando la negación de sus hermanos.

DUMONT

¡Y él… ay, cómo se llamaba el otro…? Lo tengo en la punta de la lengua…

ZEPPO

Zeppo.

DUMONT

That is, Cheppo. ¡Oh, my god! ¡I can’t believe this!

CHICO

(Al público)

No puede creerlo.

Los hermanos Marx se miran entre ellos.

GROUCHO

Bueno, sí, es cierto. Somos los hermanos Marx. Ya no tiene sentido disimular.

DUMONT

¡¡Oh, Julius, qué razón tienes! Yo tampoco soy Lady Daisy Olparrot-Rittenhause.

GROUCHO

¿Ah,no?

DUMONT

No. Soy Margaret Dumont, la rellenita. Pero hasta ahora no sabía que vosotros érais vosotros! ¡Qué cabeza la mía!

GROUCHO

Siempre has estado en el limbo, Margaret.

DUMONT

Sí, pero ahora te echaba mucho de menos, Julius…

GROUCHO

Yo también. Me echaba mucho de menos, en serio.

DUMONT

¡Oh, Julius…!

GROUCHO

¡Oh, Margaret!

Escena 9: FINAL

 

Se abre la puerta y entra Thelma.

HARPO

Toca la bocina

DUMONT

Oh, it’s she!

ZEPPO

¡Brenda!

CHICO

¡La rubia!

GROUCHO

¿La película?!

THELMA

La película ya está donde debe estar. Hola, chicos. Hola, señora Olparrot…

¿O debería decir Margaret Dumont?

CHICO

Nos ha oído.

Todos se quedan mirándola.

THELMA

Sí: me alegra haberme quedado a escuchar detrás de la puerta, y saber que les he robado ¡a los mismísimos hermanos Marx! No todos los días la rubia tonta les roba la película a los protagonistas…

He vuelto para enseñaros algo.

Introduce en escena el bidón de gasolina humeante. Los otros retroceden asustados.

DUMONT

¡Oh, my god, es una bomba!

ZEPPO

¡Brenda, qué es eso?

HARPO

Bocina

CHICO

(A Harpo)

No creo que sea una barbacoa. Creo que quiere incendiar la bodega con ese combustible para borrar su rastro.

GROUCHO

¿Está loca? Con lo caro que está el gasoil.

THELMA

Le hace gestos a Harpo para que se acerque a mirar dentro del bidón.

Es un regalo.

Harpo finalmente se acerca, temeroso. Mira, mete la mano con cuidado y saca un trozo de celuloide medio quemado.

Vuestra película. O lo que queda de ella.

Harpo mira al trasluz los fotogramas que aún se ven.

GROUCHO

¿La has quemado?!

THELMA

Sí.

Harpo confirma: es la película. Alegría y alboroto general.

CHICO

¡Brava ragazza, meu deus, ma brava da vero, io te abraccio!

Harpo y Chico la abrazan.

ZEPPO

¡Brenda, Brenda! Ya sabía yo que no podías ser tan dura. El que está blando ahora soy yo, que me derrito.

DUMONT

¿Pero y los agentes del Efbiai?

TODOS

¿Eh?

DUMONT.

Del FBI.

THELMA

Están descansando, me quedaba aún un poquito de esto…

Muestra el frasco de cloroformo y el pañuelo con el que durmió a Zeppo en la escena 5.

GROUCHO

En nombre de los hermanos Marx, de la liga de cómicos reunidos y de la asociación de espíritus puros (¿o era de la de expertos en puros?, da igual), te doy las gracias en nombre de todas, por no haber creído esa sarta de disparates filmados. No siempre hay que creer lo que parece.

THELMA

Por supuesto. Yo tampoco soy lo que parezco.

GROUCHO

¿Ah, no?

THELMA

No.

ZEPPO

¿No eres Brenda?

THELMA

No.

CHICO

¿No eres dura?

THELMA

No.

DUMONT

¿No eres rusa?

THELMA

…Hacía de alemana. Pero tampoco.

HARPO

Toca la bocina. (no eres rubia?)

 

THELMA

Eso sí lo soy, y desde hace mucho tiempo. Soy Thelma Todd, la rubia de vuestras primeras películas.

Nuevo revuelo general. Persiguen a la rubia.

DUMONT

¡Thelma!?

Se detienen.

THELMA

Sí, oí decir que estas películas habían salido a la luz, y vine para ver qué podía hacer.

CHICO

Por suerte convertirse en humo y desaparecer es el destino de la mayoría de las historias -pero sobre todo de las malas.

GROUCHO

Por eso es mejor escribirlas buenas y guardar copia en casa de una tía.

HARPO

Y sobre todo no creer ni la mitad de lo nos cuentan…!

CANCIÓN FINAL

TODOS

No crean nunca

Sin pensar antes

lo que les digan

los de allá

(señalan arriba)

Busquen, comparen,

contrasten fuentes,

pongan en duda

la realidad.

Con las mentiras

se hacen verdades

si te las cuentan

los de acá.

Si te las cuenta

la competencia

se hace mentira

la verdad

Por eso no se fíen

y en cuanto hablen de llagas

extiendan bien el dedo

para meterlo bien.

GROUCHO

(Hablado rápido)

Y si el dedo no llega a la llaga no lloren, que ya son mayorcitos, además, las llagas son algo asqueroso.

(Cantado)

Mejor sigan mi ejemplo

pues la mejor historia

es esa que yo mismo

ayudo a escribir.

TODOS

Mejor sigan su ejemplo

pues la mejor historia

es la que entre todos

logramos escribir.

ZEPPO

¡Thelma…! ¿O debería decir Brenda?

THELMA

No se, Brenda es un personaje que me gusta, pero

(con acento ruso)

¿tú qué prefieres…?

ZEPPO

Yo prefiero

CHICO

A ver por dónde salen estos…

ZEPPO

Llamarte por un nombre

Que tan sólo

Mi boca pueda pronunciar

THELMA

Vaya nombre

Más raro será ese

¿No es más fácil

llamarme como los demás?

HARPO

¡Ole!

ZEPPO

Pero entonces, Brenda, ¿hay alguna posibilidad de que Thelma me quiera?

THELMA

Yo no lo se, pero creo que ella cree que sí…

DUMONT

¡Oh, well, qué alegría…! ¿no?

TODOS

¡Qué bueno, que alegría!

Se han enamorado

la cinta se ha quemado

y todo acaba bien

DUMONT

Well, yo no se si bien porque hay algo que no entiendo…

CHICO

¿En serio? No me lo puedo creer.

GROUCHO

¿Y qué no entiendes, querida Margaret?

DUMONT

Pues que well…

TODOS

¡Qué bueno, que alegría!

Ya todo se ha aclarado

Nos hemos encontrado

y todo acaba bien.

DUMONT

Pero si ya estamos fallecidos, entonces: ¿dónde estamos?

TODOS

Aún no se ha enterado

que toda nuestra historia

fue dentro de un teatro

donde comenzó

DUMONT

¿Pero cómo comenzar? ¿No estábamos in the end?

TODOS

En in the end estamos

Y es sólo en un teatro

Donde esta historia nuestra

debe acabar.

Acorde final y oscuro. En video: the end e imágenes de los cuatro hermanos Marx, de Margaret Dumont y de Thelma Todd. Fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s